MARBELLA

Ferraris en la montaña y motos de agua en la piscina: la opulenta vida familiar de la alcaldesa de Marbella

Néstor Cenizo

0

El patrimonio de Ángeles Muñoz, abultado y de dominio público por su condición de senadora, hace tiempo que dejó de parecerse al de cualquier médico de familia, la profesión que ella ejerció hasta 1994. Su fortuna, que no oculta, permite a la alcaldesa de Marbella y a su familia acceder a una vida plena de exquisiteces, con algunas excentricidades: coches de competición y un yate; una mansión y un dúplex en Benahavís, una casa en Suecia, otra en Madrid; un atraque en Puerto Banús; hipotecas inversas en el extranjero que difuminan el verdadero tamaño de la cuenta corriente; una moto de agua en la piscina. Y algunas cosas más.

Ángeles Muñoz: la anfitriona de los jefes del PP en la Marbella del lujo

Más

Suele apuntarse el gusto por el lujo de la alcaldesa. En el triángulo que conforman los vértices de Nueva Andalucía, Guadalmina y Benahavís, puede que tampoco sea lo inusual. Pero algunas fotos resumen el acelerado tren de vida y las extravagancias que rodean a la alcaldesa en su vida familiar. En ellas, uno de sus hijos hace cabriolas con una Kawasaki en la piscina de la mansión familiar.

La vivienda, situada en el punto más alto de la Vega del Jaque (de cuyos terrenos son también propietarios en parte) se extiende en 2.700 metros cuadrados y dos plantas, con capacidad para cinco dormitorios, sala de billar, gimnasio, bodega, sala de cine, dos piscinas (una interior, climatizada, y otra exterior donde el joven prueba la moto), varios sótanos y un garaje para aparcar los vehículos de alta gama.

Lars es un apasionado del motor. Ella ha acudido, como alcaldesa, a la presentación de nuevos modelos de Ferrari. Uno de los hijos de ambos, Christian Broberg, ha heredado esa afición y es también un consumado piloto de coches de carrera, en una modalidad particular: los campeonatos de montaña. Los pilotos suben a las cumbres (Estepona, Ubrique, Montoro, Trassierra o Casarabonela en el campeonato de Andalucía) a toda velocidad, con coches muy ligeros y muy potentes diseñados para recorrer cinco o diez kilómetros de una vez, según explicaba él en un vídeo colgado en redes sociales.

El SilverCar S3, el vehículo con el que participa en estas carreras, estaba patrocinado, entre otros, por la discoteca Opium (donde se produjo el tiroteo mientras Frolián de Marichalar celebraba su cumpleaños), Helicópteros Sanitarios, Puerto Banús, el ayuntamiento de Benahavís y Codecosol, la constructora que se llevó 640.000 euros en adjudicaciones del Ayuntamiento marbellí.

Un incremento patrimonial comunicado con demora

Ángeles Muñoz percibe del ayuntamiento de Marbella 600 euros por acudir a Pleno y 200 por personarse en una comisión. Nada en concepto de nómina, porque ya cobra del Senado: 58.122 euros. Además, declara rentas por alquilar un local (1.200 euros al mes), una vivienda (1200) y su dúplex de Benahavís (850). En la declaración de la renta de 2021 declaró 101.000 euros de ingresos en total. A estos ingresos hay que añadir su participación, cada vez mayor, en sociedades que comparte con su marido y que son las titulares de las viviendas que posee la pareja. En total, su patrimonio puede estimarse en unos 12 millones de euros.

La explicación que ella siempre daba (soy rica porque lo es mi marido) es ahora un arma de doble filo. Lars Broberg, su esposo, está en el punto de mira de la Audiencia Nacional. Manuel García Castellón cree que integraba una red criminal de narcotráfico internacional y blanqueo de capitales, aunque ha paralizado su procesamiento en atención a su mal estado de salud.

Hasta la semana pasada las cuentas de Muñoz en el Senado reflejaban sólo una parte de lo que verdaderamente posee. Horas después de que elDiario.es publicase que su patrimonio asciende al menos a 12 millones de euros, la senadora y alcaldesa comunicó a la cámara alta que su declaración estaba desfasada desde hace al menos dos años: en lugar de ser titular del 50% de las acciones de una sociedad (Hacienda Property SL, titular a su vez de un terreno, el atraque y una nave industrial), es titular de todo. En lugar de ser la propietaria de la mitad de una vivienda en Suecia, es titular del 100%. En los últimos días, ha amenazado a este medio para que deje de informar, desvele sus fuentes y elimine noticias publicadas.

