eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Estrella Montolio Duran

Estrella Montolio Duran es Catedrática de la Universidad de Barcelona. Experta en comunicación en ámbitos profesionales. Asesora en Comunicación para empresas e instituciones.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Espacios masculinos … y mini espacios femeninos

Seguro que han observado en alguna ocasión el curioso cambio de itinerario que realizamos cuando caminamos por una calle o pasillo estrechos y encontramos en mitad dos personas conversando. No seguimos nuestro camino recto y atravesamos la conversación, por así decirlo, sino que vadeamos a quienes hablan como si esas dos personas hubieran creado un espacio privado que debe ser respetado.  

Este cambio de dirección para no cruzar por mitad de una conversación se produce porque, cuando dos o más personas dialogan, construyen un espacio simbólico que los demás advertimos y respetamos. De ahí que, si debido a la estrechez del pasillo, por ejemplo, nos vemos obligados a pasar entre ellas, pedimos disculpas, como “Perdón, paso por medio”, o bien nos inclinamos ligeramente para minimizar la molestia de nuestra intromisión en esa zona personal que los interlocutores han construido, y que ha dejado provisionalmente de ser espacio público para hacerse, en cierto modo, privado; pertenece de manera transitoria a quienes  conversan.

Seguir leyendo »

Espais masculins ... i mini espais femenins

Segur que han observat en alguna ocasió el curiós canvi d'itinerari que realitzem quan caminem per un carrer o passadís estrets i trobem al mig dues persones conversant. No seguim el nostre camí recte i travessem la conversa, per així dir-ho, sinó que circumdem els que parlen com si aquestes dues persones haguessin creat un espai privat que ha de ser respectat.

Aquest canvi de direcció per no creuar per meitat d'una conversa es produeix perquè, quan dos o més persones dialoguen, construeixen un espai simbòlic que els altres advertim i respectem. Per aquest motiu, si a causa de l'estretor del passadís, per exemple, ens veiem obligats a passar entre elles, demanem disculpes, com "Perdó, passo pel mig", o bé ens ajupim lleugerament per minimitzar la molèstia de la nostra intromissió en aquesta zona personal que els interlocutors han construït, i que ha deixat provisionalment de ser espai públic per fer-se, en certa manera, privat; pertany de manera transitòria als qui conversen.

Seguir leyendo »

Levanta la mano

Sheryl Sandberg, la talentosa número dos de Facebook, ha emprendido una inteligente campaña para potenciar el liderazgo femenino. Tanto en su muy visitada intervención en Ted Talks “¿Por qué tenemos tan pocas dirigentes mujeres?” –casi 4.700.000 de visitas por el momento--, en su libro Lean In (‘Vayamos adelante’), como igualmente en su reciente campaña online Ban Bossy (‘Prohibido (decir) mandona’), Sandberg recomienda a las niñas, a las jóvenes y a las mujeres adultas: Levanta la mano. 

Levanta la mano cuando sepas la respuesta a una pregunta académica, cuando se estén pidiendo candidatos para un proyecto, cuando creas tener una solución para un problema organizativo.

Seguir leyendo »

Manaire

Fa uns dies llegíem en els mitjans de comunicació que l'esposa de Pep Guardiola havia adquirit a Alemanya fama de dona "manaire".

En aquests mateixos dies, començava a propagar-se per la xarxa una campanya, dissenyada i elaborada de manera molt intel·ligent, i liderada per Sheryl Sandberg, la brillant número dos de Facebook. Endevinin quin és l'eslògan d'aquesta campanya: Ban Bossy, és a dir, "prohibit (dir) manaire". La campanya apunta alt; compta amb col·laboradores tan populars i dispars com Condolezza Rice o Beyoncé. Aquesta última aporta un lema que no té desperdici: "Jo no sóc manaire. Sóc la cap ".

Seguir leyendo »

Mandona

Hace unos días leíamos en los medios de comunicación que la esposa de Pep Guardiola había adquirido en Alemania fama de mujer “mandona”.

En esos mismos días, empezaba a propagarse por la red una campaña, diseñada y elaborada de manera muy inteligente, y liderada por Sheryl Sandberg, la brillante número dos de Facebook. Adivinen cuál es el eslógan de esa campaña: Ban Bossy, es decir, “prohibido (decir) mandona”. La campaña apunta alto; cuenta con colaboradoras tan populares y dispares como Condolezza Rice o Beyoncé. Esta última aporta un lema que no tiene desperdicio: “Yo no soy mandona. Soy la jefa”.

Seguir leyendo »