eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

José Vicente Barcia

Periodista. Jefe de Gabinete de la Alcaldía de Cádiz. Activista de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético. Ha sido  Responsable de comunicación de .

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 167

Lo demás, “merde”

La corrupción, tal y como se muestra en la realidad más actual, desbordándolo todo y a todos, no sólo es un modo de latrocinio, es un amplio marco de contravalores profundamente anclados a las estructuras más icónicas de nuestro país. Se trata de un modelo cultural que prima los resultados y desprecia cualquier planteamiento ético. Hay toda una sociología de la corrupción que considera a ésta como un auténtico mecanismo de movilidad social, de salto de clase, una especie de fortuna a la que se puede tener acceso sólo desde una presencia activa, oportunista e inmoral. Tanto es así, que cuando un posible corrupto es objeto de investigación, no son pocas las muestras de solidaridad que suscita. Esas muestras de solidaridad son, sin lugar a dudas, parte del conglomerado cultural que posibilita la corrupción. 

Quizá uno de los casos más hirientes de esta solidaridad con los investigados por corrupción, sea el de los nuevos reyes de España, a propósito de los mensajes interceptados entre estos y el investigado López Madrid, a cuenta del gasto de los más de 30.000 euros de su tarjeta black.

Seguir leyendo »

Conciencia sobre un planeta herido

Retorno un año más a la nueva edición del Festival Internacional  de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza, Ecozine, y lo hago con un sentimiento entreverado de ilusión y alegría, pero también de tristeza y desolación. Pedro Piñeiro, artífice y director de este festival me recibe con una máxima que le otorga a su alegría la calidad de la consciencia: “Somos gente pequeña creando actitud de cuidado en un mundo que se nos cae”.

A estas alturas, la batalla de la razón, a propósito de la necesidad perentoria de crear un nuevo contrato social entre nuestra especie y el medio, parece ganada. Son ya décadas de luchas, de informes, de análisis, de propuestas, de movilizaciones, que han reafirmado lo insoslayable de la causa ecologista: que no se puede mantener la idea de un crecimiento infinito en una realidad biosférica limitada, que no hay una dicotomía real entre nuestra especie y el medio, porque nuestra ecodependecia es total, que no hay más remedio que crear las bases de una transición que nos saque, de una vez por todas, de un sistema que ha combustionado nuestro presente a golpe de consumismo, poniendo en grave peligro nuestro futuro.

Seguir leyendo »

Apuntes sobre el impacto del modelo energético actual sobre la democracia

A la huella sobre el medio ambiente y sobre los derechos humanos que conlleva el actual modelo energético, hay que sumar el gravísimo impacto que este modelo tiene sobre los procesos democráticos. Resulta palmaria la abrupta alteración de procesos mínimamente democráticos que se produce en aquellos países del sur cuyos recursos son saqueados por empresas o consorcios, con el fin último de perpetuar el abastecimiento de los mercados centrales.

Podemos subrayar cuatro estrategias básicas aplicadas por el centro del sistema en aquellos países ricos en recursos energéticos: La deuda como cautiverio. La búsqueda y provocación del empobrecimiento de regiones enteras y la urgente necesidad de desarrollo (con parámetros occidentales), como modo de justificar su endeudamiento y ulterior pérdida de soberanía.

Seguir leyendo »

Ladislao Martínez: el árbol y las semillas

Construido a golpe de voluntad y determinación, inventado y reinventado en la férrea cultura de la resistencia de quien no se dejó moler por el rodillo de la historia, Ladislao Martínez se erguía como un árbol frondoso en el hosco y conmovedor páramo manchego. De Cuenca, Garcinarro, y de ese pueblo este árbol de 56 años, armado de leña libertaria y ciencia razonada. “¿Qué no brilla nuestra estrella? ¿Cómo no va a brillar nuestra estrella entre las miles que se asoman al cielo todas las noches? Que brille es una cuestión de poética y probabilidades”.

Ladislao era leal, cariñoso y duro en el cuerpo a cuerpo. “Somos retrato que sintetiza la aspereza de nuestros paisajes, nuestras derrotas y también algunas de nuestra victorias”. Conocer a Ladislao era asomarse a sus causas: el ecologismo social, la altereconomía, la educación, el agua, las energías renovables…

Seguir leyendo »

Algunas cosas que debería aprender el PSOE antes de ser irrelevante

Sorprende la zozobra miope del PSOE que sigue empecinado en tomar aire aumentando el peso de sus lastres. Qué triste resulta constatar que el cambio de líderes no modifica la cultura política de este partido. La verborrea anti-Podemos de sus líderes más visibles, con argumentos zombis como el de la "pinza", evidencia hasta qué punto a la falta de ideas se le ha sumado un importante deterioro de sus capacidades cognitivas. Este partido, que pasó de transformador a turnista tras haber sido vaciado de valores por el felipismo, corre en el presente el riesgo de culminar su deriva encallando en la irrelevancia. Ni bandazos ni soflamas posibilitarán un rumbo firme para el PSOE, sólo una singladura sincera y colectiva que trascienda su cultura electoralista generará un contexto de aprendizaje a partir del cual volver a ser útil.

