María Luján: "Muchas compañeras estaban asustadas en el descanso de la final"

La jugadora del Rocasa Gran Canaria María Luján (d), intenta disparar a puerta ante la oposición de la jugadora del Bera Bera Maitine Echevarria (I). durante el partido de la final de la Copa de la Reina de Balonmano

Efe

La central del Rocasa Gran Canaria, María Luján, ha reconocido este martes que en el descanso de la final de la Copa de la Reina, al que llegaron perdiendo por 15-10 ante el Amara Bera Bera, comprobó que varias de sus compañeras estaban asustadas, aunque pudieron ganar el trofeo gracias a la garra mostrada en la segunda parte y en la prórroga.

El Gobierno canario, el Cabildo y el Ayuntamiento de Telde felicitan a las campeonas del Rocasa

El Gobierno canario, el Cabildo y el Ayuntamiento de Telde felicitan a las campeonas del Rocasa

"Creo que fuimos el equipo que llegó mejor físicamente a esta competición y pudimos demostrarlo. Aunque empezamos muy flojitas en la primera parte de la final ante Bera Bera, gracias a la garra y coraje característicos de este equipo nos llevamos la Copa", ha indicado.

"En el descanso tiré de galones y experiencia en el vestuario, porque muchas compañeras tenían cara de estar asustadas, aunque entre María González -la capitana- y yo empezamos a darles ánimos y a decirles que si el rival nos ganaba se lo tenía que currar", ha señalado.

María Luján ha resaltado que el Rocasa ofreció un cambio descomunal en el segundo tiempo y en la prórroga, y ha elogiado la gran labor de la joven guardameta grancanaria Dara Hernández.

"Con el partido de una gran Dara en la portería, que estuvo espectacular, y las demás jugadoras, que estuvimos más fluidas en ataque, conseguimos ganar esta Copa. Dara estuvo soberbia y apenas tengo palabras para definir su actuación, porque lo hizo muy bien teniendo aún poca experiencia", ha revelado.

"También me quito el sombrero ante Antonio (Moreno, el entrenador), porque tuvo la valentía de quitar a una portera como Silvia (Navarro, guardameta titular de la selección) para poner a Dara. Cuando terminó el partido lo felicité por ese cambio, que fue muy acertado", ha manifestado.

Pese a la tremenda alegría que representa ganar esta Copa de la Reina -la segunda en el palmarés del club-, María Luján no tiene claro si seguirá ligada a la disciplina del Rocasa la próxima temporada.

"Aún quedan cuatro partidos para terminar la Liga y ya veremos qué pasa. Tengo una clínica con la que tengo medio apalabrado mi futuro laboral como fisioterapeuta y me piden que el compromiso sea total. Ojalá pudiese compaginar las dos cosas, porque el balonmano me tiene enamorada", ha concluido la aguerrida jugadora isleña.

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2017 - 21:24 h

Descubre nuestras apps

stats