eldiario.es

9

Ana Oramas

Diputada de Coalición Canaria en el Congreso. Economista y ex alcaldesa de La Laguna.

Las lecciones del caso 'Naydenov'

Han pasado más de dos meses desde que se hundió el barco pesquero ruso Oleg Naydenov a apenas quince millas de Maspalomas. Dos meses en los que el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Canarias, con el apoyo de expertos y voluntarios, han gestionado una crisis que no se resolverá definitivamente hasta que se extraigan las 1.400 toneladas de fuel que se encuentran en su interior. 

Muchas son las preguntas que existen sobre lo sucedido desde que se tomó la decisión de que el barco abandonase el puerto de Las Palmas, su extraño periplo por nuestras aguas hasta su definitivo hundimiento al sur de Gran Canaria. Unos interrogantes que deben servir para que las administraciones públicas, con el asesoramiento de expertos, adopten conclusiones que sirvan como referentes para contener las consecuencias de futuros sucesos similares. 

Seguir leyendo »

De aquí en adelante, Fernando Clavijo

Alguien dijo una vez, para referirse a la transición desde ATI a Coalición Canaria, que se había acabado con el partido de “los amigos” para construir una fuerza política potente. La primera vez que lo escuché me quedé pensando. Porque no estaba muy segura de que acabar con los amistad sea un logro importante, una modernidad o una fortaleza. 

Hace algunos años casi todas las personas que militaban en el emergente nacionalismo canario se conocían, se apreciaban y se respetaban dentro y fuera de las fronteras del partido. Éramos vecinos, ciudadanos que estábamos luchando para que nuestras islas tuvieran su propia voz. Pero sobre todo personas que se sentían cercanas y amigas de otras personas que estaban luchando a su lado, hombro con hombro. Con el tiempo la contaminación política ha aumentado. Los partidos políticos se han llenado de herrumbre y unos cuantos han convertido a los políticos en personas bajo sospecha; gente culpable de antemano hasta que demuestren su inocencia. 

Seguir leyendo »

Régimen ¿Económico? y Fiscal

La unanimidad expresada por el Parlamento de Canarias con respecto a la reforma de los aspectos fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) debe ser la antesala del consenso que será necesario para acometer el debate que se abrirá para modificar la pata más importante –la económica- de la norma que nació para dotar a las Islas de los instrumentos necesarios para competir en igualdad de condiciones que en el territorio continental.

Tras su aprobación por parte del Consejo de Ministros y el informe favorable de la Cámara autonómica, la reforma fiscal del REF se traslada al Congreso y el Senado, donde previsiblemente será ratificada por todos los grupos, con la excepción quizá de aquellos que en la deriva de su discurso siguen apostando por la aplicación en Canarias de las mismas políticas que en la Península.

Seguir leyendo »

No son ajustes, son decisiones políticas

Las puertas del pleno del Congreso se cerraron el pasado jueves después de un debate en el que se volvió a repetir el mismo guión de siempre. Nuestras demandas volvieron a chocar contra el muro infranqueable de quienes volvieron a escudarse en la supuesta legitimidad de su arrogante mayoría absoluta para dinamitar las propuestas alternativas de quienes, una vez más, volvimos a pedir un gesto de responsabilidad con los territorios que, como Canarias, siguen necesitando el apoyo y la protección del Gobierno del Estado para contar con las herramientas imprescindibles para capear los efectos de la crisis. 

El Gobierno ha pasado de la psicosis de los ajustes económicos a la realización de sus presupuestos en función de sus intereses partidistas. De hecho, las cuentas que se aprobaron el jueves, tras más de dos meses en los que no ha habido diálogo por parte del Gobierno, es la suma de muchas decisiones políticas. Decisiones en las que premia a los territorios en los que gobierna su partido y castiga a aquellos en los que se encuentra en la oposición. 

Seguir leyendo »

El insoportable vacío

Decía el crítico de arte John Berger que “toda protesta política profunda es un llamamiento a una justicia ausente, y va acompañada de la esperanza de que en el futuro se terminará restableciendo esa justicia”. Esa esperanza es prácticamente lo único que nos queda a quienes llevamos padeciendo la ausencia de diálogo por parte de aquellos que han desprovisto de vida a las Cortes Generales, apoyándose siempre en una mayoría absoluta incuestionable, pero actualmente irreal.

