eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Antonio Luis Estrada Limorte

Antonio Luis Estrada Limorte es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Murcia con Premio Extraordinario, y estudiante de Periodismo. Actualmente es profesor de Educación Secundaria en un instituto de la Región de Murcia y ejerce el cargo de Jefe de Estudios Adjunto.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 7

Las matemáticas de los escaños

Desde mi formación como historiador,siempre he creído en la unidad de España, de una España plural y diversa donde las distintas naciones que la forman encuentran su encaje en un modelo territorial de carácter federalista. Siempre he pensado, y dejado por escrito, que España necesita a Cataluña y Cataluña a España. Como el País Vasco o Galicia.

Con el fallido Estatut, creo que se perdió una oportunidad de oro de progresar en esta línea, en la relación entre Cataluña y España. Aquellos polvos nos traen estos lodos.

Seguir leyendo »

Juego de tronos

La alcaldesa de Fuente Alamo era la siguiente pieza a cobrar para asegurar la investidura de Pedro Antonio Sánchez como presidente de la Comunidad. Así lo había pedido Ciudadanos por la imputación de María Antonia Conesa por cohecho en el "caso de la Pagamenta". Sin embargo ella no es de las que se van sin más y por la puerta de atrás. Su designación como candidata fue de las últimas en producirse por los recelos que levantaba su situación judicial dentro de su propio partido. Por cierto, todos aquellos compañeros que osaron postularse como candidatos en el caso de que Murcia contemplase otra alternativa, no fueron en la lista municipal o fueron relegados.

Es un 'animal político', una persona aferrada al poder, inteligente -incluso para quienes llevan sufriéndola en la oposición muchos años-, una política de raza que gobierna el PP de Fuente Alamo con mano de hierro, rodeada de gente que no pueda hacerle sombra. Pocos días antes de empezar la campaña electoral llevó al Pleno municipal la renuncia a su exclusividad en el ayuntamiento para reincorporarse a su puesto de trabajo como funcionaria en el Servicio Murciano de Salud. E inmediatamente después pidió un permiso para poder dedicarse de lleno a la campaña electoral, sin la rémora de las molestas tareas de gobierno.

Seguir leyendo »

Eras un profesor interino

Eras el maestro de Sociales, como suelen decir los alumnos. Llevabas apenas dos semanas trabajando en el centro. Y todo el curso, de un instituto a otro de Barcelona, donde te mandara la Consejería de Educación, o como se diga allá en Cataluña, sustituyendo a otros compañeros que estaban de baja. Maldiciendo cada mañana los recortes de plantilla, el aumento de las horas lectivas de los profesores que casi te habían dejado en el paro.

Pero, seguramente, necesitabas trabajar para poder pagar una hipoteca o alimentar una familia, así que no te quejabas. Hacías tu trabajo lo mejor posible, sabiendo que tu estancia en cada centro era temporal, que pronto marcharías a otro sitio, a empezar de nuevo, para caer pronto en el olvido. Tu cara nunca aparecía en ninguna orla de final de curso.

Seguir leyendo »

Huelgas estudiantiles

Ante todo debe quedar claro que, como historiador, concibo el derecho a la huelga como una relevante conquista social. Muchas vidas han quedado por el camino para poder conseguir legalizar esta forma de protesta que en ocasiones ha permitido alcanzar mejoras sociales sustanciales, o ha corregido el rumbo de gobiernos alejados de la "España real". No voy a ser yo quien le ponga ninguna cortapisa. Antes al contrario: es un síntoma de salud democrática.

Pero permítanme reflexionar hoy sobre las últimas huelgas estudiantiles que se han convocado en nuestro país contra la LOMCE y la reforma universitaria del PP, concretamente cuatro en el último año y dos en apenas un mes, si incluimos la convocada para el próximo 24 de marzo. Nadie ha acudido a los centros de Secundaria a explicar a los alumnos los motivos de la huelga. No tienen información más allá de lo que se traslada desde los medios de comunicación, que ellos frecuentan poco. Igualmente la información que llega a los centros educativos en nuestra Región es incluso contradictoria, hasta darse el caso en la última convocatoria de que, en una misma localidad, un instituto hacia dos días de huelga y el otro, unas calles más allá, uno solo, según se siguieran las directrices de la convocatoria regional o nacional, o de una asociación estudiantil u otra. Y la movilización del alumnado deja mucho que desear.

Seguir leyendo »

El síndrome de Siracusa

Es de sobra conocida la incorporación de intelectuales, politólogos, filósofos, escritores, profesores universitarios, etcétera. a Podemos, el movimiento encabezado por Pablo Iglesias. En todos ellos anida la crítica al sistema parlamentario actual, a sus miserias y pobredumbres, y sobre todo la necesidad de impulsar un cambio, de regenerar la democracia.

