eldiario.es

9

Los Derechos Humanos y la Renta Básica Universal

Durante los días 17 al 19 de octubre tendrá lugar en Sevilla el XIX Simposio Estatal y I Ibérico de la Renta Básica Universal. Estudiosos y representantes de la sociedad civil de los estados portugués y español pondrán en común y debatirán sobre los avances del movimiento por la implantación de la medida: un ingreso a toda la ciudadanía, que iguale el umbral de la pobreza, individual, e incondicional; esto es la Renta Básica Universal (RBU). La asociación organizadora es Andalucía por la RBU, coordinada con la Red Renta Básica -que integra a las entidades que en el conjunto del Estado defienden su implantación- y con la asociación homóloga portuguesa Rendimiento Básico Incondicional, que aglutina a los partidarios del país vecino.

La continuidad de estos encuentros demuestra la solidez del movimiento asociativo y el crecimiento de las personas convencidas de la necesidad de la RBU para el avance de la justicia, la equidad, la autonomía personal y la seguridad material básica de todos y todas, es decir, para el avance de los derechos humanos. Lo reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos Emergentes, aprobada en la Conferencia de Monterrey en 2007, que incluye la RBU como uno de ellos. Y así se ha pronunciado el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Philip Alston, que en comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos reunido en Ginebra en junio de 2017 ha declarado: “…la renta básica universal ofrece una solución audaz y creativa a muchos problemas acuciantes que están a punto de empeorar aún más, como consecuencia del rumbo hacia el que la economía mundial parece orientarse de manera inexorable”.

Hablaremos en Sevilla de las experiencias de RBU que tienen lugar en distintos países o ciudades del mundo, con especial atención a la impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona; de las fórmulas y posibilidades de su financiación, con una mesa dedicada a su viabilidad económica en Andalucía; de los efectos que tendría sobre la emancipación de la mujer; de las posibilidades que abriría para el avance del cooperativismo y el amparo de los bienes comunes, y, finalmente, de la filosofía política que la sustenta.

Seguir leyendo »

La emergencia climática es también una emergencia en derechos humanos

La cumbre sobre la acción climática organizada por Naciones Unidas en Nueva York y la movilización mundial por el clima, apoyada masivamente por estudiantes, sindicatos y multitud de organizaciones sociales del norte global, han marcado la agenda social y política de la semana pasada. La necesidad de actuar responde a una emergencia antigua, protagonizada anteriormente por defensores y defensoras pertenecientes a comunidades indígenas, pero que hoy parece manifestarse con mayor contundencia en las conciencias de occidente.

La esperanza nunca se pierde, aunque no podemos dejar de recordar que llevamos cayendo por el abismo demasiado tiempo. Es larga la lista de personas defensoras del medio ambiente que han invertido su tiempo, su seguridad e incluso han perdido la vida al enfrentarse a Gobiernos y macroempresas extractivistas. El año 2017 fue considerado por la organización Global Witness el año con más muertes registradas de personas defensoras de la tierra y el medio ambiente. Un año antes era asesinada Berta Cáceres, un caso que aún no ha acabado por esclarecerse.

Las valoraciones actuales sobre la situación medioambiental no son nada halagüeñas; los efectos se dejan notar en todas las facetas de la vida de la población mundial, el proceso no deja de acelerarse y los tiempos de reacción se agotan. Al malestar de las personas más jóvenes, se une la reiterada constatación de que la voluntad de gobernantes y corporaciones no parece estar por la labor de detener su voracidad por los recursos del planeta.

Seguir leyendo »

Las tanatopolíticas del Gobierno Sánchez

Puerto de Málaga, durante un desembarco de personas migrantes

Durante el año 2018, la gestión de los flujos migratorios en la frontera sur fue un auténtico caos. Ni el Gobierno del PP primero ni el Gobierno del PSOE después pusieron en marcha medidas para abordar el anunciado y archisabido incremento que se iba a producir en la llegada de migrantes a España por el cierre de las rutas del Este y centro del Mediterráneo.

