La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

VIII Certamen Internacional de Zarzuela de Valleseco

Isabel Costes, directora de orquesta: “El certamen de zarzuela de Valleseco es uno de los más reconocidos de la lírica internacional”

Isabel Costes, directora de orquesta.

Isabel Costes es una de las primeras directoras de orquesta de España. Estudió con Manuel Galduf en Valencia y continuó sus estudios en Siena, con los directores Franco Ferrara y Carlo Maria Giulini (dos grandes de los grandes de la dirección orquestal), y a su regreso realizó un postgrado con Antoni Ros Marbá, y luego su amplia carrera internacional. Hoy es artista AIM (America Iber Música) 

Isabel Costes, que nunca ha detenido su imaginación ni su voluntad de trabajo, es autora de muchas creaciones. La que más nos suena es la Orquesta Sinfónica del Atlántico, su gran caballo de batalla, el que, a base de cabalgarlo, ha conseguido no sólo su perfecta doma, sino también que le haya dado descendencia, en la sección joven de la orquesta del Atlántico. 

Pero el tema que hoy nos ocupa es otro algo diferente, la zarzuela, y no está en Madrid, como podría pensarse casi de modo automático. No, Isabel Costes ha trasladado la zarzuela a un precioso y entrañable rincón de la isla de Gran Canaria, a Valleseco, y desde ahí, la proyecta para el mundo. 

Isabel, cuéntanos, ¿cómo se te ocurrió elegir un lugar tan original para presentar algo tan distinto de lo habitual en nuestro entorno como la zarzuela?

Comenzó discretamente hace ya ocho años, a partir de una propuesta que le hicimos al alcalde de Valleseco, Dámaso Arencibia. Le interesó y empezamos poquito a poco, muy humildemente. Primero fue un certamen regional; al año siguiente pasó a ser convocatoria nacional, y hace tres años dimos el salto a certamen internacional, único en el mundo dedicado exclusivamente al género de la zarzuela. El año pasado -2019- a raíz de la creación de la organización internacional Zarzuela por el Mundo, presidida por Marcello Pérez, el lema de Zarzuela por el Mundo es “Más Zarzuela y de calidad”. La organización cuenta con el apoyo expreso de Mundo Cuervo (Tequila- México) y de la Fundación Beckmann. El maestro Plácido Domingo ostenta la presidencia de honor. Y allí nos tienes a nosotros, al Certamen de Zarzuela de Valleseco invitados en México y codeándonos con los grandes del mundo de la zarzuela, cantantes, productores, directores de teatros…. Te cuento esto porque a partir de ese momento, el certamen fue apoyado de manera decidida por Zarzuela por el Mundo.  

¿Cuántos países del mundo han estado representados este octubre en Valleseco entre personas del jurado y cantantes?

Además de Canarias y diferentes comunidades de España, Valencia, Madrid, Barcelona, Málaga, Ciudad Real, se han presentado a la primera fase aspirantes de Brasil, Chile, México, Estados Unidos, Uruguay, Noruega, Alemania, Holanda. De todos ellos han accedido a la segunda fase-semifinal 24 cantantes. Cada año hacemos una llamada general al mundo de la lírica y cada año el eco de la llamada alcanza mayores dimensiones y nos contactan personas de más y más países, es muy emotivo ver como un género musical que en España ha sido denostado a lo largo de la historia, cuenta con una gran aceptación en todo el mundo. 

Aparte del concurso, ¿qué otras actividades componen este certamen?

Pues destacar también que, desde la pasada edición, los dos días siguientes al certamen llevamos a cabo una jornadas de Master Class, impartidas por algunos de los miembros del jurado y a las que los concursantes tienen acceso gratuito. Es la oportunidad de poder reflexionar sobre aquello que ha acontecido en el concurso y recibir por parte de los profesores un feedback.

En ocho años ya de proyecto, ¿qué ramificaciones ha dado esta maravillosa semilla?

