eldiario.es

9
Menú

"Buenismo", migraciones y Julio Anguita: la ultraderecha está ganando la batalla del discurso

El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini.

Permítanme un breve inciso personal a modo de introducción. La mitomanía es un sentimiento que me genera un reparo prácticamente automático; quizás sea lo natural en una persona a la que los simbolismos patrióticos, religiosos o similares le resultan particularmente extraños y lejanos. Sin embargo, a todo el que me conoce un poco le consta que con la figura de Julio Anguita siempre he hecho una excepción a ese planteamiento general.

Evidentemente, esta admiración personal parte de una afinidad ideológica de base, pero casi más relevante para mí ha sido el profundo sentido ético de servicio público que ha presidido su dilatada actividad política y la seriedad/rigurosidad que sin excepción han acompañado a sus posicionamientos y discurso. Respecto a lo primero, sigo sin tener ninguna razón que lo cuestione, pero en el segundo aspecto, en las últimas semanas se han hecho públicas algunas declaraciones del ex coordinador general de Izquierda Unida que me han sorprendido a la par que preocupado.

A raíz de  un artículo publicado en Cuarto Poder junto a Héctor Illueca y Manuel Monereo a principios de septiembre,  Julio Anguita ha intervenido en diversos medios de comunicación aludiendo a la existencia de “millones de personas” tratando de ingresar a Europa, calificando de “buenistas” que invitan a “venir a todos los que quieran” a aquéllos que defienden políticas migratorias y de fronteras alternativas a las actuales o afirmando que las “migraciones acabaron con el imperio romano”. Estas declaraciones se alejan del rigor característico del político cordobés, ya que:

Seguir leyendo »

Desahucios por alquiler, la nueva cara de un derecho convertido en negocio

Los últimos datos presentados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) referentes a los lanzamientos (desahucios) producidos en el 2º trimestre de 2018, no hacen más que confirmar nuestras afirmaciones de que la crisis, lejos de superarse, aún no ha terminado, sobre todo para los sectores populares con menos recursos.
Vemos que en el primer semestre de este año,  en Andalucía se han producido 5.250 desahucios, una media de 29 diarios, de los que 15 son por impago de alquiler. Se confirma la consolidación del cambio iniciado meses anteriores, por el cual los lanzamientos provocados mayoritariamente por el incumplimiento en el pago de los alquileres (2.772) superan en un 12% a las ejecuciones producidas por impago de las hipotecas (2.478).

En esto, mucho tiene que ver la situación en que se encuentra sumida Andalucía, con indicadores socio-económicos muy desfavorables para su población: más de 800.000 personas,  el 23,09%, en paro, el 37,3% de la población en riesgo de pobreza o exclusión social, en el pelotón de cola con  23.000 € de renta por familia, donde se encuentran 10 de los 15 barrios más pobres de España, etc.

Desde el año 2012 venimos denunciando que nos encontramos en una situación de Emergencia Habitacional que exige de las autoridades una actuación enérgica e inmediata y la única respuesta que encontramos es mera propaganda. Hoy, en nuestras ciudades, se da la irracional e inhumana situación en la que coexisten miles de viviendas vacías y miles de familias sin derecho a ellas.

Seguir leyendo »

Las 5W de la huelga de hambre dentro de prisión

Hace apenas una semana, el 1 de octubre, comenzó una huelga de hambre colectiva dentro de prisión, con la que personas presas repartidas por las cárceles de todo el Estado español pretenden llamar la atención y denunciar la situación en la que se encuentran las personas privadas de libertad en este país. En APDHA compartimos las principales reivindicaciones de esta huelga y, con el objetivo de servir de altavoz a un colectivo constantemente silenciado, queremos darlas a conocer y lo hacemos respondiendo a lo que se conoce en periodismo tradicionalmente como las 5W, es decir, What (qué), Who (quién) Where (dónde), Why (por qué) y When (cuándo).

What.- Las reivindicaciones

A las personas presas se les priva de su derecho a la libertad y, en ocasiones, de otros derechos ligados a su condena, como el derecho a reunión o a la intimidad familiar. Sin embargo, a este colectivo se le vulneran sistemáticamente otros muchos derechos que deberían disfrutar en las mismas condiciones que las personas en libertad.

Seguir leyendo »

iDental: el infierno sanitario que no sabe de vacaciones

Reunión de los afectados de Idental en la sede de APDHA en Sevilla.

