eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Trump es un experto haciendo trampas en el golf y lo dice alguien que ha jugado mucho con él

"Estoy segura de que paga bien a su caddie. No importa si envía la bola al medio del bosque, cuando llegamos la pelota está en mitad de la calle", dice Suzann Pettersen, jugadora de golf profesional

- PUBLICIDAD -
Trump en el hoyo 14 de un torneo de profesionales y aficionados en Bethesda, Maryland, en julio de 2017.

Trump planea la próxima trampa en el hoyo 14 de un torneo de profesionales y aficionados en Bethesda, Maryland, en julio de 2017. Patrick Semansky / AP

Suzann Pettersen, ganadora en 15 ocasiones del tour de la LPGA y compañera de juego en ocasiones de Donald Trump, asegura que el presidente "hace todas las trampa que puede" en el campo de golf.

Pettersen, que conoce a Trump desde hace diez años, dice que le tiene aprecio a pesar de no estar de acuerdo con sus ideas políticas, en una entrevista con el periódico noruego Verdens Gang.

"Hace todas las trampas que puede… así que no sé cómo es en los negocios," dice Pettersen. "Dicen que si haces trampas en el golf, lo haces también en los negocios. Estoy segura de que paga bien a su  caddie. No importa si envía la bola al medio del bosque, cuando llegamos la pelota está en mitad de la calle".

Trump tiene supuestamente un hándicap de 3, algo extraordinario teniendo en cuenta que es un hombre de más de 70 años que además gobierna un país. Pettersen se permite poner en duda ese índice.

"Él siempre dice que es el mejor del mundo tirando putts. Pero en todas las veces que he jugado con él, nunca lo he visto llegar ni de cerca a romper la barrera de los 80 golpes", asegura. "Pero lo extraño es que siempre que hablamos me dice que acaba de completar una vuelta con 69 golpes, o que acaba de batir un récord, o que acaba de ganar un campeonato en algún sitio. Y yo me río. Me gusta que me hagan bromas y me gusta hacer bromas, y Trump se lo toma bien. Debe de ser por eso que le caigo bien".

La noruega, que llegó al  segundo puesto del ránking mundial y ha ganado en su carrera de golfista más de 11 millones de euros, afirma que Trump es una persona más compleja que lo que se ve en público y que se "preocupa" por cuestiones que le resultan importantes. Sin embargo, la deportista aclaró que no está de acuerdo con sus ideas políticas.

"No apoyo las cosas que dice o que representa," señala Pettersen. "Me pareció muy raro durante la campaña presidencial que no fuera más inteligente en la forma en que comunicaba las cosas. Podría haber ganado más holgadamente, pero metió la pata con varias cosas que dijo. Eso le pasa por ser tan testarudo. No ha cambiado ni un ápice desde que es presidente."

Los presidentes republicanos no son los únicos que han hecho trampas al jugar al golf. Bill Clinton era conocido  por hacer "mulligans" o repetir el golpe, sin que se cuente en el recorrido, si quedaba descontento con el primer intento.

"Los que juegan con Clinton no sólo le conceden bolas que están a un putt del hoyo, sino que le conceden golpes en la calle, drives y golpes cortos", escribió Don Van Natta en un libro sobre presidentes que jugaban al golf. "Si alguien logra un par, Clinton también debe lograr un par. Si todos hacen triple bogey, Clinton hará un doble bogey".

Traducido por Lucía Balducci

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha