Los trabajadores de Emalsa inician una huelga para exigir una subida del 1% del salario

Camión de la compañía Emalsa.

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

Los trabajadores de la Empresa Municipal de Aguas de Las Palmas de Gran Canaria (Emalsa) han iniciado este lunes una huelga para reclamar un nuevo convenio y una subida salarial de 1 % a partir de enero, que entienden que es asumible tras mantener sus salarios congelados desde hace seis años.

La huelga inicialmente la llevarán a cabo este lunes, este martes y el próximo jueves y, en caso de que no lleguen a un acuerdo con la empresa, la convocarán indefinida y radicalizarán sus medidas, ha advertido el presidente del comité de empresa de plantas desaladoras y laboratorios, Federico Quintana.

Los trabajadores se han concentrado ante las puertas de las oficinas municipales de León y Castillo para pedir la mediación del alcalde y presidente del consejo de administración de Emalsa, Augusto Hidalgo (PSOE), y quejarse por los servicios mínimos "abusivos" fijados por el Ayuntamiento, superiores a los presentados por la compañía, ha señalado.

Estos servicios serán recurridos por el comité de huelga, ha anunciado Quintana, quien ha dicho que hay departamentos en los que los que el número de trabajadores señalados supera al de un día normal.

Los trabajadores, en cualquier caso, confían en que el alcalde o algún concejal les reciba para poder abordar la situación, ha añadido.

La concejala de Fomento, Servicios Públicos y Carnaval, Inmaculada Medina, ha señalado a los periodistas que el conflicto lo debe resolver la empresa, si bien, por tratarse de un servicio público, ha instado a empleados y representantes de la empresa a que se sienten a negociar.

Según Quintana, a los socios privados les interesa la protesta que efectúan ante el Ayuntamiento dada la situación "politizada" de la empresa, y que se aplique el convenio estatal a partir del 31 de diciembre porque las condiciones laborales empeoran para los trabajadores, que por ello reclaman pactar uno propio.

Así mismo, ha señalado que la dirección conoce la propuesta formulada por el comité de empresa y la flexibilidad que se ofrece para su aplicación, pero no se ha producido ningún acercamiento.

Quintana ha informado de que el paro afecta a los 303 trabajadores que integran la plantilla, para los que la subida salarial que reclaman supondría un desembolso anual por parte de la compañía de 120.000 euros, una cantidad que le costarán a la empresa los tres días de huelga que se han convocado.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2017 - 13:33 h

Descubre nuestras apps

stats