No es la primera vez que la 'intelligentsia' da un paso al frente y se ofrece a liderar un movimiento político de estas características. Platón ya lo intentó después de que la democracia ateniense, y su demagogia, acabaran con su maestro, Sócrates, mediante cicuta. Decidió entonces viajar a Siracusa a intentar reproducir en Dionisio el Joven el modelo de rey-filósofo. La experiencia le costó dar con sus huesos en la cárcel, ser vendido como esclavo y estar a punto de ser pasado por las armas. Pero sobrevivió.

Seguir leyendo »

Aprendiendo a ser adulto

Hay días en los que uno recibe lecciones que no debe olvidar. Y que tiene la obligación de compartir. Esta es una de ellas. Tiene que ver con la educación de nuestros hijos.

Me la dio una madre hace unos días –María, pongamos que es su nombre-, cuando se enteró de que su hijo Guillermo, de doce años, jugando con un compañero de clase le había tirado al suelo las gafas, rompiéndoselas. La reparación de las gafas ascendía a 90 euros. El afectado, digamos Maiker, le reclamó 40 euros a Guillermo para hacerle frente, ya que para la maltrecha economía de una familia de inmigrantes que trabajan en el campo de Cartagena, era un gasto extraordinario difícil de asumir.

Seguir leyendo »

Indignado

Hay días en los que a uno le dan la página en blanco ya hecha. La Consejería de Educación de la Región de Murcia ha anunciado a bombo y platillo la subvención de 400 euros a aquellos profesores que acrediten la obtención el nivel B2 del marco de referencia europeo en Inglés, Francés y Alemán a partir de enero de 2015.

Dicha medida resulta un insulto a la inteligencia de los murcianos, además de un menosprecio a la comunidad educativa. ¿De dónde saca ahora la Consejería los 200.000 euros que hacen falta? Incluso está dispuesta, al parecer, a habilitar una partida mayor en el caso de que las solicitudes superaran la cantidad total disponible. Absolutamente delirante.

Seguir leyendo »

Conversación pendiente

Reproduzco literalmente el diálogo entre un compañero de instituto, profesor de Lengua y Literatura, y un alumno de 2º de la ESO último día del trimestre, justo antes de las vacaciones de Navidad:

-Maestro, ¿y p'a qué has venido a clase?

Seguir leyendo »

Entusiasmat

Vaya por delante que no creo en teorías pedagógicas milagrosas que solucionen definitivamente los eternos problemas de nuestras aulas. Ya salí escaldado de las ligadas a la LOGSE. Pero sí considero necesario explorar nuevos caminos, desarrollar métodos innovadores que intenten mejorar la docencia.

Hoy quería hablarlos de uno de ellos: Entusiasmat. Se encuentra en el top 100 de Innovaciones Educativas señaladas por el Programa Desafío Educación de Telefónica, en enseñanzas de ciencias durante el curso 2013-2014.

Seguir leyendo »

Que tengan buena mar

Veo en la prensa estos días la foto de los trece alumnos Premio Extraordinario de Bachillerato del curso 2013-2014 en la Región de Murcia. Entre ellos se encuentra un antiguo alumno mío. Observo sus rostros y pienso en el esfuerzo que han realizado hasta alcanzar este reconocimiento; sus desvelos, su trabajo sin descanso. El mar infestado de piratas que han tenido que cruzar para llegar a puerto. El rechazo de sus propios compañeros de pupitre, que los tenían por tipos raros. La apatía de alguno de sus profesores... Y no les culpo. No se sienten reconocidos ni valorados, ni por la propia administración ni por los padres. Siempre en el ojo del huracán, bajo sospecha. Y por último, la dejadez de la Consejería de Educación, que los pondera como números.

Números en julio, cuando los equipos directivos pelean porque salgan algunas de las optativas que estos alumnos piden, abriendo nuevas posibilidades de conocimiento. Una pelea desigual. Números cuando alguno de sus profesores faltaban a clase y no se cubría su ausencia hasta pasados quince días. En esta situación se encuentran actualmente mis propios alumnos de 2º de Bachillerato: su profesor de Historia de España se encuentra de baja por paternidad. Quince días. Y la Consejería de Educación no ha enviado ningún interino como sustituto. Ha suspendido los actos de adjudicación de interinos hasta después de vacaciones de Navidad. ¿Cómo se van a preparar para hacer la Selectividad si han perdido ocho clases? ¿Dónde queda el derecho a la Educación que sanciona nuestra Constitución? Vulnerado.

Seguir leyendo »