En sus declaraciones de bienes publicadas en la web del Senado y del ayuntamiento de Marbella constan otros inmuebles. También es propietaria de una vivienda/oficina en la calle Lagasca de Madrid adquirida en 1998, un dúplex en la urbanización de lujo La Quinta Hills de Benahavís (que dice arrendar como vivienda vacacional con un rendimiento de 850 euros al mes) y una octava parte de una vivienda que heredó en Málaga en 2013.

La familia posee también un yate, Angie, a bordo del cual ha paseado por el Mediterráneo a Javier Arenas, su mentor, o Mariano Rajoy.

Las sociedades comunes

Casi todo el patrimonio de la familia está vinculado a sociedades de las que ella, su marido o ambos participan. Así ocurre con su vivienda habitual, conocida como Villa Rosada, de la que es propietaria Vivienda Crasel Panorámica, con el atraque en Puerto Banús o con una nave industrial.

Este entramado societario, propio de grandes fortunas cuando pretenden esquivar el patrimonio de las miradas del fisco, empezó a diseñarlo en 1998, cuando constituyó las primeras empresas. Desde entonces, la ingeniería societaria a la que ha recurrido la familia ha sido variada.

Por ejemplo, en 2010 la sociedad con la que es propietaria de su vivienda contrató con un banco de Luxemburgo (el gran paraíso europeo de las sociedades pantalla) un seguro de vida mediante un crédito hipotecario garantizado con su mansión, a la que entonces valoraba en 4,7 millones de euros. Es una operación que permite que una parte del patrimonio quede fuera del radar del fisco llegado el momento de una sucesión hereditaria. El abogado Antonio Flores, que descubrió aquel ardid, explica la práctica de descapitalizarse en apariencia era una operativa habitual entonces, que Hacienda censura pero no persigue porque no hay defraudación hasta que no se produce el fallecimiento de quien suscribe el producto.

Esa casa familiar fue puesta a la venta en 2016 por 12 millones de euros. “Impresionante mansión en el Valle del Golf, con soberbias vistas al mar y a la montaña”, decía el anuncio en la web Panorama, donde ya no aparece. Está ubicada en Vega del Jaque, unos terrenos que Marbella estuvo a punto de asignar a Benahavís sin contraprestación alguna. 200.000 metros cuadrados (de los cuales el matrimonio Broberg-Muñoz posee unos 120.000) que en Benahavís serían urbanizables, mientras que en Marbella son rústicos.

En 2008 el Pleno del Ayuntamiento, gobernado por Muñoz, acordó iniciar un expediente de deslinde que trasladaría (obviamente sin moverlo) ese terreno a Benahavís. La Junta de Andalucía se negó, pero un año después, Marbella aprobó un nuevo PGOU con un plano, incorporado a última hora y sin que nadie lo supiera, que volvía a mover el terreno de municipio. El asunto dio lugar a una denuncia de la Fiscalía, archivada por el juzgado dirigido por Gonzalo Dívar (sobrino del expresidente del CGPJ), reabierta por la Audiencia Provincial y archivada definitivamente por el Tribunal Supremo, que conoció del asunto por ser Muñoz aforada.

Durante todos estos años, la mansión de Benahavís ha sido la vivienda familiar de Lars Broberg, Ángeles Muñoz y sus hijos e hijastros. Una residencia símbolo del lujo y la opulencia en la que se mueve el matrimonio y su familia, tan capaz de ascender montañas en un bólido como de surcar en una Kawasaki las aguas de una piscina.

Esta información se ha corregido a las 11.29 del 27 de noviembre para indicar que la alcaldesa ha declarado la titularidad del 100% de una sociedad, Hacienda Properties S.L. (propietaria de un atraque, un terreno y una nave industrial), en lugar de tres sociedades titulares respectivas de esos bienes, como por error se indicaba.

El patrimonio de Ángeles Muñoz, abultado y de dominio público por su condición de senadora, hace tiempo que dejó de parecerse al de cualquier médico de familia, la profesión que ella ejerció hasta 1994. Su fortuna, que no oculta, permite a la alcaldesa de Marbella y a su familia acceder a una vida plena de exquisiteces, con algunas excentricidades: coches de competición y un yate; una mansión y un dúplex en Benahavís, una casa en Suecia, otra en Madrid; un atraque en Puerto Banús; hipotecas inversas en el extranjero que difuminan el verdadero tamaño de la cuenta corriente; una moto de agua en la piscina. Y algunas cosas más.

