eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una comisión gubernamental aprueba construir una nueva ciudad para la minoría árabe

- PUBLICIDAD -
Una comisión gubernamental aprueba construir una nueva ciudad para la minoría árabe

Una comisión gubernamental aprueba construir una nueva ciudad para la minoría árabe

La Comisión Nacional de Planificación Urbana de Israel aprobó hoy la construcción de una nueva ciudad en la Galilea para la minoría árabe, en una decisión que busca hacer frente a la escasez de vivienda en los poblados de esta comunidad.

La decisión, de la que da cuenta la edición electrónica del diario Yediot Aharonot, contempla la construcción de 10.000 nuevas viviendas en una zona al este de San Juan de Acre (norte), y que se constituirá en ciudad conforme avancen los planes.

Su superficie será de 270 hectáreas, de las que 202 pertenecen actualmente al Estado israelí y el resto son de propiedad privada.

"La escasez de vivienda afecta a todos los grupos sociales de Israel y pone en dificultades tanto a la mayoría judía como a las minorías", afirmó el ministro de Vivienda, el ultranacionalista Uri Ariel, tras la aprobación del plan.

El programa, según el ministro, es "inteligente y cualitativo" y pondrá énfasis en los espacios verdes y la calidad de vida de sus habitantes.

La mayoría de las ciudades árabes en Israel datan de hace décadas y muchas hasta siglos, por lo que se caracterizan por una alta densidad de viviendas y no cuentan con una planificación moderna en la que la población disponga de espacios verdes o de entretenimiento.

"En el plan hemos prestado atención a una combinación de elementos como vivienda, empleo, servicios locales y regionales", agregó Ariel sobre la que será la primera ciudad árabe que se construirá en Israel desde la década de los ochenta.

En aquellos años la paz alcanzada con Egipto en 1979 forzó una reestructuración comarcal en el desierto del Negev (sur), en la que se crearon siete nuevas localidades para la población beduina.

La Comisión también aprobó hoy un plan de 3.600 viviendas en la localidad drusa de Daliat El Carmel, junto a la portuaria de Haifa.

La minoría árabe de Israel está formada por 1,8 millones de habitantes, la inmensa mayoría palestinos que quedaron dentro de los límites reconocidos del Estado israelí en 1948.

En los últimos años proliferan las quejas de discriminación por parte de esta comunidad hacia las instancias públicas israelíes, entre otras razones, por la restricciones para acceder a tierras estatales y paliar con ellas la demanda de vivienda que genera su alto crecimiento demográfico.

Hoy, un conocido publicista de esta comunidad, Musa Hasdie, dijo no oponerse a la creación de la nueva ciudad, pero se planteó si el viejo concepto de ciudades separadas para árabes y judíos, o el de algunas que son mixtas (San Juan de Acre, Yafo o Ramle), era el mejor para el país.

"No estoy convencido de que sea la decisión más inteligente. (...) La mayoría de los jóvenes árabes con estudios superiores se van a vivir hoy a ciudades mixtas con el fin de tener las mismas posibilidades de éxito que cualquier joven de otra comunidad", afirmó.

Las relaciones entre la mayoría judía y la minoría árabe se han visto deterioradas en los últimos quince años en relación con el conflicto palestino-israelí, y este último año una ola de racismo sacude con fuerza todo el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha