eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El conductor de la retroexcavadora asegura que no se drogó y culpa al autobús

- PUBLICIDAD -
El conductor de la retroexcavadora asegura que no se drogó y culpa al autobús

El conductor de la retroexcavadora asegura que no se drogó y culpa al autobús

El conductor de la retroexcavadora acusado del accidente que costó la vida a cinco niños del equipo fútbol del Monterrubio de la Serena ha declarado hoy que no había consumido drogas el día de la colisión y que ésta se produjo por el exceso de velocidad del otro vehículo, el autobús.

La segunda sesión del juicio oral por el accidente ocurrido el 8 de mayo de 2014 en la carretera BA-051, en el término municipal de Castuera (Badajoz), se ha centrado hoy en el testimonio de los dos conductores.

Ha comenzado el acusado, F.F.M., para el que el fiscal, Diego Yebra, pide cuatro años de cárcel por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave, doce delitos de lesiones por imprudencia grave y un delito de conducción bajo la influencia de sustancias estupefacientes, mientras que la defensa, a cargo de José Duarte, pide su absolución.

El acusado se ha acogido a su derecho de no contestar a las preguntas del fiscal y de las acusaciones porque considera que no se le ha tratado "igual" que al otro conductor, que, a su juicio, debería estar sentado en la vista "al lado" de él.

A preguntas de su abogado, ha asegurado que puso el intermitente 50 metros antes del cruce y que miró en ese momento, aunque no lo hizo después justo al girar hacia el camino. "Me confié", ha reconocido.

En ese momento, el autobús, que ya había iniciado la maniobra de adelantamiento a la retroexcavodora, colisionó contra este vehículo y no al revés, ha precisado el acusado, que ha subrayado que debido al impacto "terrible" que se produjo, giró por completo la máquina, de 9.000 kilos de peso, cuando iba a unos 15 km/h.

A continuación, pidió ayuda y le dijo al otro conductor "que estaba loco", "que como podía ir a esa velocidad", ha señalado.

El acusado ha declarado que quitó la máquina porque estaba estorbando en la carretera y la llevó a una finca de al lado, en lo que tardó unos dos minutos ida y vuelta.

F.F.M. ha manifestado que dio negativo en la prueba de alcoholemia y que le sorprendió cuando dio positivo en el de test de drogas de saliva, porque no había consumido nada ese día, por lo que fue a hacerse una de sangre al hospital.

Ha dicho que con un notario comprobó que desde el polideportivo de Herrera del Duque, en el que el Monterrubio había jugado ese día, hasta el lugar del accidente, se tarda una hora y 31 minutos a 70 km/h y el otro conductor necesitó sólo una hora.

"El culpable del accidente es él", ha recalcado, y cree que le han acusado para eximir de responsabilidad a la Junta de Extremadura.

El otro conductor, J.G.B., que ha comparecido como testigo, ha ofrecido una versión totalmente contraria, ya que ha dicho que el adelantamiento lo hizo correctamente y que fue la retroexcavadora la que invadió el carril izquierdo "de golpe y porrazo" y le dio con el "cazo" al hacer la maniobra de girar a la derecha.

En su intervención, ha ratificado su declaración ante la Guardia Civil tras el accidente, pero hoy, a pregunta de las defensas, no sabía o no recordaba muchas de las circunstancias del siniestro.

J.G.B. mantiene lo que dijo tras el accidente: "Ojalá me hubiera muerto yo". La defensa ha hablado de contradicciones en su declaración.

José Antonio Monago, presidente de la Junta de Extremadura cuando ocurrieron los hechos, ha negado por escrito que conociera al conductor del autobús y que, por lo tanto, hubiera amistad entre ellos, y que el contrato que daba servicio a esa ruta fuera de la Junta de Extremadura.

El fiscal ha modificado sus conclusiones provisionales para precisar que el accidente se hubiera producido "igual" a 70 -el límite permitido- que a 84 kilómetros por hora y que no habría habido colisión si el microbús hubiera circulado a 100 km/h., con el fin de recalcar que la velocidad no fue la causa del accidente.

Duarte ha añadido a las suyas que se ha vulnerado los derechos fundamentales del acusado a no sufrir "dilaciones indebidas" en la causa judicial y a tener un proceso "con todas las garantías".

En la maratoniana sesión de hoy también ha testificado el entrenador y varios padres, y mañana será el turno de los niños sobrevivientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha