eldiario.es

9

'Tres negritos' de Pedro Sánchez

El misterio de que Sánchez repita elecciones con riesgo de que gobierne PP+Cs+Vox versiona Diez negritos de Agatha Christie en su "quemar" a Rivera, Iglesias y Errejón

Se sabía que afloraría un día el revulsivo de desencantados de Podemos en la línea Errejón, pero ser "pegamento de la izquierda" requería más cocina interna previa

Errejon Iglesias y Rivera para articulo tres negritos de Pedro Sánchez

Íñigo Errejón, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Es un misterio por qué el socialista ganador de las generales, pudiendo ser presidente de Gobierno pactando con izquierdas, repite elecciones y se expone a que gane la derecha. Pedro Sánchez ya ha sobrevivido dos veces al abismo de la historia sin pena ni gloria, ¿por qué arriesgarse?

  • Tras los comicios del 20-D 2015 en que Pablo Iglesias se pasó con esa rueda de prensa de Gobierno paralelo de Podemos y, como ha contado Sánchez, la elite financiero-mediática y el aparato del PSOE en manos de Susana Díaz forzaron la abstención del PSOE para investir a Rajoy, Sánchez casi se esfuma.
  • Luego, la traición de Antonio Hernando, César Luena, Patxi López… casi le hace no presentarse a las primarias donde las bases le resucitaron frente a las opciones de los barones: Susana Díaz y el propio Patxi López.

¿Y si a la tercera es vencido?

Ningún sondeo da una subida en votos al PSOE como para ese Gobierno en solitario en que se empeñan Sánchez, Calvo, Lastra, Ávalos como si tuvieran la mayoría absoluta de 176 escaños y no los 123 que los votantes les han dado.

El rostro de Sánchez tan feliz de conocerse ese 2014 en que le sacaron de la chistera para frenar a Madina, tan defraudado ese 2016 de su casi entierro político, destila hoy confianza. Dice su gurú, Iván Redondo, que porque en España gana "la mayoría cautelosa", obviando que esta votó a González y Zapatero como a Rajoy y Aznar.

 ¿Y si Pedro Sánchez e Iván Redondo saben de antemano que el partido está ganado. No hablo de pucherazo. Sino de billar. Y de que la jugada el 10-N sea librarse de una tacada de los tres contrincantes que le disputan electorado: del centro (Albert Rivera) a la izquierda (Pablo Iglesias) pasando por el centro-izquierda (Íñigo Errejón).

Para ser pegamento Más País necesitaba fuego lento

Desde Vistalegre 2 y Más Madrid –incluso antes, cuando la cadena de tuits #AsíNoIñigo- existía el runrún de que errejonistas y desencantados de Podemos lanzarían alternativa nacional. Pero Más País, que nace ahora con la virtud de combatir el abstencionismo y con los apoyos destacables de Compromís, Equo y Xunta Aragonesista, es también una oportunidad perdida.

La prisa y falta de solidez, la constitución en una asamblea de 300 madrileños, un nombre más nacionalista que globalista que remite al "patriotas de Trump" cuando Podemos venía del Yes, we can de Obama, el hiperliderazgo de Errejón (¿Por qué Rita Maestre descarta acompañarle? ¿Cuál es el equipo?)... Para no destejer más la ya descosida izquierda, antes de erigirse en pegamento entre PSOE y UP, había que haber cocinado Más País con cariño y fuego lento. 

Teresa Rodríguez, en Andalucía, ha intentado hacer de puente entre las dos corrientes, errejonista-pablista/IU. Pero ni la han oído, ni han accedido a dar voz a esta Andalucía de 8 millones de habitantes, más que 13 de los 27 países de la UE, en el Congreso de los Diputados donde suenan demandas de Cantabria o Canarias.

10-N para "quemar" a Rivera, Errejón e Iglesias

Si tras el escrutinio del 10N dieran los números para un acuerdo post-electoral PSOE, Más País y UP con nacionalismos, ¿Sánchez puede creer que ahora habrá más confianza que en verano o más agravios enconados?

¿Es concebible un pacto PSOE, Ciudadanos, Más País sin achicharrar a Rivera? ¿A Errejón sus bases le instarán ¡Con Rivera sí!?

¿Y si los votos no dan para opción de progreso? Ganan el PP de Casado, Ciudadanos y Vox.

¿Perdería Pedro Sánchez? En Ferraz nadie le discute ahora que su línea es la de la elite financiero-mediática y el aparato. La XIV legislatura no será fácil con la resaca de la sentencia del Supremo a los independentistas catalanes y la crisis económica global que se augura. Durará menos de cuatro años. Que la sufra Casado. Sánchez  postergaría la victoria, con paciencia, en un rol de estratega. Y antes de cumplir los cincuenta estaría reforzado para, ahí ya sí, hacer crecer al PSOE en votos y escaños.

Mientras, Unidas Podemos, Más País, Comunes, Compromís, Equo, Adelante, las Mareas, Chuntas… la izquierda-izquierda que en las 1001 asambleas se prometió no devenir sopa de siglas, la que lucha por subir el salario mínimo, por una fiscalidad y educación pública ascensor social, por derogar la reforma laboral y cambiar el sistema productivo para salvar el medio ambiente y evitar que la robotización implique el paro masivo, ¿en qué habrá quedado? ¿Podéis imaginarlo? 

Ojo al título alternativo de Agatha Christie para Diez negritos: "Y no quedó ninguno..."

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha