La portada de mañana
Acceder
Las comunidades del PP presionan a Sanidad para el certificado COVID en bares
Las sombras de Sotheby’s, la empresa que intervino en la venta del Goya de Aguirre
Opinión - Otra política y otra derecha, por Esther Palomera

El REF, el sector audiovisual y Gran Canaria

2

El sector audiovisual de las islas contribuye a la diversificación e internacionalización de nuestra economía, posibilita la generación de empleo cualificado y el fomento del talento de nuestros profesionales en este ámbito.  Y no menos importante es su efecto sobre la promoción de la marca turística para atraer otro perfil de visitantes. Sin embargo, su desarrollo está siendo actualmente frenado por decisiones del Gobierno central que reducen drásticamente el diferencial fiscal para la realización de  producciones audiovisuales en nuestro Archipiélago y suponen un grave incumplimiento de nuestro Régimen Económico y Fiscal (REF).

Desde hace algo más de un año se viene incumpliendo con este precepto, al modificarse el Impuesto de Sociedades en el marco del Real Decreto-ley 17/2020 de 5 de mayo, por el que se aprueban medidas de apoyo al sector cultural y de carácter tributario para hacer frente al impacto económico y social del Covid 19.

Con esa reforma, se ha ampliado en el ámbito estatal el límite de la deducción a 10 millones de euros, sin que, al mismo tiempo se haya actualizado la disposición adicional decimocuarta del REF anteriormente citada. Desde mayo del año 2020 mientras que para producciones audiovisuales realizadas en el resto del territorio español la deducción puede alcanzar hasta 10 millones de euros, en Canarias solo se permite hasta 5,4 millones. Esto está produciendo el consiguiente desvío de esta actividad hacia otros territorios, situación que se acrecentará mientras no se corrija este escenario.

Los grupos políticos del Parlamento de Canarias aprobaron unánimemente el 24 de mayo una PNL en la que se instaba al Gobierno de España “para que de forma urgente tramite, a través de un Real Decreto Ley o norma con rango de ley, la actualización de la disposición decimocuarta de la ley 19/1994, de modificación del REF sobre deducciones por producciones cinematográficas en el Archipiélago, de manera que se incremente en un 80% el límite de 10 millones establecido para el conjunto del Estado. Esto supone pasar de los actuales 5,4 millones a 18 en las Islas, con la finalidad de mantener el diferencial fiscal del que disfrutaba Canarias hasta la aprobación del Decreto-Ley 17/2020”.

El pasado 25 de junio todos los partidos políticos suscribieron también el dictamen desfavorable de la cámara al cambio legislativo propuesto por el Gobierno de España. En definitiva, se trata de un asunto en que Canarias además de defender el necesario incentivo a las producciones audiovisuales realizadas en su territorio, se juega el respeto a sus fueros y el cumplimiento de su Régimen Económico y Fiscal (REF) por parte del Gobierno central. No se puede dar un paso atrás a la hora de defender nuestros derechos.

El 28 de junio, el Parlamento de Canarias rechazó, igualmente por unanimidad, la pretensión del Gobierno de Pedro Sánchez de incumplir el REF. Esta decisión obliga –según el nuevo Estatuto de Autonomía- a que se abra una comisión bilateral con el Estado para buscar una salida a la situación creada y si no se consigue un acuerdo que respete el fuero canario serán los tribunales, en último término el Tribunal Constitucional, los que intervengan para garantizar la protección de los derechos de los hombres y mujeres de este archipiélago.

También el día 30 de junio el Cabildo de Gran Canaria aprobó, con el voto favorable de todos los miembros de la corporación, mostrar su rechazo a la modificación de nuestro Fuero.  Justo el mismo día en que el Congreso de los diputados aprobaba el recorte al diferencial fiscal a las producciones audiovisuales en Canarias, mostrando el mayor de los desprecios al Gobierno de Canarias, al Parlamento de Canarias, a los cabildos y ayuntamientos canarios, a la sociedad civil isleña  ( organizaciones empresariales, sindicales…). Lo dicho, ahora solo nos queda la comisión bilateral y la Justicia.

Para Gran Canaria y para las políticas de diversificación económica del Gobierno de la isla, se trata de un sector de singular relevancia estratégica dado su crecimiento global en todos los mercados. Gran Canaria se ha convertido en los últimos años en un destino muy competitivo a nivel mundial por la baja fiscalidad, pero también por sus paisajes, sus localizaciones singulares y por nuestro clima bonancible.

Es,  además, una industria que se complementa perfectamente con la actividad turística desde las perspectivas del impacto promocional que suponen los rodajes para la isla y las del consumo de los productos turísticos que ofrecemos. 

La apuesta por convertirnos en un espacio estratégico para los rodajes cinematográficos y las producciones digitales se ha ido consolidando en Gran Canaria en los últimos años. Hemos realizado un enorme esfuerzo económico para dotar al sector de platós, formación y equipos que puedan responder a la demanda de las productoras internacionales. Se ha conseguido, igualmente, que inversores fiscales, productores locales o entidades formativas, se impliquen decididamente en el desarrollo del sector y está sirviendo para captar o recuperar talento joven para la isla, sobre todo en el sector digital.

Desde el ámbito privado –Instituto del Cine Canarias, Cluster Audiovisual de Canarias, Universidad Atlántico Medio, CESUR- se han acometido iniciativas para dotar a la industria de personas cualificadas y la formación profesional superior ha adaptado perfiles para preparar profesionales en ámbitos creativos tecnológicos. También la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (SPEGC), entidad dependiente del Cabildo, ha desarrollado un potente programa de formación complementaria y acorde a la demanda de las empresas. Se han diseñado estrategias de promoción exterior para atraer rodajes, a través de la Gran Canaria Film Commission, con un esfuerzo que se intensificará en estos ejercicios para atender la nueva demanda de profesionales de las empresas que se instalan en la isla, junto a  un apoyo directo y personalizado a las producciones antes y durante el rodaje en la isla.

Por otra parte, el Cabildo grancanario, a través de la SPEGC, ejecuta en estos momentos, en una parcela anexa a INFECAR,  las obras de dos platós de 1.800 m2 y 1.200 m2, los primeros en Canarias, perfectamente equipados para  el rodaje de interiores. Las obras estarán terminadas antes de final de año y se podrán utilizar en el primer trimestre de 2022.

Igualmente, la SPEGC ha puesto a disposición de la industria de la animación digital el edificio Pasarela y se está en el proceso de rehabilitación de un edificio en La Isleta, de 1.400. metros cuadrados para pymes de este sector. A día de hoy están instaladas  en Gran Canaria, produciendo para el mundo, 9 productoras de relevancia internacional.

También el sector privado está acometiendo inversiones en equipamiento y cualificación de profesionales, para atender la demanda de servicios de las producciones que vienen del exterior, y desde la Consejería de Cultura del Cabildo se realizan convocatorias anuales para apoyar la producción local, y se ha reformado y potenciado el centro de especialización Gran Canaria Espacio Digital.

El balance de los últimos 6 años es esperanzador: se han rodado en la isla  43 largometrajes, 13 series de televisión, 35 programas de televisión, 28 producciones de animación digital y 469 spots publicitarios.

Es fundamental entonces que se consoliden las ventajas fiscales basadas en nuestro Régimen Económico y Fiscal, así como impedir este grave atentado a nuestro fuero y a un sector en auge. Que avancemos en el desarrollo de una industria local de servicios que aproveche el tirón de las infraestructuras en construcción y que genere nuevos empleos especializados. Que apueste por una promoción selectiva de nuestros valores y del talento local. Que consolide un modelo público-privado de alternativa económica.

Una de las películas más famosas rodadas en Gran Canaria fue Moby Dick, basada en la novela de Herman Melville, quien escribió “las ramas brotan del tronco, de aquéllas, las ramillas. De igual modo en la producción literaria nacen los capítulos…”. Son muchas las semillas de ilusión y de puestos de trabajo que ya está originando el sector audiovisual, aprovechando nuestro clima que permite grabar todo el año y nuestros paisajes que representan diferentes tipos de enclaves en el mundo. Por ello no vamos a permitir que pongan fin a nuestra esperanza, ni a nuestro Fuero.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2021 - 16:26 h

Descubre nuestras apps