eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jesús Cintora

Periodista, escritor, conferenciante. Actualmente, en La Sexta. Antes, en Cuatro (Las Mañanas de Cuatro, Cintora a pie de calle, La Línea Roja, En la caja y The Wall). En la SER, en programas como Hoy por Hoy, donde fue coordinador del espacio informativo con Iñaki Gabilondo, y director de Hora 14 y Hora 25 fin de semana. También ha sido analista político en RTVE (El debate de la 1La noche en 24 horas) o Telecinco (El gran debateEl programa de Ana Rosa). Ha publicado los libros "Conspiraciones" y "La hora de la verdad" (ambos con Espasa).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 5474

Las supremas

“Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”. Es preocupante que esta máxima humorística de Groucho Marx la haya aplicado el máximo tribunal en España. Qué poca seriedad que el Tribunal Supremo haya dado marcha atrás favoreciendo a la banca. Está bien que el Gobierno salga al quite y diga que los ciudadanos “nunca más” pagarán el impuesto de las hipotecas, pero falta saber quién arregla la crisis de credibilidad de una justicia politizada, sin criterios profesionales tasados en la elección de cargos, con interesada falta de medios y cuestionada por la ciudadanía.

El Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa ha denunciado, insistentemente, el sistema politizado de nombramientos en la judicatura de España. Pide que se fijen por ley criterios objetivos. Hasta entonces, hemos contado hasta la extenuación que los dos grandes partidos se repartían los representantes del Consejo General del Poder Judicial, que después elegían al presidente del Tribunal Supremo y que la mayoría parlamentaria de un partido permitía tener más poder en la judicatura.

Seguir leyendo »

Viva España, viva el rey, viva el orden y la ley

Cuando Pablo Casado despertó del “golpe de Estado”, los escándalos de corrupción del PP seguían ahí. La regeneración seguía pendiente, con Cospedal en la Ejecutiva, como diputada y con el sobresalto de los “trabajos puntuales” de Villarejo. Tanta “España de los balcones” y Casado se había olvidado de ventilar la casa. Quién lo iba a imaginar, si Dolores Cospedal nunca conoció al “López Hierro” de los papeles de Bárcenas, negó la caja B que “no existió en el partido” y había “mucha chicha”, pero “no puede trascender”.

Que tanta bandera no oculte las conspiraciones de Villarejo con Cospedal y su esposo, López del Hierro. Hablaban de una clara obstrucción a la justicia y a las fuerzas de seguridad del Estado. El comisario corrupto se jactaba del “retraso” de informes, la “limpieza de papeles” antes de los registros, “boicotear mil cosas”, “descafeinar” investigaciones para que diera tiempo a “exonerar” a presuntos culpables, “romper el puto pendrive” de Gürtel… En otro país, esto sería un escándalo de primer nivel y habría, como poco, dimisiones. Se les tendría que llamar a declarar. Aquí, seguimos con la banderita.

Seguir leyendo »

Etarra, bolivariano y golpista

Hubo un tiempo en el que todo lo malo para la derecha era "etarra". Zapatero era ETA, vendía España a los terroristas, les entregaba Navarra y traicionaba la memoria de las víctimas. Después, llegó la amenaza bolivariana. Podemos traía el chavismo, mandaría Maduro y seríamos un satélite de Venezuela. Ahora, en este otoño-invierno, se lleva el golpismo. A los etarras y los bolivarianos se les han unido los golpistas. Si faltaba algo para crear alarma en la población, vivimos un golpe de Estado.

Es tan estrambótico como irresponsable. Pablo Casado anuncia desde la sede de la soberanía nacional que asistimos a "un golpe de Estado que se está perpetrando ahora mismo en España". Así, sin temblarle los folios del máster, el líder del PP asegura que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "es partícipe" de ese golpismo. Mientras, Pablo Iglesias "está negociando el proyecto de investidura, que es que Catalunya sea independiente". Casado lo ha dicho con tanto desparpajo como cuando nos animaba a exclamar por las calles ¡Viva el rey!

Seguir leyendo »

Prostitutas desconcertadas

“Las prostitutas están desconcertadas”. Lo afirma la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, que acaba mezclando en la misma intervención “los prostíbulos”, la “herriko taberna”, “Waterloo”, “la dacha de Galapagar” y “la luna”. Montserrat termina haciendo un discurso chanante, pero la idea era denunciar la “descoordinación” del Gobierno. Aplausos de su bancada. No solo a las prostitutas, el desconcierto alcanza a cualquiera que intente descifrar todo lo que acaba de decir.

Uno se pregunta si este es el nivel que merecemos en la política, que nos cuesta un buen pico y que, supuestamente, está para gestionar y resolver problemas. Cada vez se parece más al club de la comedia en unos cuantos capítulos. Nos estamos jugando, nada menos, que los presupuestos del Estado para el año que viene, pero la oposición ha entrado en un juego de mentiras y exageraciones, cuando tendría unos cuantos argumentos para cuestionar con seriedad las ideas y acuerdos del Gobierno.

Seguir leyendo »

Desratizar

Las ratas comen con avaricia, se mueven entre lo sucio, trepan hábilmente, tienen gran capacidad de intimidación y se reproducen con gran facilidad. Caerá una rata, pero erradicarlas es imposible. Pensaba en esto con la condena confirmada a Rato y compañía por las tarjetas “black”, nada más ver la película “El reino”, que les recomiendo: “Los reyes caen, los reinos continúan”, dice la cinta.