Desandar el camino de la nada. En su formidable Historia Interminable, Michael Ende nos muestra que la magia que transforma se extermina a golpe de nadería. La travesía del PSOE desde el advenimiento de la democracia ha desdibujado su ideario. El canje de ideas por desarrollismo hipotecó la salud política de toda la sociedad. Y, efectivamente, de aquellos barros estos lodos. La credibilidad del PSOE como partido de izquierdas es como la de un taller de risoterapia suministrado como tratamiento a un grupo de desahuciados. Sin dilación, el PSOE debe desandar los caminos de la nada y recuperar sus valores, no ya como mercancía disponible en el prostíbulo del mercado de la comunicación, sino como reencuentro y refundación de su propia identidad. Abandonar los valores neoliberales apostando por un modelo productivo alejado del ladrillo y la especulación, acabar con las amnistías fiscales y comprometerse firmemente a derogar la reforma del artículo 135 de la Constitución, por citar algunas referencias económicas, sólo sería el comienzo del camino. 

Seguir leyendo »

El último europeo

1. La deriva

El barco europeo naufraga en manos de mercachifles que han expulsado los valores de concordia, justicia y sostenibilidad de su praxis política más básica. Tras agotar los vientos que soplaron finalizada la nefanda Segunda Guerra Mundial que clamaban por la construcción de puentes, y demolido el dique soviético, el gran poder económico abordó las esferas políticas, sumiéndonos en una deriva mercantilista sin precedentes, que ha provocado este vendaval económico y esta desazón ciudadana generalizada.

Seguir leyendo »

7 estrategias feroces de una derecha salvaje

1. Omisión e invisibilidad. La derecha intenta que la sociedad perciba una realidad amputada de todos aquellos elementos que, tomados en conjunto, pudieran suscitar una crítica social profunda. Por ello, fragmenta aquellas cuestiones conflictivas y las descontextualiza vaciándolas de verdad, omitiendo su significado y ofreciendo un significante carente ya de valor transformador. Se trata de generar una semiótica del despiste que sature, agobie y confunda para que sea finalmente se aceptada. No sólo es que Rajoy apenas dedicara 17 segundos a temas socialmente cruciales en el debate del estado de la nación, como el empobrecimiento de la sociedad, es que además se refería a ellos con una evidente intención desinformativa.

2. La culpabilización de los adversarios. Estos días he tenido la oportunidad de conversar con diferentes parlamentarios de la oposición, que me han referido el trato grosero, a veces matón, de miembros de la bancada popular, de algunos ministros y del propio presidente del Gobierno. Esta táctica, además de intentar desestabilizar al adversario político con insultos e insidias, intenta mostrar con ensayado artificio una actitud de indignación como forma de oponerse a la oposición, generando así una inercia de pensamiento social en la que la ciudadanía identifica al presidente con la figura de un padre enfadado que señala a los culpables. Lo que se pretende con esto, es fijar el juicio social sobre quienes son reprendidos y no sobre quienes ejercen responsabilidades de gobierno.   

Seguir leyendo »

¿Quién dejará de beber Coca-Cola?

Ante el anuncio de la compañía multinacional de aplicar un ERE a 1.253 trabajadores y cerrar cuatro de sus plantas, cuando éstas generan  beneficios de cientos de millones de euros al año, parece importante extraer algunas razones que arrojen algo de luz a un caso tan turbio como el color del refresco de cola más consumido en el planeta.

1. Despidos baratos y cuantías menores de las indemnizaciones. A Coca-Cola le resulta sumamente ventajoso deshacerse de trabajadores y plantas, precisamente en este momento, cuando está vigente una de las reformas laborales más degradantes que ha sufrido España, abaratando el despido y trazando la senda para el despido libre. Todas las demoscopias parecen consolidar la idea de un cambio de ciclo político. Lo que hace la multinacional es pisar el acelerador para deshacerse de sus empleados de manera barata y antes de que la actual reforma laboral sea derogada, como así ha manifestado que hará buena parte de la oposición.

Seguir leyendo »