eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Clara Ávila Cantos

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 5

¿Y si Burgos fuera Siria?

Despertarse en mitad de la noche porque una bomba cae cerca de tu casa, ver desaparecer a tu padre, sentir la desesperación de tu madre por hacer que el resto de su familia sobreviva o que tu hermano mayor haya sido detenido sin motivo aparente. Estas son las historias de guerra que nos llegan. Historias que parecen lejanas, que aparecen en la prensa, pero que sobre todo son historias reales de personas. Sufrimiento, violencia, hambre, privación de los derechos humanos. Algo que puede pasarnos hoy a nosotros. Siria se vio inmersa en esta situación hace más de cuatro años. 

Seguir leyendo »

Un viaje por el infierno

Lo que para muchos ha sido una terrible noticia estos días, para nuestros compañeros de Save the Children en las costas italianas es además su día a día. Ellos se encargan de asistir a los supervivientes de estos viajes infernales por el Mediterráneo y escuchan relatos que necesitan ser contados. Acompañar y asesorar a personas que llegan desorientadas y exhaustas, informarles de sus derechos. Nuestros compañeros tiñen el viaje de una humanidad que hasta ese momento apenas ha existido.  

Berhane* tiene 17 años y viene desde Eritrea. Viajó en una furgoneta que llevaban unos traficantes mientras consumían drogas por el desierto durante varios días. Cada vez que paraban por cualquier motivo, si veían algo que no les gustaba, mataban a alguno de los que iban en la furgoneta. A veces  simplemente les rociaban con gasolina y les prendían fuego hasta que morían. Cuando llegaron a Libia eran golpeados con barras de metal o decapitados. En ese trayecto  Berhane vio cómo mataban a más de 60 personas, 25 de ellas decapitadas

Seguir leyendo »

Lo que no se nombra, no existe. Sobre el ciberacoso a menores

Con 12 años tuve Internet en casa. Fui una de las primeras del colegio (el mismo año me regalaron un router y un furby). Lo mío siempre fue la tecnología.

En su momento no había mucha actividad en internet, al menos para gente de mi edad. Generalmente mandaba correos - teníamos una cuenta de correo para toda la familia, como si habláramos del buzón del portal- y chateaba en el IRC. Ahí aprendí que Internet servía para ligar y que se podían regalar rosas hechas con caracteres a miles de kilómetros de distancia. También descubrí que había gente que te proponía cibersexo, y que eso daba miedo. No me considero una víctima de ciberacoso, pero algún que otro susto me he llevado, y cuando eres pequeño estas cosas son difíciles de tratar. No lo sabes identificar y mucho menos lo sabes comunicar. Por mucha confianza que tengas con tus padres, lo que no tiene nombre, no existe. Afortunadamente ahora tiene nombre, ahora hablamos de ciberacoso.

Seguir leyendo »