La condena de las “black” es solo la punta del iceberg de todo lo que deberíamos saldar con unos cuantos mangantes. Hundieron una entidad financiera, que debimos rescatar con más de 22 mil millones de euros. Es, al mismo tiempo, solo una parte de un rescate bancario que el Tribunal de Cuentas cifró en 122.000 millones. Se dan ya por perdidos 60.000, que es, para hacernos una idea, una cifra similar a lo sacado de la hucha de las pensiones.

Seguir leyendo »

Celia sigue pasando pantallas

Hay políticos de otra pasta. Como Celia Villalobos. No por lo cobrado y lo que sigue cobrando en la política, que también, sino porque parece que se la trae al pairo. Celia mirando ropa en la tablet en el Congreso, durante la sesión de control al Gobierno. Después de la polémica del Candy Crush y de tantas otras. Duele ver a Villalobos a lo suyo, con lo que le pagamos, pero muestra, una vez más, que hay quien sigue en la poltrona pase lo que pase. Y le da igual.

Ya lo dijo Celia: "La jubilación puede ser con 70 años o con 82. Yo me quiero jubilar con 80 años. Tengo 68 y estoy divina de la muerte". Está claro que podría. Celia Villalobos no suda la gota gorda. Y no es que la actividad parlamentaria debiera exigirle doblar los riñones. No. Simplemente que su actitud es de continuas faltas de respeto. Para estar así, mejor estaría en su casa.

Seguir leyendo »

Vivillos

Paro y corrupción. Son los dos grandes problemas para los españoles, según el CIS. Hay otros asuntos que también preocupan, pero estos son los que más: tener algo en el bolsillo y que no nos lo birlen. Conviene recordarlo en estos días dispersos. Aznar y Solchaga han vuelto para recordárnoslo y mostrarnos lo que no debemos ser. Ni mentirosos con la corrupción, ni insensibles con los que defienden su trozo de pan.

Ha vuelto José Mari. Vuelve el hombre. El recórdman de velocidad, de abdominales, de invitados ilustres a una boda. La reaparición de Aznar da buena medida de cómo está el país. Agasajado, qué bien lo hizo, qué cojones tiene. La derecha se agarra a José María como soñando revivir aquello del Cid espantando a los enemigos después de muerto. José Mari cabalga de nuevo.

Seguir leyendo »

Viva el rey

Decía Pablo Casado: "Viva el rey. Me parece bueno que nos vayamos acostumbrando (...), incorporándolo a la conversación de la calle o la universidad". Yo no veo necesario que los universitarios lancen vivas al monarca. Más útil sería que los estudiantes vieran que aquí no hay vividores. Que no existe doble vara de medir entre los que sacrifican una parte de su vida para completar un currículum y los vivillos con expediente académico de pega.

El máster de Casado, el de Cifuentes, el de Carmen Montón… La carrera de Derecho del líder del PP, la tesis de Pedro Sánchez… El inicio de curso, tan sufrido para unas cuantas familias, coincide con la polémica sobre el currículum de algunos políticos. El debate no puede caer en el "y tú más". Urge la máxima transparencia de todos y dejar de desprestigiar el esfuerzo que supone conseguir un título para la gran mayoría.

Seguir leyendo »

Los reyes del mambo

Hubo un tiempo en el que las cosas feas del rey Juan Carlos prácticamente no se contaban. Sí, era alabado como un héroe de la Transición, nuestro mejor embajador, líder en las encuestas o padre de una familia chuli. Era un monarca ejemplar. Luego llegaron, como de golpe, las noticias de Urdangarines, Corinnas o elefantes y dejó de ser tan campechano. Tocaba la sucesión y a la Jefatura del Estado se le hizo un buen lavado de cara.

¿Y cómo se nos quedó el cuerpo? No está limpio y reluciente si seguimos ocultando los trapos sucios. Que lo sepan los que aplican el desodorante sobre las graves acusaciones de la "amiga entrañable" al emérito: dinero oculto en el extranjero, comisiones ilegales, amnistía fiscal… Como mínimo, debe investigarse. Salvo que sigamos instalados en las operaciones aseaditas con olor a naftalina.

Seguir leyendo »

Bochorno

Dos vecinos discuten airadamente en el parque sobre el nuevo trabajo de la esposa de Pedro Sánchez y el máster de Pablo Casado. Son viejos conocidos. Uno repite con insistencia que a su nieto no le dieron un título como el de Casado y otro responde preguntando “¿y los ERES?”. No hay acuerdo. En el fondo creo que todo les parece mal, pero compiten por ver quien le reprocha al otro lo peor. “Y tú más”.

El fichaje de la mujer del presidente del Gobierno por el Instituto de Empresa se ha colado como trending topic en la tertulia de mi plaza del distrito madrileño de Ciudad Lineal. Licenciada en marketing, con “20 años de experiencia”, según destaca el Instituto de Empresa, dirigirá el recién creado Centro de Estudios Africanos, dependiente de la Fundación IE, nutrida con fondos públicos y privados.

Seguir leyendo »