Los malienses internados en el CIE de Gran Canaria serán liberados tras pedir protección internacional

Imagen de archivo de un grupo de migrantes en el muelle de Arguineguín tras llegar en patera a Gran Canaria

0

Treinta malienses internados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco, en Gran Canaria, serán liberados y trasladados a un centro de acogida humanitaria tras haber solicitado protección internacional ante la Policía. A pesar de ser nacionales de un país en guerra, los migrantes fueron trasladados desde el muelle de Arguineguín al CIE el pasado viernes.

El juez de control de Barranco Seco, Arcadio Díaz Tejera, visitó este miércoles el establecimiento para reunirse con los migrantes en compañía de traductores de wolof, bámbara y pulaar. En este desplazamiento, el magistrado les informó de su derecho a solicitar asilo, ya que "no le habían informado sobre ellos tras su llegada en patera a las costas de Gran Canaria", según declaró Díaz Tejera a Efe. "Los inmigrantes indocumentados que llegan a España deben conocer sus derechos a través de un abogado y de un intérprete, de forma individual y privada", apuntó el juez.

En la actualidad, permanecen en Barranco Seco dos personas de Gambia, una de Mauritania y nueve de Senegal. Hasta el martes, se contabilizaban diez senegaleses, sin embargo uno de ellos ha asegurado ser de Malí y ha pedido protección.

Estos inmigrantes tendrán una primera entrevista la próxima semana con un inspector de Policía para que acredite la situación de peligro que alegan por la situación bélica de Mali, que después será revisada por la Comisión de Asilo, que emitirá una resolución, que es susceptible de revisar de nuevo, ha explicado el magistrado a Efe.

Según Acnur, ninguna persona procedente de las regiones afectadas por el conflicto debería ser devuelta de manera forzosa, puesto que el resto del país no debe ser considerado como una alternativa adecuada al asilo hasta el momento en que la situación de seguridad, el estado de derecho y los derechos humanos hayan mejorado significativamente. Así, Acnur insta a los Estados a proporcionar acceso al territorio y a los procedimientos de asilo a las personas que huyen del conflicto en Malí.

Díaz Tejera ha informado de que el pasado lunes estuvo en el CIE, donde se entrevistó con el personal sanitario y los policías que se encargan de la vigilancia, y estableció un día a la semana para entrevistarse con los inmigrantes. Las condiciones en las que se ha abierto Barranco Seco son las mismas que forzaron su cierre dos semanas después de la declaración del estado de alarma, ya que el hacinamiento en el que se encontraban los internos facilitó la propagación del virus y el aumento de los contagios. "Las celdas son de seis a ocho personas", explicó a Canarias Ahora el magistrado.

Sobre este blog

    Autores

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 13:11 h

Descubre nuestras apps

stats