eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jesús Cintora

Periodista, escritor, conferenciante. Presentador de televisión y radio. En Cuatro, de espacios como Cintora a pie de calle, Las Mañanas de Cuatro, En la caja y The Wall. En la SER, de programas como Hoy por Hoy, donde fue coordinador del espacio informativo con Iñaki Gabilondo, Hora 14 y Hora 25 fin de semana. También ha sido analista político en RTVE (El debate de la 1, La noche en 24 horas) o Telecinco (El gran debate, El programa de Ana Rosa). Ha escrito el libro La hora de la verdad (Espasa) y ha sido profesor asociado en la Universidad Carlos III de Madrid.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 5066

Pablo Casado toma el relevo

Conocí a Pablo Casado en la televisión. En las tertulias de 13TV. Era 2012, y en ese mismo canal compartí debates con Pedro Sánchez y Albert Rivera. Estábamos entre los jovenzuelos que se hacían un hueco para hablar de política en la tele. De esto habría bastante que contar, pero iré al grano recordando que, al año siguiente, empecé a presentar un programa en Cuatro y  llamamos para el primer programa a Casado, Sánchez, Rivera, a Alberto Garzón (al que conocí debatiendo en Telecinco) y a Pablo Iglesias (un profesor al que había visto en algunos vídeos de Youtube).

En ese 6 de mayo de 2013 estuvieron también Ketty Garat, Ignacio Escolar o Antón Losada. Mientras algunos hemos ido perdiendo el tiempo escribiendo artículos como este, los otros cinco, cinco años después, lideran el PP, Ciudadanos, Podemos, Izquierda Unida, PSOE y hasta el Gobierno. Dejaré para otra ocasión el análisis de estas circunstancias y pasaré a intentar centrarme en la victoria de Pablo Casado.

Seguir leyendo »

Herencia recibida

Rajoy desayuna cerca de la playa. Alicante. La prensa regional habla de la guerra por el nuevo liderazgo en el PP y de las nuevas actuaciones de la jueza por la corrupción de Zaplana. La rabiosa actualidad persigue a Mariano, pero el expresidente pasa. Dedica las primeras horas del día a pasear y hará esperar a los periodistas. Si es que, además, hoy juega España.

Es la Comunidad Valenciana, una tierra especialmente machacada por la corrupción del PP y también el feudo de los grandes mítines y los apoyos internos que aupaban a Mariano en los días de gloria. Ahora, los reporteros esperan a Rajoy en su nuevo puesto de registrador de la propiedad. Aparece con casi una hora de retraso y comenta: “He trabajado muchas veces en mi vida y no estoy nervioso”. Se escabulle de la guerra entre “sorayos” y “cospedalos” y afirma que “el PP es un gran partido”.

Seguir leyendo »

Lo que verán tus ojos

Tendremos a Urdangarin en la cárcel. Cuñado de rey, yerno de rey, en prisión. El juez instructor del caso dice que es una “sentencia de saldo”, que la Infanta ha tenido “trato de favor de la Fiscalía” y que a Juan Carlos I le ha protegido su “inviolabilidad”. Lo cierto es que, sin su real enchufe, Iñaki no habría disfrutado del trato de favor que le dispensaron varios organismos públicos. Ahora, va a la cárcel y veremos por cuánto tiempo de esos 5 años y 10 meses de condena.

¿Se recuperará el dinero? En Valencia se preguntan por qué la Generalitat y el Ayuntamiento no han recuperado nada de los casi cuatro millones de euros que ambas instituciones inyectaron en la fundación de Urdangarin “sin ánimo de lucro”. En Baleares, Iñaki y compañía deben devolver 619.000 euros, aunque en un primer momento se les pedían los 2,6 millones que abonó el Gobierno de Jaume Matas.

Seguir leyendo »

No ser como tú

España está en shock. Como esa imagen de Rajoy saliendo del restaurante donde pasó las últimas ocho horas. El país se acostumbra a decir que Pedro Sánchez es el presidente y a creerse que el incombustible Mariano anuncia que se pira. España se debate entre la esperanza de los que echaron al PP de la Gürtel y los que advierten de los peligros del gobierno de "radicales", "populistas", "golpistas" y "amigos de ETA"…

Menos mal que tenemos a Aznar para darnos la medida. Por si había alguna duda, Josemari ha salido a recordarnos lo que no debemos ser. Cargado de rencor, con el cuerpo de Rajoy aún caliente, el hombre de los "2.000 abdominales diarios" ha hecho un nuevo ejercicio de cinismo, reafirmando que se siente "muy orgulloso" de sus años de gobierno, a pesar de la guerra, de los muertos y de lo peor de la corrupción. Ni pedir disculpas.

Seguir leyendo »

Que alguien me ayude

¡Que alguien me ayude! ¡Que vienen “los amigos de ETA”, los “radicales”, “las bolsas se hunden” y “el país se va a pique”! ¡Que alguien me ayude! ¡Que vienen a por mí! No falla. Cuando el poder de la derecha está en peligro, la amenaza fantasma se proclama y Rajoy se aventura a convencernos de que es “o yo o el caos”. Yo, a pesar de la sentencia y la vergüenza corrupta, “aunque lo digan los jueces”.

Rajoy se agarra al poder porque teme la que le viene encima cuando lo pierda: la caja B, la contabilidad paralela, los sobresueldos en negro, la financiación irregular, las mordidas, los paraísos fiscales… No son vasos y platos. Son asuntos que no tendrían un pase en una democracia seria y que no se despacharían mintiendo ante un tribunal. La credibilidad del presidente ha sido descalificada en una sentencia y lo propio es que quede descalificado ahora como jefe del Gobierno.