Ángeles Muñoz: la anfitriona de los jefes del PP en la Marbella del lujo

Más

Suele apuntarse el gusto por el lujo de la alcaldesa. En el triángulo que conforman los vértices de Nueva Andalucía, Guadalmina y Benahavís, puede que tampoco sea lo inusual. Pero algunas fotos resumen el acelerado tren de vida y las extravagancias que rodean a la alcaldesa en su vida familiar. En ellas, uno de sus hijos hace cabriolas con una Kawasaki en la piscina de la mansión familiar.

La vivienda, situada en el punto más alto de la Vega del Jaque (de cuyos terrenos son también propietarios en parte) se extiende en 2.700 metros cuadrados y dos plantas, con capacidad para cinco dormitorios, sala de billar, gimnasio, bodega, sala de cine, dos piscinas (una interior, climatizada, y otra exterior donde el joven prueba la moto), varios sótanos y un garaje para aparcar los vehículos de alta gama.

Lars es un apasionado del motor. Ella ha acudido, como alcaldesa, a la presentación de nuevos modelos de Ferrari. Uno de los hijos de ambos, Christian Broberg, ha heredado esa afición y es también un consumado piloto de coches de carrera, en una modalidad particular: los campeonatos de montaña. Los pilotos suben a las cumbres (Estepona, Ubrique, Montoro, Trassierra o Casarabonela en el campeonato de Andalucía) a toda velocidad, con coches muy ligeros y muy potentes diseñados para recorrer cinco o diez kilómetros de una vez, según explicaba él en un vídeo colgado en redes sociales.

El SilverCar S3, el vehículo con el que participa en estas carreras, estaba patrocinado, entre otros, por la discoteca Opium (donde se produjo el tiroteo mientras Frolián de Marichalar celebraba su cumpleaños), Helicópteros Sanitarios, Puerto Banús, el ayuntamiento de Benahavís y Codecosol, la constructora que se llevó 640.000 euros en adjudicaciones del Ayuntamiento marbellí.

Un incremento patrimonial comunicado con demora

Ángeles Muñoz percibe del ayuntamiento de Marbella 600 euros por acudir a Pleno y 200 por personarse en una comisión. Nada en concepto de nómina, porque ya cobra del Senado: 58.122 euros. Además, declara rentas por alquilar un local (1.200 euros al mes), una vivienda (1200) y su dúplex de Benahavís (850). En la declaración de la renta de 2021 declaró 101.000 euros de ingresos en total. A estos ingresos hay que añadir su participación, cada vez mayor, en sociedades que comparte con su marido y que son las titulares de las viviendas que posee la pareja. En total, su patrimonio puede estimarse en unos 12 millones de euros.

La explicación que ella siempre daba (soy rica porque lo es mi marido) es ahora un arma de doble filo. Lars Broberg, su esposo, está en el punto de mira de la Audiencia Nacional. Manuel García Castellón cree que integraba una red criminal de narcotráfico internacional y blanqueo de capitales, aunque ha paralizado su procesamiento en atención a su mal estado de salud.

Hasta la semana pasada las cuentas de Muñoz en el Senado reflejaban sólo una parte de lo que verdaderamente posee. Horas después de que elDiario.es publicase que su patrimonio asciende al menos a 12 millones de euros, la senadora y alcaldesa comunicó a la cámara alta que su declaración estaba desfasada desde hace al menos dos años: en lugar de ser titular del 50% de las acciones de una sociedad (Hacienda Property SL, titular a su vez de un terreno, el atraque y una nave industrial), es titular de todo. En lugar de ser la propietaria de la mitad de una vivienda en Suecia, es titular del 100%. En los últimos días, ha amenazado a este medio para que deje de informar, desvele sus fuentes y elimine noticias publicadas.

En sus declaraciones de bienes publicadas en la web del Senado y del ayuntamiento de Marbella constan otros inmuebles. También es propietaria de una vivienda/oficina en la calle Lagasca de Madrid adquirida en 1998, un dúplex en la urbanización de lujo La Quinta Hills de Benahavís (que dice arrendar como vivienda vacacional con un rendimiento de 850 euros al mes) y una octava parte de una vivienda que heredó en Málaga en 2013.

La familia posee también un yate, Angie, a bordo del cual ha paseado por el Mediterráneo a Javier Arenas, su mentor, o Mariano Rajoy.

Las sociedades comunes

Casi todo el patrimonio de la familia está vinculado a sociedades de las que ella, su marido o ambos participan. Así ocurre con su vivienda habitual, conocida como Villa Rosada, de la que es propietaria Vivienda Crasel Panorámica, con el atraque en Puerto Banús o con una nave industrial.