Muchos sentimos la impotencia que produce que el Gobierno no escuche a sus propios ciudadanos, y mucho menos al resto de los representantes políticos, y la incómoda sensación de que no existe ninguna vía a nuestro alcance para enfrentarnos a los abusos del poder, excepto la perspectiva de esperanza que nos concede la cercanía de las próximas elecciones. En esta interminable legislatura, los diputados y senadores de la oposición, al igual que la inmensa mayoría de los ciudadanos, protestamos porque no hacerlo sería una insensatez y una irresponsabilidad, pero el Gobierno del Estado huye reiteradamente del diálogo  no dando la cara o esquivando el debate con excusas vacías con las que tratan de justificarse a sí mismos. 

Seguir leyendo »

Un presente para un futuro

Sobre pobreza infantil se ha debatido poco en el Congreso, y cuando se ha hecho, como en el pleno del pasado día 29 de octubre, en una pregunta realizada por el socialista Pedro Sánchez al presidente del Gobierno, Rajoy optó por responder sobre lo que se tuvo que haber hecho en la pasada legislatura, cuando gobernaba el PSOE, pero no fue capaz de citar ni una iniciativa concreta sobre lo que está haciendo su Gobierno para erradicar el problema que más duele en España.

Y se ha debatido poco sobre el asunto que más tendría que preocupar al Gobierno por muchos motivos pero, entre otros, por la parálisis de muchas de las iniciativas que se acumulan y que nunca se debaten en los plenos y las comisiones. Esta diputada, por ejemplo, presentó una proposición no de ley el día 12 de junio de 2012, es decir, hace dos años y cinco meses, con todas las propuestas que planteaba UNICEF en el informe que presentó aquel año, pero no ha sido incluida hasta ahora en el orden del día de ningún pleno ni comisión.

Seguir leyendo »

Una política mejor

Lo hemos repetido muchas veces, demasiadas, pero la respuesta es siempre la misma: el silencio. Hemos reprochado en tantas ocasiones la ausencia de diálogo por parte del Partido Popular, que apenas tiene ya importancia que la fuerza política que gobierna en este país con mayoría absoluta haya zanjado el debate de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2015 sin aceptar ni una sola de las miles de propuestas planteadas por el resto de los grupos. Es una situación tan común en esta legislatura, que ya no sorprende. La noticia sería todo lo contrario, pero casi nunca sucede.

Que la crisis más agresiva que hemos vivido durante la democracia haya coincidido con un gobierno que goza de una amplia mayoría absoluta ha provocado que a la preocupación que viven millones de personas por la pérdida de su empleo o su vivienda se haya sumado una crisis de carácter político sin precedentes. La desconfianza de los ciudadanos hacia quienes somos sus representantes públicos era desoladora en 2011, pero la crispación ciudadana que hoy se vive, mucho más aguda que hace apenas tres años, tiene su origen en la irrupción de nuevos casos de corrupción que se han fraguado después de iniciada la crisis y, además, en la percepción generalizada de que el Gobierno está cada día más lejos de los ciudadanos y que las críticas en las calles no son tenidas en cuenta por el gabinete que preside Mariano Rajoy.

Seguir leyendo »

¿Adiós al certificado?