El escándalo de iDental, clínicas que se presentaban publicitariamente como "dentistas con corazón", abarca ya a más de 240.000 personas repartidas por todo el Estado con necesidades urgentes de tratamiento, con procedimientos cobrados y no concluidos, con secuelas graves, y –para aquellos que no las sufren ya- con la incertidumbre de quién se responsabilizará de su atención cuando aparezcan los previsibles problemas generados por la evidente mala praxis en la ejecución de los trabajos.

Hace unos días un juzgado de Asturias condenó a iDental y al odontólogo interviniente a indemnizar a una paciente en casi 25.000 € por los daños irreparables acarreados. También la policía allanó 23 clínicas de la compañía, recuperando los expedientes de pacientes allí encontrados, necesarios para la práctica judicial y su posterior atención médica, depositándolos para su clasificación y custodia en hospitales públicos, que estarán disponibles para los afectados a partir del mes de octubre.

Los engaños, haciendo alusión a supuestas subvenciones estatales y una política comercial agresiva ofertando descuentos y financiando las operaciones con créditos bancarios (los bancos, ¡cuando no!) consiguieron un elevado éxito entre nuestras vecinas menos pudientes, que creían haber encontrado un tratamiento barato y accesible.

Seguir leyendo »

"Cuando cerraron los manicomios las cárceles se llenaron de locos"

Las palabras que sirven de título a este artículo son de un preso de la cárcel de Albolote y guardan una estrecha relación con una importante sentencia del Tribunal Constitucional (TC), publicada el pasado 17 de agosto en el Boletín Oficial del Estado. La sentencia ( STC 84/2018) resolvía un recurso de amparo presentado por J.M.C., quien previamente había sido absuelto de los delitos por los que había sido acusado por padecer enfermedad mental, y al que se le había impuesto como medida de seguridad el internamiento en centro psiquiátrico con un límite máximo de 12 años. Mientras se resolvían los distintos recursos presentados por su abogado, la Audiencia Provincial de Córdoba acordó que J.M.C. ingresara en la Unidad Psiquiátrica del Centro Penitenciario de Córdoba. Un año después de aquella decisión, la respuesta del TC sorprende por garantista, al reconocer que el ingreso en la Unidad Psiquiátrica era una “prisión encubierta, carente de absoluta cobertura legal”.

El internamiento en el centro psiquiátrico como prisión encubierta. El primer problema que plantea la sentencia del TC es qué hacer con una persona que ha sido absuelta de responsabilidad criminal pero a la que, en su lugar, le ha sido impuesta una medida de seguridad. En este punto, los distintos tribunales que han observado el caso se mueven en una tensión constante entre la “peligrosidad” del individuo y su rehabilitación. En teoría, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), «todo procesado absuelto será puesto en libertad inmediatamente», pero el mismo precepto establece como excepción el que se den otros motivos que hagan necesario el aplazamiento de la excarcelación.

Ante esta situación, en los últimos años encontramos, al menos, dos tipos de respuestas por parte de los tribunales: la prórroga de la prisión provisional o el internamiento en centro psiquiátrico. Entonces vemos como por un lado, en otro caso similar al que nos ocupa, la Audiencia Provincial de Cádiz decidió prorrogar la privación de libertad provisional mientras esperaba la finalización del proceso judicial.

Seguir leyendo »

Cuando cierra el colegio

Estos días, tras el fin de curso, las puertas de los colegios se han cerrado. Tras la alegría del acceso a las vacaciones, para muchos niños y niñas se abre otra realidad: la de la pobreza. Y es que cuando cierra el colegio se abre en canal el drama de muchas familias que empiezan a tener serios problemas para atender a sus hijos e hijas y para poder ofertarles lo más básico. Son momentos del curso donde se visibiliza de una forma clara la más absoluta desigualdad en la que vive la infancia de nuestro país, sobre todo en los entornos más desfavorecidos.

Las cifras son demoledoras. Queremos hacernos aquí eco de un estudio de la ONG EDUCO que con el título de "L os otros niños de la llave" ha pasado desapercibido pero que, desde el área de educación de la APDHA, nos parece esencial que le dediquemos una breve reflexión.

Las personas que nos dedicamos a la educación ya habíamos oído hablar de los niños de la llave, es fácil identificarles al cruzarnos con ellos y con ellas. Llevan colgadas las llaves de su casa y en muchos casos no es un ejercicio de autonomía personal. Se trata de niñas y niños que están solos en casa. Sus padres no pueden ir a llevarlos ni a recogerlos de ninguna de las actividades extraescolares, ni pueden asumir el coste de los talleres, colonias o campamentos de verano que surgen en estas fechas.