En ocho años de certamen nos ha dado tiempo a parir más cosas en torno al género: el Festival de Zarzuela y Música Española de La Palma, del que este pasado mes de agosto llevamos a cabo la sexta edición. Al amparo de esta edición inauguramos un nuevo proyecto, Zarzuela Estudio, la primera Zarzuela Estudio que ha empezado en La Palma, pero tendrá un carácter itinerante en diferentes lugares del mundo de habla latina. Al hilo de esta Zarzuela Estudio, han participado ocho jóvenes cantantes, todos ellos becados y elegidos expresamente por el profesorado. Así, han tenido la oportunidad de trabajar una semana con la mezzosoprano internacional Nancy Fabiola Herrera, con el barítono Augusto Brito, cantante de gran trayectoria y profesor del CSMC; con los repertoristas Ricardo Francia y Miguel Huerta; con la actriz y directora de escena Guacimara Correa y conmigo. Al finalizar la semana, se ofrecieron dos conciertos en los que mostraron todo aquello que se trabajó durante la semana de curso.

Incansable ante la pandemia, dinos, aparte del Certamen de Zarzuela de Valleseco, ¿en qué otros proyectos has invertido tus conocimientos, tus capacidades y tu energía? 

(Rie) bueno, la COVID-19 pudo en el sentido que, como a muchos colegas, se aplazaron o cancelaron conciertos que formaban parte de una gira por Latinoamérica. Comenzaba con conciertos en Brasil, seguía Uruguay continuaba con Master Class en la Universidad Tres de Febrero de Buenos Aires (Argentina) y de allí a México. Pero, hay que hacer práctica de resiliencia y convertir las dificultades en oportunidades. Así durante la COVID-19, en el plano internacional, he formado parte como ponente del Seminario internacional de Introducción a la Dirección orquestal, con centro en Argentina y que han ofrecido a casi cien alumnos de diferentes partes del mundo, a través de las redes. He seguido impartiendo seminarios online, y recientemente he sido requerida por la Universidad Autónoma de Zacatecas para trabajar con los alumnos de la Unidad Académica de Artes.  También asumí la responsabilidad de coordinar Europa junto con mi colega Andrea Botelho en el III Simposio Internacional Woman Conductors, celebrado la tercera semana del pasado septiembre, al que se inscribieron 986 directoras de 38 países del mundo, entre ellas Simone Young, Joann Falletta, y Claire Gibault.

De mujeres directoras mejor ni hablarle, ¿me equivoco?

Pues no, no esperen que Isabel hable de tópicos porque no tiene tiempo para ello: porque no existen mujeres y hombres directores existen profesionales que se lo toman en serio como en cualquier otra profesión y viven para ella, y para quienes el sexo es irrelevante. Difícil lo tenían las féminas a inicios del pasado siglo, claro ejemplo de ellos, Antonia Louisa Brico -Róterdam 26 de junio de 1902- quien fue la primera mujer en dirigir la Filarmónica de Berlín, en un momento en que era impensable que una agrupación exclusivamente masculina fuese dirigida por una mujer. (Véase la película La Directora, que cuenta su vida) o la maestra Dolores Marco, en España, que fue la primera mujer en dirigir zarzuela, aparte de una amplia trayectoria como maestra internacional pero absolutamente desconocida y denostada y a la que España aún le debe reconocimiento. Pero ya en el siglo XXI es incompresible seguir adelante con estos tópicos, que solo consiguen cercenar la creatividad, creo firmemente que “las limitaciones se las pone uno mismo”. Abogo por la igualdad de oportunidades, oportunidades que deben tener quienes posean capacidad y excelencia, sea mujer u hombre. 

Y ya que estamos con el género, hablemos de este otro, mal llamado, género chico...