Este entramado societario, propio de grandes fortunas cuando pretenden esquivar el patrimonio de las miradas del fisco, empezó a diseñarlo en 1998, cuando constituyó las primeras empresas. Desde entonces, la ingeniería societaria a la que ha recurrido la familia ha sido variada.

Por ejemplo, en 2010 la sociedad con la que es propietaria de su vivienda contrató con un banco de Luxemburgo (el gran paraíso europeo de las sociedades pantalla) un seguro de vida mediante un crédito hipotecario garantizado con su mansión, a la que entonces valoraba en 4,7 millones de euros. Es una operación que permite que una parte del patrimonio quede fuera del radar del fisco llegado el momento de una sucesión hereditaria. El abogado Antonio Flores, que descubrió aquel ardid, explica la práctica de descapitalizarse en apariencia era una operativa habitual entonces, que Hacienda censura pero no persigue porque no hay defraudación hasta que no se produce el fallecimiento de quien suscribe el producto.

Esa casa familiar fue puesta a la venta en 2016 por 12 millones de euros. “Impresionante mansión en el Valle del Golf, con soberbias vistas al mar y a la montaña”, decía el anuncio en la web Panorama, donde ya no aparece. Está ubicada en Vega del Jaque, unos terrenos que Marbella estuvo a punto de asignar a Benahavís sin contraprestación alguna. 200.000 metros cuadrados (de los cuales el matrimonio Broberg-Muñoz posee unos 120.000) que en Benahavís serían urbanizables, mientras que en Marbella son rústicos.

En 2008 el Pleno del Ayuntamiento, gobernado por Muñoz, acordó iniciar un expediente de deslinde que trasladaría (obviamente sin moverlo) ese terreno a Benahavís. La Junta de Andalucía se negó, pero un año después, Marbella aprobó un nuevo PGOU con un plano, incorporado a última hora y sin que nadie lo supiera, que volvía a mover el terreno de municipio. El asunto dio lugar a una denuncia de la Fiscalía, archivada por el juzgado dirigido por Gonzalo Dívar (sobrino del expresidente del CGPJ), reabierta por la Audiencia Provincial y archivada definitivamente por el Tribunal Supremo, que conoció del asunto por ser Muñoz aforada.

Durante todos estos años, la mansión de Benahavís ha sido la vivienda familiar de Lars Broberg, Ángeles Muñoz y sus hijos e hijastros. Una residencia símbolo del lujo y la opulencia en la que se mueve el matrimonio y su familia, tan capaz de ascender montañas en un bólido como de surcar en una Kawasaki las aguas de una piscina.

Esta información se ha corregido a las 11.29 del 27 de noviembre para indicar que la alcaldesa ha declarado la titularidad del 100% de una sociedad, Hacienda Properties S.L. (propietaria de un atraque, un terreno y una nave industrial), en lugar de tres sociedades titulares respectivas de esos bienes, como por error se indicaba.

El patrimonio de Ángeles Muñoz, abultado y de dominio público por su condición de senadora, hace tiempo que dejó de parecerse al de cualquier médico de familia, la profesión que ella ejerció hasta 1994. Su fortuna, que no oculta, permite a la alcaldesa de Marbella y a su familia acceder a una vida plena de exquisiteces, con algunas excentricidades: coches de competición y un yate; una mansión y un dúplex en Benahavís, una casa en Suecia, otra en Madrid; un atraque en Puerto Banús; hipotecas inversas en el extranjero que difuminan el verdadero tamaño de la cuenta corriente; una moto de agua en la piscina. Y algunas cosas más.

Ángeles Muñoz: la anfitriona de los jefes del PP en la Marbella del lujo

Más

Suele apuntarse el gusto por el lujo de la alcaldesa. En el triángulo que conforman los vértices de Nueva Andalucía, Guadalmina y Benahavís, puede que tampoco sea lo inusual. Pero algunas fotos resumen el acelerado tren de vida y las extravagancias que rodean a la alcaldesa en su vida familiar. En ellas, uno de sus hijos hace cabriolas con una Kawasaki en la piscina de la mansión familiar.

Por mucho que la alcaldesa nos amenace, no nos vamos a callar

El Ayuntamiento de Marbella ha exigido a elDiario.es que borremos noticias y no publiquemos más información sobre la alcaldesa Ángeles Muñoz, bajo la amenaza de un delito de revelación de secretos, castigado con entre dos y cinco años de prisión. En elDiario.es no nos vamos a callar. Seguiremos investigando y publicando gracias al apoyo de nuestros socios y socias. 

Si tú también crees que este trabajo merece la pena, apóyanos. Hazte socio, hazte socia, de elDiario.es