Como se sabe, en 2018 llegaron a nuestro país por la frontera Sur más de 64.000 personas, un significativo incremento con respecto a las más de 28.500 del año 2017. La gestión fue un verdadero caos, un desastre sin paliativos: centros de detención improvisados, personas migrantes alojadas de cualquier manera y en cualquier sitio, o andando por las carreteras tras ser dejadas a su albedrío sin documentación por una policía colapsada

Como se pensará, con razón, este desbarajuste lo pagaron las personas que habían llegado, que fueron maltratadas y desconsideradas y cuyos derechos fueron ignorados, cuando no directamente pisoteados.

Seguir leyendo »

"Encerrar a todas", esa es la ley

- “Vamos a tener que detenerte”

- “Qué van a hacer, pobres, ellos solo cumplen con su deber”

Cuando escuché la frase de Ángel, un escalofrío me recorrió el cuerpo. Sentí necesidad de escribir de esto. Rabia, pena, coraje. No sé cuántos sentimientos me inundaron. Tenía que escribir algo. Este no es un buen momento para estudiar, leer o escribir. La reproducción de la vida me ocupa - con mucho gusto - el mayor tiempo de mi día y el trabajo intelectual obligatorio tengo que gestionarlo en pequeños ratos libres. No me da la vida para estudiar y escribir sobre un tema que no es de esos que la academia (me refiero al sistema universitario, no a la institución del cine) llama “tu línea de investigación”. Ni siquiera es un ámbito propio de penalistas, sino de procesalistas. Pero tenía que escribir algo. Todos los días desde aquel principio de abril se me ha pasado por la cabeza decir o escribir algo.

Seguir leyendo »

Las personas trans y los derechos humanos: conocer para re-conocer

Imagen del artista austríaco no binario Nathan Cha. Instagram: @nathancha_

Las ideas sobre el género todavía se caracterizan por plantear dicotomías, opuestos, lo que suponen clasificaciones rígidas de "hombre" y "mujer". Estas dos categorías son muy diferentes y continúan influyendo en la forma en que la sociedad piensa los roles de género.

El hecho de que para muchas personas las categorías ya determinadas de ‘hombre’ y ‘mujer’ no son suficientes para describirse a sí mismas es una realidad que con frecuencia se olvida en el discurso dominante. Esta falta de conocimiento sobre “posibles espacios intermedios” conduce a una falta de conciencia de diversas realidades de género. La mayoría de la sociedad desconoce lo que significa ser trans*, porque en los medios de comunicación a menudo se menciona solo de manera sensacionalista. Por eso, el conocimiento sobre personas trans* impulsa su visibilización y ayuda a formar una imagen más adecuada.

«Es importante decir que no hay una forma de ser trans*. El término transgénero* actúa como un término general para muchas identidades diferentes, que cruzan los límites de género social y culturalmente normalizados. El término incluye a aquelles que viven en un género social diferente al género que se les atribuye al nacer debido a sus características físicas. Además, el término transgénero* incluye tanto a las personas que viven el deseo de ‘cambiar’ permanentemente al otro género social, como a las personas que no pueden o no quieren identificarse claramente dentro del espectro ‘masculino’ o ‘femenino’ y deciden vivir su vida en una forma no-binaria.

Seguir leyendo »

Déjate fichar por los Derechos Humanos: basta de represión

Desde la APDHA en Sevilla ponemos punto y aparte a la campaña “Por la Defensa de los Derechos y Libertades” que hemos llevado a cabo este curso 2018/2019.  La hemos hecho  en el marco de una estrategia transversal, y a medio/largo plazo, de denuncia de la represión de la protesta, sirviendo el presente escrito como cierre de la colección de artículos que hemos ido publicando: en primer lugar queremos dar las gracias a todas las personas que han participado en ellos. Gracias por haber colaborado con la campaña, gracias por haber compartido su opinión, experiencia o punto de vista; pero por encima de todo, gracias por ser lo que son, y por hacer lo que hacen: personas que de manera altruista luchan por una sociedad mejor y más justa, a pesar de la represión que, precisamente, pretende denunciar esta campaña.