No sorprendemos a nadie si afirmamos que la Zarzuela, ese género nuestro, ha sido denostado en nuestro país. Sin ningún conocimiento se la ha denominado como género chico, como si con esta denominación estuviéramos tratando de un género menor. No, se denomina género chico a aquellas zarzuelas de un solo acto, por tanto de menor duración que la zarzuela grande con dos o tres actos. A principios del siglo XX la zarzuela perdió popularidad frente a la ópera, ésta era para las clases altas, aquella para el pueblo llano. Cuestión de moda o “postureo” como diríamos hoy. La zarzuela tiene una dificultad añadida a la ópera y es el dominio no solo de la voz cantada sino también de la voz hablada. Es tremendamente difícil, estar con un monólogo o un diálogo y a continuación empezar a cantar… otra emisión, otra proyección, en fin. Gran dificultad. En ningún caso la zarzuela está en inferioridad a la ópera. Hay óperas buenas y malas, muy malas y zarzuelas buenas y malas, muy malas. Compositores como Vives, Moreno Torroba, Chapí, Giménez, Barbieri… y tantos otros nos han dejado célebres páginas que en un momento se convirtieron en el hilo musical de la vida de nuestros mayores. Debemos poner en valor la Zarzuela, ¿cómo? Atendiendo a la máxima de Zarzuela por el Mundo: más zarzuela y, sobre todo, de calidad. Tenemos grandes voces, magníficos intérpretes, grandes aficionados y más de 8.000 zarzuelas que esperan pacientemente a ser revividas.

El problema entonces no es de calidad ni de cantidad, sino de promoción. Entiendo que España no sabe o no quiere cultivar sus bienes preciados, como hacen otros países con sus creaciones artísticas. En mi opinión, Isabel, eso lo demuestra el simple hecho de que, por ejemplo, raro sea el oído en el mundo que no reconozca el dulce sonar de El Murciélago (Johann Strauss II (hijo) 1874) la famosa sol fa sol la sol fa mi re mi fa mi re do mi sol la laaaaaa…

(Ríe) sí, sí famosisima. Y por ejemplo, el bellísimo intermezzo de Maestro Giménez de la Boda de Luis Alonso mi mi mi mi mi si do re si do, mi mi mi re do si la sol…

Que en mi opinión es igual de bello pero no tiene ese asiento universal. ¿Es que encuentras alguna diferencia de calidad artística? 

En absoluto, cada una en su género tiene sus dificultades, sus aciertos. En fin, es una cuestión de ese complejo que tenemos y que nos hace pensar que todo lo de fuera es mejor. O aún más, es producto de la tradicional desidia española a la hora de promover y dar lustre a sus productos de calidad. Hay que ser conscientes de los grandes compositores españoles y de sus magníficas y complejas composiciones. En el resto del mundo lo tienen claro. 

¿Crees Isabel que conseguiremos borrar algún día la denominación para la zarzuela de género chico en contraposición a la ópera que, por cierto, no se dio en llamar género grande, y más ahora que estamos borrando las líneas que diferencian los géneros? 

 En eso estamos y estoy convencida de que también lo conseguiremos.

Nadie lo cree, pero la Cultura sitúa lugares en el mapa. Mira si no los grandes festivales de música clásica cómo han dado nombre a Lucerna, Salzburgo, Aix en Provence… ¡y ahora empieza a escucharse Valleseco!

Pues sí, entre miembros del jurado y participantes han llegado hasta Gran Canaria desde otras latitudes y venciendo las restricciones de esta “normalidad transitoria” la muy reconocida cantante Nancy Fabiola Herrera, el productor y responsable de zarzuela por el mundo Marcelo Pérez, y la directora de orquesta Nathalie Marin; el reputado artista mexicano Polo Falcón, conocido en México como el “hombre zarzuela”. Aparte de voces procedentes de varios países, el certamen ha adquirido mucho peso en estos ocho años y se ha situado entre los más reconocidos de la lírica internacional, a la vez que sitúa a la zarzuela en el lugar que le corresponde y que con dificultad se le está cediendo. También quiero añadir que convierte a Valleseco en un lugar de referencia en cuanto al género se refiere. 

Por último, ¿la Cultura es segura? 

Mira, lo que es seguro es que sin Cultura no tenemos seguridad, seguridad de que nuestras sociedades sigan avanzando; lo que es seguro es no cejar en el empeño y trabajar mucho para ello. Lo seguro es trabajar, proyectar, crear. La Cultura es una incansable batalla. Y sobre todo da mucha seguridad, porque la Cultura es vida.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2020 - 21:09 h

Descubre nuestras apps

stats