eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Joan Coscubiela

Sindicalista y político español, secretario general de Comisiones Obreras de Catalunya entre 1995 y 2008, diputado por Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV) entre 2011 y 2015. Ha sido diputado del Parlamento de Catalunya y portavoz de Catalunya Sí que es Pot en el hemiciclo catalán

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 306

Seguridad Social: retos asumibles

Abordar el debate sobre el futuro de las pensiones requiere tener algo de perspectiva histórica y reconocer que, a pesar de sus insuficiencias, la evolución de la Seguridad Social en los últimos 40 años es una historia de éxito.

En este período ha habido de todo como en botica. Ha aumentado significativamente la cobertura, con más personas protegidas y mayor protección. Aunque también se han producido ajustes que en algunos casos dificultan el acceso a las prestaciones o reducen su cobertura.

Seguir leyendo »

Continúa la ficción. Del procesismo al legitimismo

El debate de investidura y  la elección de Joaquim Torra como presidente me han dejado un sabor más agrio que dulce.

La alegría inicial por la normalización que supone una investidura efectiva, después de cinco meses de fuegos artificiales y degradación política, ha quedado rápidamente arrinconada por el pánico provocado por la personalidad del candidato, sus intervenciones y el debate de investidura.

Seguir leyendo »

De aquellos barros estos lodos

Estos días asistimos entre consternados, indignados y perplejos a una nueva actuación de la Policía a instancias de la Fiscalía, la detención de una joven a la que se acusa de coordinar la acción de los Comités de Defensa de la República (CDR). Y en base a ello se le pretendía imputar el delito de terrorismo.

Se trata de un capítulo más en el intento de los poderes del Estado y sus voceros mediáticos de construir el imaginario de una Catalunya instalada en la violencia.

Seguir leyendo »

El poder de la culpa

La culpa tiene poder, bien podría ser el título de una nueva rumba catalana. O quizás mejor la letra de un rap de denuncia cantado en las movilizaciones sociales.

La culpa tiene poder y los poderosos saben por qué. Se viene utilizando desde tiempos ancestrales y con gran éxito como elemento de dominación social. Alcanza su cénit con las religiones monoteístas, que han conseguido ofrecernos el pack completo. La culpa -del pecador- la confesión, el arrepentimiento y la penitencia. 

Seguir leyendo »

¿Victoria o solución?

De todos los posibles desenlaces que nos acechan en cada esquina del conflicto "catalán" el peor de todos es que alguien pretenda imponer su "victoria". La tentación es grande y se vislumbra en el imprudente comportamiento del Gobierno español y de sus irresponsables jaleadores mediáticos.

Estamos ante un conflicto empantanado por la inhibición política de Rajoy durante años. Hoy, mientras sectores del independentismo continúan apostando por la astucia para burlar al Estado, el Gobierno se parapeta en los Tribunales, a los que ha transferido la responsabilidad y encargado la tarea de derrotar al independentismo.

Seguir leyendo »

Siguen jugando al "gallina"

Una vez mas la astucia procesista es la protagonista de la política catalana. En una declaración institucional grandilocuente y cargada de altisonantes palabras el President del Parlament ha anunciado la suspensión del Pleno en el que debía votarse la investidura del candidato Puigdemont.

El tono, las trascendentes palabras utilizadas y su voluntad de aparentar firmeza presagiaban, desde el minuto cero, que después de la autoafirmación de resistencia llegaría la dosis de realismo. Una vez más se ha vestido de épica lo que en realidad es una decisión forzada por el Tribunal Constitucional, la renuncia a la investidura de Puigdemont.

Seguir leyendo »

Su señoría se lía y la lía

No debe de ser fácil instruir un procedimiento penal tan complejo. Por la gravedad de los delitos imputados y sus consecuencias en el terreno personal, por la incidencia política de las decisiones judiciales y por el permanente y no siempre riguroso escrutinio de la opinión publicada. 

Pero esa complejidad no sirve para explicar  el incomprensible auto dictado por el Magistrado instructor Pablo Llarena resolviendo la petición de excarcelación presentada por Oriol Junqueras para asistir a los Plenos de constitución del Parlament de Catalunya y de investidura del President. Lejos de resolver el conflicto jurídico planteado, el Magistrado le ha creado un problema –otro más– al Parlament. 

Seguir leyendo »

No queda margen para más astucia

La anterior legislatura del Parlament de Catalunya se caracterizó por el uso y abuso de la astucia como estrategia política por parte de la mayoría independentista. Hasta el punto de que la astucia se convirtió en engaño –un gran autoengaño colectivo – y la ilusión –legítima – en una gran ficción. 

La astucia sirvió a la mayoría para sostener una gran ilusión, construida durante muchos años de movilización masiva y sostenida, e impedir que ese río de ilusión se convirtiera en frustración. Se generó la ficción de que un referéndum pactado no era factible y en cambio una declaración unilateral de independencia sí. Y que la astucia permitiría eludir las actuaciones del Gobierno español y las resoluciones de los Tribunales. 

Seguir leyendo »

Pacte o insubmissió

Totes les definicions diverses que al llarg del temps s’han fet sobre l’Estat coincideixen en que és una estructura política que ostenta un poder de coacció sobre una comunitat humana

El que Max Weber va anomenar “monopoli en l'ús legítim de la força física” o “monopoli de la violència” i Marx el “regne de la força dels que ostenten el poder”.

Seguir leyendo »

Pacto o insumisión

Todas las definiciones diversas que a lo largo del tiempo se han hecho sobre el Estado coinciden en que es una estructura política que ostenta un poder de coacción sobre una comunidad humana. Lo que Max Weber llamó “monopolio en el uso legítimo de la fuerza física” o “monopolio de la violencia”, y Marx “el reino de la fuerza de los que ostentan el poder”.

El Estado, a diferencia de otras formas de ejercicio de la violencia, precisa de legitimidad para imponer su coacción organizada.

Seguir leyendo »