A partir del compendio de relatos que hemos presentado podemos hacernos una idea bastante fidedigna de la complejidad del fenómeno represivo; de cómo a través de acciones puntuales e individuales y de limitado alcance se genera una onda expansiva intimidatoria que nos alcanza a toda la población; de cómo ese es el fin de la represión, tenernos con la boca cerrada, dóciles y serviles. De las vivencias narradas en los artículos extraemos importantes enseñanzas, como la dureza y crudeza de muchas etapas de este camino; pero también lo valioso y necesario que es el apoyo mutuo, la organización colectiva y la creación de redes que permitan afrontar el choque.

El fenómeno de la represión del Estado no es algo ni mucho menos novedoso; pero es evidente que vivimos un período de la historia de retroceso de derechos y libertades, que intensifica la acción represiva del Estado para poder llevar a cabo dichos recortes. Por ello, más que nunca, es necesario alzar la voz y no permitir que el intento de imposición del pensamiento único que nos gobierna se encuentre sin respuesta.

Seguir leyendo »

Buscaban refugio, se lo denegaron y han perdido sus vidas

Esta vez han sido 22 personas las que venían de más allá del Sahara, pretendían llegar a España, se les había negado un tránsito migratorio seguro y han perdido sus vidas en el Mar de Alborán. ¿Más de lo mismo? No. Estamos cansados de contar muertos y son muchos más los migrantes desaparecidos y nos negamos a los números sin nombres y a aceptar noticias que hoy son y mañana ya no son. Estamos doliéndonos del hecho de que 22 personas, que tendrían pareja, padres, hijos, hermanos y amigos, como cualquier ciudadano, hayan perdido la vida y hayan dejado un hueco impregnado de dolor en otras vidas.

Ante la noticia de la tragedia, nos es obligado compartir sentimientos de dolor con  las personas allegadas a las víctimas y compartir también sentimientos de indignación con las personas que reconocen que son muertes que nunca debieron ocurrir y que no deben caer en el olvido, ni en la impunidad. También son de recordar y merecedoras del abrazo solidario, las personas que han logrado salvar la vida y han compartido con  las personas fallecidas la angustia de la desesperación.
En el Día Mundial de los Refugiados, propuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas, la noticia de la muerte de estas 22 personas debe ser un aldabonazo en las conciencias de los que están elaborando y consintiendo las políticas migratorias implantadas, y las de aquellos que las dictan desde su situación de poder.

Sin ceder a elucubraciones tendentes a desviar responsabilidades, hay algo que se debe dar por seguro: las personas que han entregado su vida en la precariedad de una patera venían buscando refugio para sus vidas y quizás también para las vidas de sus familiares; nadie pone la vida en tanto riesgo de perderla si no está fuertemente impelido a salvarla. No se puede olvidar que el proyecto migratorio, en la mayoría de los casos, desde sus inicios, tiene en su tránsito el riesgo de perder la vida, Son muchas las personas que pierden sus vidas o las ven destrozadas, antes de llegar al Mediterráneo.

Seguir leyendo »

El largo brazo del sionismo

Hace poco conocíamos que el New York Times, un periódico de referencia en medio mundo, había decidido retirar sus tiras satíricas internacionales tras las presiones del lobby sionista, por haber publicado una caricatura de Benjamin Netanyahu con Donald Trump. Estrechando los marcos de la libertad de expresión, el NYT claudica lamentablemente ante el Estado de Israel, y nos sitúa descarnadamente ante los límites de un periodismo cada vez más sometido a los verdaderos poderes fácticos.

El largo brazo de Israel y sus intereses ya lo pudimos percibir aquí, cuando en febrero de 2014 se votó en el Congreso (por la vía rápida y conjuntamente por el PSOE y el PP) la limitación de la capacidad de los jueces españoles de investigar y procesar delitos bajo el paraguas de la ley de jurisdicción universal. Justo cuando una de las querellas presentadas trataba sobre los bombardeos cometidos por Israel la medianoche del 22 de Julio de 2002 y que costaron la vida a un miembro de Hamás, a su guardaespaldas y a 14 civiles palestinos (entre los que se contaban ocho niños).