Dos años y dos meses después de que el Gobierno del Estado nos obligase a retroceder a la década de los noventa, el Ministerio de Fomento nos promete que, a partir del 1 de noviembre, no será necesario acreditar nuestra residencia a través de un certificado de papel. Sin embargo, la supuesta defunción de una medida que nunca se debió haber aprobado, va acompañada de dudas y de advertencias sobre la conveniencia o no de seguir usando un papel que, en el caso de imprevistos, va a seguir siendo necesario. El anuncio del Gobierno contrasta con la prudencia de quienes mejor conocen el sector. Las agencias de viaje ya han aconsejado a sus usuarios que sigan llevando el certificado como medida de precaución por si ocurre alguna incidencia con el sistema SARA  (Sistema de Acreditación de Residencia Automático). Y otra advertencia más: también tendrán que portar el documento de empadronamiento los menores de 14 años que carezcan de DNI y aquellos que hayan cambiado de municipio recientemente.Dos años y dos meses ha tardado el Gobierno en poner fin a una decisión que, en su momento, justificó aduciendo a los supuestos casos de fraude que se cometían por parte de aquellos que se beneficiaban de la bonificación sin tener derecho a ella. Dos años después, seguimos sin conocer los datos oficiales sobre cuántos casos han sido detectados por uso indebido. En plena era digital, el Gobierno nos obligó a certificar nuestra residencia cada vez que acudíamos a un mostrador de facturación o a una puerta de embarque. Y ahora, sin que existan todas las certezas, nos dice que ya ha puesto a punto un sistema que ha tardado en implantar mucho más tiempo del que prometió y que, además, no será suficiente ni ofrece garantías. Ha sido un largo periodo de anuncios incumplidos. La puesta en marcha de este sistema telemático de validación de la residencia se ha ido demorando desde el año 2013. Primero se anunció su implantación en abril del año pasado y al final se fijó la fecha del 1 de noviembre de 2014. Sin embargo, nosotros, que nos fiamos poco de los anuncios triunfalistas del Ministerio de Fomento, hemos presentado una enmienda al articulado de los Presupuestos del Estado de 2015 en la que proponemos que la condición de residente se acredite mediante el documento nacional de identidad. Recuerdo que cuando entró en vigor la medida, con la connivencia y el silencio de los diputados y senadores del PP de Canarias, una periodista canaria se preguntaba en Twitter si el Gobierno se hubiese atrevido a adoptar una medida de este tipo en Cataluña o Euskadi. Lo dudo. Ambos territorios no hubiesen aceptado, como tampoco lo hacemos en Canarias y Baleares, un tropelía que nos ha obligado a certificar nuestra residencia durante más de dos años.Los despropósitos con Canarias del departamento que dirige Ana Pastor son inadmisibles. Recuperó el certificado de residente, suprimió las bonificaciones de las tasas aéreas específicas para Canarias, ha reducido del 70 al 26 por ciento la ayuda al transporte de mercancías, abrió las puertas a la privatización de AENA, no ha incentivado la quinta libertad del aire en los aeropuertos canarios y, en solo cuatro años, ha aminorado en un 73 por ciento el presupuesto del convenio de carreteras. Medidas que certifican la insensibilidad del Gobierno del Estado con el territorio que más apoyo necesita para superar la crisis económica. Desde el 3 de septiembre de 2012, día de la entrada en vigor del certificado de papel, muchas personas se han quedado en tierra o han tenido que desembolsar el 50 por ciento restante del billete para poder viajar. El Gobierno llegó a pedir perdón ante la fuerte contestación ciudadana, pero no dio marcha atrás a una iniciativa que el Ministerio de Fomento sacó inesperadamente de la chistera y, dos años y dos meses después, sigue sin ofrecer datos específicos sobre los supuestos delincuentes que han sido pillados gracias a su infalible sistema.¿Adiós al certificado de residente? Esperemos que sí, pero esperamos también que alguien justifique una medida anacrónica e inconcebible en una era en la que el papel es sustituido gracias a las ventajas que ofrece la telemática.

Seguir leyendo »

¿Palabra de Rajoy?

Casi tres años después de su toma de posesión como presidente, casi todas las promesas que Mariano Rajoy asumió con Canarias en el debate de investidura se han evaporado o han sido rotas por los ajustes que el Gobierno ha aplicado a unos territorios más que a otros. El próximo miércoles volveré a pedir a Rajoy que justifique en el pleno del Congreso el incumplimiento de sus compromisos.

Es la segunda vez en esta legislatura que le formulo la misma pregunta. Y me temo que, lejos de reconocer que ha fallado a la sociedad canaria, optará una vez más por ocultar parte de la realidad con expresiones grandilocuentes o usando eufemismos para maquillar las medidas que su Ejecutivo está adoptando en el territorio más castigado por la crisis.

Seguir leyendo »

Atrapados en la crisis

“Aunque los hechos siguen mirándoles a la cara, ellos continúan negando la realidad”. Las palabras de Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía, definen con precisión la testarudez de aquellos líderes europeos que se empeñan en mantener la austeridad, pese a su fracaso. Solo la precipitada caída de la Bolsa registrada esta semana en las principales capitales ante el temor de una nueva recesión ha precipitado un debate político inaplazable: el ritmo de reducción del déficit público debe ser compatible con el crecimiento.

En el caso de que nos estemos adentrando en un proceso de estancamiento o, lo que es peor, en una tercera recesión por la caída de la economía alemana e italiana, así como la parálisis que se vive en Francia, las fórmulas que se deben aplicar para retornar a la senda del crecimiento deben ser opuestas a las que se han impulsado desde que se iniciase la crisis hace siete años. Existen poderosas razones para diseñar una política que impida un debilitamiento de todas las economías nacionales europeas. Y esas razones no son otras que la necesidad de mirar de frente a un problema que está cercenando miserablemente las esperanzas de millones de jóvenes y de millones de personas sin empleo.

Seguir leyendo »