eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

José Bocanegra

José Bocanegra (San Javier, 1977) es autor de 'Historia de 1 persecución', '99 maneras de acercarse a un tigre' y 'Corralejo'. Además, es editor en La Marca Negra Ediciones.
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

La Gran Polvareda. Cuando ser norteamericano no fue suficiente

 En los años '30 del pasado siglo, los EEUU vivieron el mayor desastre ecológico de su historia. Lo llamaron The Dust Bowl, cuya traducción literal sería El Bol de Polvo, aunque tal vez sería más acertado llamarlo La Gran Polvareda. Con centro en Oklahoma, la sequía se extendió durante más de un lustro, lo que dio lugar a una penosa cadena de acontecimientos retratada por extenso en la magnífica Las uvas de la ira (1939), de John Steinbeck, que le valió tanto el Pulitzer como el odio de una buena parte de la América conservadora.

Los bancos dieron créditos a unos granjeros de por sí humildes que veían cómo un año tras otro la sequía los dejaba sin cosecha. Esto hizo que se empobrecieran y endeudaran paulatinamente. Sin producción, era imposible pagar unos préstamos cuyos intereses crecían de modo exponencial. Por lo que finalmente, fueron embargados y forzados al éxodo.

Seguir leyendo »

El parado de Schrödinger

Me ha parecido escuchar algo. Un ruido de cadenas. Ah, es el sonido de las cadenas de los trabajadores esclavos. Trabajan duro desde el amanecer hasta la puesta del sol para aclarar todo este desastre. El temporal se lo llevó todo y ellos ya cobran sus pagas de cuatro, ochocientos euros a nuestras expensas.

Seguir leyendo »

La mata de pelo

Aquel viernes por la noche salí con mi pareja. Excitados por la posibilidad de una coalición de izquierdas, dejamos que se nos fuera la mano con el tequila y estuvimos dando tumbos de fiesta en fiesta hasta las tantas de la madrugada. A la vuelta, nos vinimos arriba y contratamos los servicios de Awa, una divertida prostituta senegalesa que no recuerdo cómo y cuándo apareció.

Llegamos a mi piso, riendo y tropezando por las escaleras y, una vez allí, pasamos a mi dormitorio, donde nos dimos placer entre los tres de forma sistemática y prolongada hasta que llegó el amanecer y salió el sol.

Seguir leyendo »

Janet Ortega Smith

Barcelona, 28 de junio de 2029

Cuando llego al punto, Janet, elegantemente vestida con un vestido de flores, está terminándose un Martini. Frunce el ceño y hace ademán de regañarme. Pero es de broma, como demuestra la dulce sonrisa que esboza una décima de segundo después. Hemos quedado en un pequeño bar que hace esquina en un rinconcito del Raval.

Seguir leyendo »

El deseo de perderse en un mercado persa

Adriana Lastra encendió mi imaginación el otro día, cuando, para manifestar su desdén por cierta clase de negociaciones poselectorales, dijo que Madrid no era un mercado persa. Antes de que la prosaica realidad terminara de hastiarme, llegó esta política y me mostró la puerta secreta que conduce a la evasión: está en el lenguaje.

De modo que ya me veía yo en el mercado persa de Madrid, perdido -que es lo que a mí me gusta, como contaré más adelante-, sorprendiendo, tal vez, a un Abbas-Khal tunicado, que se dirige, a través de un oscuro pasadizo, hacia la cueva de Alí Babá para intentar perversos pactos con Pablo Casado y sus cuarenta ladrones.

Seguir leyendo »

Fotografía de un fantasma

He visto una fotografía: un tipo se asoma al balcón con una imitación del casco de Hernán Cortés en la cabeza. Me invade una sensación de vergüenza que dura unos segundos. Es un país dado al disfraz, me digo a mí mismo a modo de explicación mientras sigo observando a este mortadelo contemporáneo y tal vez por eso anacrónico.

Otra parodia en el espejo cóncavo español: el nuevo esperpento de la política también es feo, católico y sentimental. España es Goya y Valle-Inclán; Mortadelo y este hombrecillo que se ha puesto de actualidad. Cómica y trágica a la vez.

Seguir leyendo »

Bromas holocáusticas del Capitán Alatriste

Hace unos días, lamentaba de broma el 'alatristemente célebre productor de best sellers' (el mote es de su compañero, el académico Francisco Rico) que iba a escribir una novela sobre Auschwitz, pero ya estaban pillados todos los personajes. La coña llegó tan lejos, jaleada por ese ejército de intelectuales cuyo escudo es un pájaro azul, que hasta el mismísimo Memorial de Auschwitz se dio por ofendido.

Pero detrás de este infortunado chiste se plantea una cuestión interesante, desde el punto de vista de la ficción: ¿está agotado el tema de la Segunda Guerra Mundial para la literatura?

Seguir leyendo »