Uno no es de naturaleza conspiranoica, pero la capacidad del Estado de Israel para limitar la acción de los Gobiernos de todo el mundo en la condena de sus tropelías contra el pueblo palestino es cada vez más evidente. La Unión Europea es un ejemplo viviente: siempre entre el quiero y “no puedo”, siempre sin salirse de la mera condena moral a las terribles acciones del Estado de Israel, pero nunca cuestionando los acuerdos de asociación preferenciales ni, mucho menos, tomando medidas concretas de sanción por la flagrante violación de los derechos humanos. Le queda, eso sí, el papel de “pagafantas” de los destrozos israelíes en Palestina.

Seguir leyendo »

Por una ciudadanía plena: "Aquí vivo, aquí voto"

El 73% de los extranjeros que viven legalmente en España no tiene derecho al voto

Hace poco un amigo me dijo “llevo treinta y tantos años en España y todavía no sé lo que es votar para elegir el alcalde de mi pueblo”. Esta situación tan absurda se repite cada vez que hay elecciones municipales. Las personas extranjeras vecinas de nuestros municipios, que trabajan y viven en ellos, que es en esos municipios donde pagan sus impuestos, donde quienes tienen hijos e hijas las llevan al colegio, donde se compran - si su situación económica lo permite - una casa; en definitiva, donde son un ciudadano o ciudadana más, se encuentran con la realidad de que no tienen derecho al voto para elegir a quienes llevarán las políticas municipales de “su” ciudad.

Las políticas migratorias de España y la UE incluyen los Programas de Integración de Inmigrantes, entendiéndose como integración a todas aquellas políticas que tienen que realizar los Gobiernos con el objetivo de que los y las inmigrantes participen en la sociedad de destino. Pero la realidad es que se confunde la integración con la asimilación: las personas migrantes deben acoger nuestra cultura, perdiendo, si es posible, la suya, para ser bien recibidas y ser bien vistas por la sociedad de acogida.

Pero la realidad es que, dentro de esta integración y participación, nuestra legislación no reconoce el derecho de las personas extranjeras en España al sufragio activo y pasivo. Poca integración existirá si no se les deja participar en la vida pública de la ciudad en la que residen.

Seguir leyendo »

Nuevas muertes de migrantes, más fracaso de las políticas migratorias

Ahora ha sido en el Estrecho de Gibraltar. Han sido tres mujeres, una de ellas embarazada, las que han perdido la vida cuando, con otras 69 personas migrantes, pretendían alcanzar Cádiz desde las inmediaciones de Larache. Habían salido en la madrugada del lunes. La Marina marroquí rescató a los 69 supervivientes, pero no pudo rescatar los cadáveres de las tres mujeres fallecidas.

A esta tragedia llevan las políticas europeas y española de xenofobia. Políticas de contención y rechazo a la persona migrante por medios cruentos. Políticas de negación del derecho a emigrar e incumplimiento de la obligación de dar refugio a quien busca salvar la vida. Especial gravedad tienen estas políticas que matan cuando en el origen del proceso migratorio existen circunstancias que imponen una emigración forzada. La sombra negra de un neocolonialismo depredador,  amparado por los Estados del Norte, planea sobre África y cuando sus víctimas llegan al Norte buscando vida y libertad, el Norte las rechaza con fronteras.

No es cuestión solo de solidaridad que, por cierto, la tienen criminalizada y ahí tenemos el caso de nuestro bombero Miguel Roldán, procesado por Salvini por salvar la vida de migrantes en naufragio. Es cuestión de justicia y con la justicia debe ir la reparación. Que los causantes de la emigración y su cómplices, además de no impedir las causas, nieguen a las víctimas vías legales y seguras por las que salvar la vida, incurren en una crueldad sin paliativos.

Seguir leyendo »