Seguir leyendo »

Eduardo Manostijeras

Hoy, Mariano Rajoy escurre el bulto y el PP dice que Zaplana “pertenece al pasado”, pero parece que Eduardo siempre fue un vivo que se lo llevaba muerto. Quién diría que Edu era un hombre a unas tijeras pegado. De todo lo que tocaba, dicen que se llevaba un parte. Que no podía evitarlo. Años y años metiendo el tajo, aunque debemos pensar que en el Partido Popular nadie sabía nada.

Hoy calla, pero en 1991 Mariano Rajoy Brey bendijo el ascenso de Zaplana al poder. Rajoy, entonces vicesecretario general del PP, apoyó con entusiasmo a Eduardo, el alcalde de Benidorm. Edu llegaba a la alcaldía con el apoyo de una tránsfuga, Maruja, “la bienpagá”. La colocaron a ella y a la familia. ¡Pero quién iba a pensar que el colocón de Eduardo duraría tanto!

Seguir leyendo »

Pablo Casado, esprínter

Fue José María Aznar quien presumió de “poner los pies encima de la mesa” y decirle a George Bush: “Yo hago 10 kilómetros en 5 minutos”. Si lo de Aznar fue una fanfarronada ridícula, uno de sus “cachorros”, Pablo Casado, acaba de confirmarnos que su título de Derecho no fue una carrera, sino un auténtico  sprint. La mitad, 12 asignaturas, se las ventiló en las convocatorias de junio y septiembre del mismo año. Según Casado, “es algo muy habitual”.

Pablo Casado se ha preguntado “qué estamos haciendo con el periodismo en España”, porque lamenta ser víctima de “un verdadero acoso”. El dirigente del PP asegura que solo falta que le saquen “el título de EGB o unos análisis de sangre para decir que hay consumo de estupefacientes”. No se ha llegado a ese punto. Casado simplemente debe aclarar las exclusivas que han ido destapando varios medios y demostrar que no hizo su carrera dopado. Porque “muy frecuente” no es. Por lo menos, está al alcance de unos pocos.

Seguir leyendo »

Su 'caja tonta' B

Hay en la España bizarra un presidente de la radio y la televisión pública que va al Parlamento a decirnos “yo voto al PP y seguiré haciéndolo”. Se llama José Antonio Sánchez. “J. A. Sánchez” para los amigos en los papeles de Bárcenas. Rajoy hace como que lee el Marca, pero puso a buen recaudo quien controla el parte. Pagado por todos. El gasto de la Corporación RTVE fue de 952 millones de euros el año pasado. Eso sí, Montoro acaba de decirnos en el Congreso que, si no nos gusta, cambiemos de canal.

En esta España de avances democráticos, una de las primeras cosas que hizo don Mariano al llegar al Gobierno fue aprobar por decreto y mayoría absoluta una televisión de partido. Tiró de pedigrí y nombró al tal Sánchez. Ni pactos, ni mandangas. “J. A. Sánchez” cobró de la “contabilidad B” del PP, según los manuscritos de “Luis, sé fuerte” y ya controló el ente con Aznar, cuando Comisiones Obreras era “C C O O”, el Prestige “hilitos de plastilina” y el “No a la guerra” una búsqueda de armas de destrucción masiva.

Seguir leyendo »

Perico el de los palotes

"Prostitutas de tres en tres en hoteles de lujo, sobres con billetes de 500, transferencias bancarias, regalos de relojes, alfombras, bandejas de caviar…". Quizás lo de Cifuentes dejó en un segundo plano al senador del PP, Pedro Agramunt, pero conviene no olvidar que sigue en su puesto, pese al informe europeo que le señala por presunta "actividad de naturaleza corrupta". El dirigente del PP no se va del Senado, no le echan y seguimos pagándole un sueldo también de morro fino.

Al más puro estilo Rajoy, y es literal, el senador Agramunt ha lamentado ser víctima de un ataque "inquisitorial". No está dispuesto a dejar el escaño, a pesar del informe de más de 200 páginas de la Comisión independiente, que investiga supuestos casos de corrupción en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. A nuestro hombre "made in Spain" le ponen fino, pero Agramunt no se ha puesto ni colorado.

Seguir leyendo »

Cifuentes: caso aislado

Cristina Cifuentes ha dimitido. Falta que dimitan todos los que han vilipendiado la enseñanza pública, igual que han saqueado Madrid, han atacado con amenazas a los periodistas que lo cuentan, han mentido descaradamente o han apoyado a Cifuentes, a sabiendas de que sus chanchullos eran verdad. Solo cuando ha convenido, a Cristina han dejado de darle masaje y le han sacado las cremas.

La propia Cifuentes le ha puesto voz: “Me voy para evitar que la izquierda destruya todo lo bueno que hemos construido”. Bueno, como diría Mariano, “todo es falso, menos alguna cosa”. Cristina no se va. La echan. Sí, para evitar que prospere la moción de censura con el PSOE, Podemos y Ciudadanos. Rajoy ya piensa en otro dirigente del PP que mantenga las “buenas construcciones” de las que habla Cifuentes. Si alguien ha visto algún solar como la Gürtel, Púnica, Lezo, Caja Madrid… Por sus obras les conoceréis.

Seguir leyendo »