Seguir leyendo »

Las costas andaluzas, dique contra las migraciones y los derechos humanos

¿Dónde estamos? ¿Por qué nos han traído aquí? ¿Qué van a hacer con nosotros? En el polideportivo de Barbate, tras pasar una noche sobre cartones en el suelo y sin apenas haber probado bocado, lo peor era la angustia de la incertidumbre, que se mezcla con una alegría contenida: tras un infierno de meses, han logrado atravesar el Estrecho y han cubierto otra etapa más en su periplo migratorio.

Seguir leyendo »

Barcos para rescatar derechos

El pesquero Al Awda (El Retorno) navegará desde puertos escandinavos, por la costa atlántica europea, para adentrarse en aguas del Mediterráneo rumbo a Gaza.

La Asamblea General de Naciones Unidas resolvió en el año 2000 celebrar cada 20 de junio el Día Internacional de las Personas Refugiadas.

Podría dar la impresión de que esta resolución celebrase la aplicación de los mecanismos de protección internacional necesarios para dar respuesta a la situación de millones de personas, marcando un punto de partida para la gestión eficaz de una injusticia de calado histórico. Sin embargo, la realidad es que la conmemoración del Día Internacional de las Personas Refugiadas lo único que ofrece es la oportunidad de evaluar y ver cómo se degrada año tras año el papel de las naciones en materia de Derechos Humanos. Lamentablemente, se demuestra cómo se ha intensificado el proceso de reversión de los valores éticos y humanitarios a una velocidad aterradora. Las organizaciones de defensa de Derechos Humanos señalan con insistencia la hipocresía, el incumplimiento y la inoperancia de los Gobiernos.

Preocupa, además, el impasse psicológico y social en el que parece caer la población cada vez que el horror de naufragios, rechazos de los Gobiernos a operaciones de salvamento, devoluciones en caliente, criminalización de cooperantes,  internamientos, maltratos, casos de esclavitud a cargo de mafias que controlan las costas libias y un largo etcétera de crueldades, se nos presentan como acontecimientos inevitables. Destaca el ascenso del discurso xenófobo que impulsado desde la extrema derecha (y no tan extrema) está permeando con fuerza en todas las capas de la sociedad.

Seguir leyendo »

Barrio de Los Pajaritos: frente al abandono, nuestra dignidad

He dejado de contar los numerosos artículos sensacionalistas, de crónica fácil, que salen en los medios de comunicación y que desprestigian constantemente al barrio en el que vivo junto a la mayoría de mi familia. Seguro que alguna vez habréis escuchado hablar de Los Pajaritos o Tres Barrios, en Sevilla, y lo primero que se os viene a la mente es droga, violencia, pobreza y paro.

Pero los vecinos y las vecinas del barrio empezamos a sentir cansancio de que nos señalen, de que nos tachen de ser un barrio sin futuro y que las acciones de unas pocas personas estigmaticen al resto. Sabemos de sobra que mucho de lo que se dice es verdad, pero nos resulta tan repetitivo que al final nos creemos que vivimos así porque nos lo merecemos y que somos responsables de la “miseria” que nos rodea, e incluso ya no nos resulta extraño y lo vemos hasta normal.

Pero mi barrio no es normal. De eso te das cuenta cuando sales de él y ves que, lo que pasa allí, en otros sitios no se repite.

Seguir leyendo »

Las putas estamos aquí, siempre hemos estado

La realidad siempre depende de quién la vive. Y por supuesto, de quién la cuenta. Las Prostitutas de Sevilla hemos empezado hace pocos meses un trabajo horizontal para constituirnos como colectivo de apoyo a todas las personas que ejercen el trabajo sexual.

Por supuesto, no tenemos muchos recursos. Pero nos estamos haciendo hueco por nuestra simpatía y porque cuando nos escucháis hablar, os resulta muy fácil entender lo que necesitamos. Este escrito es para presentarnos oficialmente con nuestra propia voz ante la sociedad y en los medios de comunicación porque aunque agradecemos a los periodistas su asistencia a los eventos putisociales, queremos garantizar que el mensaje que damos las Putas de Sevilla sea claro y no se vea distorsionado por desconocimiento, desinformación o cualquier otro mal social, dramáticamente relacionado con la estupidez humana.

Las prostitutas sevillanas están trabajando sin cobertura social, política, jurídica o sanitaria. Como cualquier trabajador o trabajadora; demandamos cotizar en la Seguridad Social, y contratos de trabajo legales. Más allá de esto, también queremos acabar con la violencia sistemática que sufrimos las personas que ejercemos el trabajo sexual: la falta de derechos nos convierte en sujetos vulnerables ante los abusos policiales, los asesinatos por violencia de género y las cacicadas de los ayuntamientos y los clubes de alterne.

Seguir leyendo »