eldiario.es

Menú

La OCDE mejora la previsión de crecimiento de EEUU y la eurozona para 2011

PARÍS

La actividad económica del conjunto de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) crecerá un 2,3% este año y un 2,8% en 2012, según la actualización del informe semestral de perspectivas económicas publicado por la institución internacional, que confirma los pronósticos del pasado mes de noviembre para el conjunto del bloque, pero revisa al alza las expectativas para la eurozona y EEUU en 2011, hasta el 2% y el 2,6%, respectivamente.

- PUBLICIDAD -

PARÍS, 25 (EUROPA PRESS)

Aeropuerto de Barcelona

Aeropuerto de Barcelona

La actividad económica del conjunto de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) crecerá un 2,3% este año y un 2,8% en 2012, según la actualización del informe semestral de perspectivas económicas publicado por la institución internacional, que confirma los pronósticos del pasado mes de noviembre para el conjunto del bloque, pero revisa al alza las expectativas para la eurozona y EEUU en 2011, hasta el 2% y el 2,6%, respectivamente.

"La recuperación global se está transformando en autosostenible y cada vez tiene una base más amplia, aunque se está produciendo a diferente velocidad entre los países desarrollados y los emergentes, e incluso con distinto ritmo entre las economías avanzadas", afirma la institución con sede en París, que ha advertido del "elevado nivel de desempleo entre los países de la OCDE".

En este sentido, el subsecretario general y economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, recomienda que los países avanzados y los mergentes adopten "respuestas políticas diferenciadas", ya que en ambos casos son necesarias reformas estructurales, aunque adaptadas a la situación específica de cada país.

Así, Padoan destaca que las reformas estructurales en las economías avanzadas pueden estimular el potencial de crecimiento y facilitar de esta manera la consolidación fiscal, aliviando el ritmo de normalización de las políticas monetarias.

Respecto a las economías emergentes, la OCDE recomienda una política monetaria más restrictiva para frenar las presiones inflacionistas, aunque advierte del riesgo de que ésto atraiga un mayor flujo de capitales. Asimismo, las reformas estructurales en estos países pueden contribuir a un crecimiento más sostenible y al reequilibrio global.

LA CRISIS NO TERMINARÁ HASTA QUE NO SE GENERE SUFICIENTE EMPLEO

No obstante, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha advertido de que "no existe margen para la complacencia", ya que la crisis no habrá terminado hasta que no se genere empleo suficiente.

En este sentido, las nuevas previsiones de la OCDE contemplan una tasa de paro en 2011 del 7,9%, que pasará a ser del 7,4% el próximo año.

"Es un momento delicado para la economía y la crisis no habrá terminado hasta que nuestras economías generen nuevamente empleo suficiente ", dijo Gurría en la presentación del informe en París.

De hecho, el secretario general de la institución reconoció que "existe la preocupación de que si algunos riesgos a la baja se refuerzan entre ellos, el efecto acumulado podría debilitar significativamente la recuperación y desencadenar posiblemente la estanflación en algunas economías desarrolladas".

MEJORAN LAS EXPECTATIVAS PARA EEUU Y LA EUROZONA

Por otro lado, la institución internacional prevé que la economía de la zona euro crezca un 2% este año y el próximo, lo que supone una mejora de tres décimas respecto a sus previsiones para 2011 del pasado mes de noviembre.

En este sentido, la OCDE constata que entre los países del euro "la recuperación se ha afianzado" y se expande desde la industria al sector servicios, lo que permite un crecimiento más equilibrado, mientras se prevé un fortalecimiento gradual de la demanda privada.

Asimismo, la organización espera que los efectos de una política monetaria "todavía acomodaticia" y de las favorables condiciones financieras compensen sobradamente el lastre de los procesos de consolidación fiscal y del impacto negativo a corto plazo sobre los ingresos disponibles del alza de los precios de la energía.

Respecto al mercado laboral, la OCDE prevé una paulatina mejora de la situación a medida que se consolide la recuperación económica, aunque la tasa de paro disminuirá lentamente hasta el 9,7% este año y al 9,3% el año próximo.

En el caso de EEUU, la OCDE pronostica que su economía crecerá un 2,6% este año y un 3,1% el año que viene, lo que supone una mejora de cuatro décimas respecto a sus expectativas para 2011 y confirma las de 2012, gracias a unas condiciones financieras y una política monetaria acomodaticias, aunque el nivel de desempleo continuará elevado.

De hecho, las expectativas de la OCDE sitúan la tasa de paro en EEUU este año en el 8,8%, que pasaría a ser del 7,9% en 2012, una cifra todavía muy por encima de los niveles registrados antes de la crisis.

Por otro lado, la institución internacional aprecia una lenta disminución de las viviendas embargadas en el mercado inmobiliario estadounidense, lo que seguirá lastrando al sector de la construcción y a los precios de la vivienda en los próximos años.

Asimismo, la OCDE considera "cada vez más urgente" que los representantes políticos de EEUU alcancen un acuerdo sobre un programa creíble de medidas de consolidación fiscal a medio plazo.

En este sentido, la institución apunta que la reducción de los desequilibrios fiscales más allá de 2012 exigiría ambiciosas reformas del sistema impositivo y del gasto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha