eldiario.es

Menú

Un expresidente del Gobierno canario dice que España no acoge a más refugiados “porque no quieren venir”

El también exeurodiputado Fernando Fernández defiende que España "tiene abiertas sus puertas para recibir el cupo de inmigrantes que le corresponde"

- PUBLICIDAD -
Fernando Fernández, en una imagen de archivo.

Fernando Fernández, en una imagen de archivo.

Fernando Fernández, presidente del Gobierno de Canarias entre 1987 y 1988 y eurodiputado del Partido Popular (PP) hasta 2015, aseguró este lunes en una emisora de radio que España sólo ha acogido el 10% de la cifra de refugiados comprometida en 2015 (1.304 de los 17.337 del cupo firmado por el Ejecutivo central) porque los migrantes “no han querido venir” al país.

“En este momento, España está esperando recibir inmigrantes y no vienen. La mayoría, porque prefiere ir a Alemania y el resto está desperdigado por Europa”, ha manifestado el exdirigente popular en declaraciones realizadas el pasado lunes en el programa La tarde al día, de Radio El Día, con motivo de una charla que impartió esa misma tarde en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de La Laguna sobre refugiados, migración y asilo en la Unión Europea.

Según Fernández, España “no dio facilidades” para la acogida de refugiados “en los primeros meses, probablemente el primer año”, porque “la llegada masiva de inmigrantes, sobre todo de Oriente Medio, coincidió con los peores años de nuestro crisis”. Sin embargo, sostiene que en la actualidad el país “tiene abierta sus puertas para recibir el cupo de inmigrantes que le corresponde y, sin embargo, en Grecia no hay inmigrantes para venir a España”. “Los inmigrantes se han desperdigado por Europa; de muchos se sabe dónde están, pero de otros ni siquiera se sabe cuál es su paradero”, ha añadido.

Para el expresidente del Gobierno de Canarias, la crisis de los refugiados ha puesto de manifiesto “todas las debilidades” de una Unión Europea que se ha comportado “como malamente ha podido”. Fernández considera que esta crisis está en el origen de la salida del Reino Unido de la UE, “aunque no sea la única causa”, y también ha puesto de relieve “la insolidaridad de los nuevos miembros, de los países de la Europa central y oriental, por su incapacidad para participar en las políticas comunes de la UE en relación con la recepción de inmigrantes”.

El exeurodiputado ha señalado que la inmigración es “fundamental” para garantizar la viabilidad del proyecto de la UE, teniendo en cuenta que Europa tiene “una población decreciente con respecto a la población mundial”. Sin embargo, opina que “con la inmigración ilegal y lo que trae consigo, tampoco tiene futuro”. “Sin inmigrantes, nuestro futuro es negro. Y con los inmigrantes, tal y como los estamos recibiendo, nuestro futuro es también oscuro”, ha redundado.

Fernández no atisba una solución a corto plazo, aunque sí a medio y largo plazo si se acometen una serie de actuaciones. La primera, “que los Estados miembros que deseen participar en esa política de inmigración común adopten una misma posición ante el problema y los que no acepten, que pasen a formar parte de otra Europa, no digo que salgan de la UE, pero que no formen parte de este núcleo”.

El expresidente del Gobierno ha afirmado que, según los datos de la ONU, “sólo el 7,5% de los inmigrantes son refugiados” y, por tanto, pueden acogerse al derecho de asilo. “Los demás son inmigrantes económicos que, con toda la razón del mundo, huyen de sus países pobres y vienen a Europa buscando El Dorado”. “En España, casi la mitad de los inmigrantes que llegaron en el momento álgido de América Latina regresó a su país”, ha apuntado.

Según informó recientemente Amnistía Internacional, España tardará, al actual ritmo de acogida, 23 años en cumplir el compromiso adquirido en 2015. La ONG recuerda que hay más de 21 millones de refugiados en el mundo, de los que el 86%  está en países de ingresos bajos y medios.

Fernando Fernández fue investido presidente del Gobierno de Canarias el 29 de julio de 1987. Entonces militaba en el Centro Democrático y Social (CDS) y contó con el apoyo de su partido, las AIC, Alianza Popular (AP) y la Agrupación Herreña Independiente (AHI). Unos 16 meses después, el 30 de noviembre de 1988, perdió una cuestión de confianza en el Parlamento de Canarias fruto de su impulso a la Ley de Reorganización Universitaria de Canarias (LRUC), que creaba la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha