eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Igualdad para vivir, diversidad para convivir

Gracias al apoyo de sus socios y socias, el curso escolar 2017/2018 Ayuda en Acción lleva a cabo en el CEIP Andrés Manjón de Zaragoza el proyecto de innovación educativa interdisciplinar Danza y Convivencia

Este proyecto aúna la educación física y artística con el objetivo de potenciar la expresión creativa, corporal y artística del alumnado, fomentando valores como la autoestima, la aceptación, la autonomía y la colaboración 

Durante este curso se está reforzando la formación del alumnado de 1º a 6º de primaria gracias al trabajo del profesorado del centro, especialmente de educación musical y física, con una especialista en danza y trabajo social

- PUBLICIDAD -
Danza y Convivencia se basa en la premisa de “Igualdad para vivir, diversidad para convivir”. Ayuda en Acción

Danza y Convivencia se basa en la premisa de “Igualdad para vivir, diversidad para convivir”. Ayuda en Acción

Danza y Convivencia responde a la realidad sociodemográfica de las familias y alumnado del colegio Andrés Manjón de Zaragoza, condicionada por el lugar donde está ubicado el centro. El centro educativo está enclavado en el popular barrio Delicias; un barrio que en los últimos años ha sufrido grandes transformaciones debido al alto porcentaje de población migrante que acoge. Así, de la totalidad de niños y niñas del cole, aproximadamente el 98%, proviene de otros países, especialmente de Gambia, Argelia, Ghana, Rumanía y Marruecos, conviviendo en sus aulas cerca de 25 nacionalidades distintas. Esta riqueza cultural lleva aparejada dificultades idiomáticas.

Además, debido a las adversidades del contexto en que vive esta infancia, la atención plena se ve desdibujada por problemas de concentración y rendimiento escolar debido a estados anímicos poco deseables y preocupantes a edades tan tempranas. 

De ahí que entre los objetivos del proyecto estén los de favorecer la regulación de las emociones, pensamientos y reacciones, descendiendo los niveles de impulsividad, y potenciar actitudes de trabajo en equipo, cooperación y comunicación no verbal a través de la música y la danza, entendiéndose esta como vehículo para la expresión y la reflexión. En él se aúna la educación física y artística con el objetivo de potenciar la expresión creativa, corporal y artística del alumnado, fomentando valores como la autoestima, la aceptación, la comunicación, la autonomía y la colaboración. Estamos convencidos de que el fomento de la educación vivencial y de valores a través de la expresión creativa y artística es un puente de acercamiento a todas las culturas.

El fomento de la educación a través de la expresión creativa y artística es un puente de acercamiento a todas las culturas. AeA

El fomento de la educación a través de la expresión creativa y artística es un puente de acercamiento a todas las culturas. AeA

La música y el baile como instrumentos para la convivencia

Danza y Convivencia se basa en la premisa de “ Igualdad para vivir, diversidad para convivir” y trata de vehicular hacia la convivencia actuaciones educativas preventivas a través de la música y el baile. Se articula en cuatro talleres: el cuerpo que juega, aprende y se construye (el universo infantil del juego corporal); el cuerpo que se cuida y siente (salud física y bienestar emocional); el cuerpo que se prepara y se dinamiza (educación corporal en la práctica deportiva) y el cuerpo que descubre, explora y vibra (expresión artística corporal en los ritmos y danzas del mundo). Y es que, como bien dice su directora, Soledad García: «[…] en el marco educativo, y más si cabe en entornos como el de nuestro centro, se pretende lograr la plena realización de la personalidad y su integralidad educativa. Se insertan así —expresaba— actividades vinculadas con el cuerpo (música, expresión corporal, mimo, danza…), considerando las múltiples ventajas que aportan al desarrollo de la personalidad del menor al entrar en contacto con sus facultades físicas, intelectuales y afectivas».

Es bien sabido, como continuaba diciendo Soledad, que «[…] través de esta actividad motriz construyen su esquema corporal, descubren y conocen su cuerpo, lo utilizan como vehículo de expresión, experimentan la realidad temporal, la organización rítmica en sus acciones, la toma de conciencia del mundo exterior en el que viven, el espacio que han de compartir con los otros en un ambiente lo más armónico posible... ».

Y es que, como terminaba exponiendo: «Los niños y niñas aprenden a expresarse para vivir y disponen, gracias al cuerpo, de un maravilloso instrumento para lograrlo. Este es una materia privilegiada, abierta a la belleza del gesto, a la invención, al ritmo, al equilibrio, al arte…».

No podemos estar más de acuerdo con esta bella afirmación cuando la meta es lograr que estos niños y niñas se descubran a sí mismos de una manera plena y armónica. Es por ello que agradecemos a nuestras socias y socios su colaboración para continuar dotándoles de los medios necesarios para su mejor adaptación al universo como seres humanos individuales y socializados en un mundo globalizado y necesitado de valores permanentes, comunes e interculturales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha