Sobre este blog

Opiniones del Sector Primario

El atún rojo, otra derrota anunciada

En el último reparto de cuotas para el atún rojo, Canarias volvió a salir derrotada como lo habíamos dicho desde El Diario Agrícola. El Gobierno Central y Europa se mantuvieron en sus trece, y se negaron a subir la cuota a la flota artesanal canaria a pesar de todas las peticiones del Gobierno regional, Parlamento de Canarias, Federación Nacional de Cofradías y otros.

Queda claro que el error del 2008 en la primera negociación ha sido muy difícil de arreglar, y lo va a seguir siendo a poco de que algunos sigan intentando desunir más que unir. Para el gobierno de Canarias es una nueva derrota, al igual que lo es para el Presidente de la Federación Regional, Fernando Gutiérrez, quien basó su campaña en sacar adelante el aumento de cuota con el apoyo de la consejería o viceconsejería del sector.

¿Es una cuota injusta? Claro que sí, lo hemos denunciado desde estas páginas por activa y por pasiva. Sabíamos las muchas reuniones que se habían tenido en Madrid desde la época del gobierno socialista por parte de la Federación Provincial de Las Palmas y de la Federación Nacional de Cofradías para intentar arreglar el desaguisado que el Gobierno de Canarias había hecho con la cuota en su momento, cuando había que hacerlo.

Llegaron los populares al gobierno con un Arias Cañete al frente del sector y más de lo mismo, pero en Bruselas también. Y si Canarias no protesta y España tampoco, pues a Bruselas se lo ponen a huevo. Pero también a las grandes compañías que se hacen aún más fuertes ante las iniciativas de La Federación Nacional y la de Las Palmas, que eran las únicas que seguían peleando por elevar la cuota.

Los demás estaban todos callados, salvo alguna voz que de san juan a san pedro se acordaba de los pescadores, aunque sólo fuera por el atún rojo. Luego llegó Tejerina y más de lo mismo, cerrada en banda a el aumento del cupo.

Sólo la constancia, como digo, del Presidente de la Provincial de Las Palmas, Gabriel Jiménez, y de su Secretario, Francisco Jiménez, lograron sacar del fondo de maniobra esas 100 toneladas más, que solo se le dio a Canarias sin ningún compromiso y sin conocimiento de las demás cofradías del Estado.

Hasta que Gutiérrez lo hizo público en esa famosa reunión de Castellón y con seguridad ahora todas las cofradías ya han levantado la voz pidiendo la parte correspondiente de ese fondo de garantías. A veces calladito se está mejor.

Cierto que tampoco el atún rojo era una especie que en Canarias tuviese una gran rentabilidad económica para la pesca artesanal, cosa que no sucedía ni sucede con el atún blanco. Aún hoy en día el atún rojo sigue siendo más importante por ser una especie más a pescar, que por su rendimiento económico, los precios que por él se les paga al pescador así lo demuestran.

En el 2016 el precio medio en Canarias fue de 10€ de venta para el minorista y de 6€ para el mayorista, nada que ver con los precios a los que le llega al consumidor y nada que ver con los de Japón.

Ahora habrá que esperar al próximo año a ver si con un poco de suerte y con mucha lucha se mejora por fin esa miserable cuota que en su día negoció el Gobierno de Canarias con los mayores parámetros de ignorancia y que ha llevado al sector pesquero a la actual situación.

Pero sin lugar a dudas, para el Gobierno Canario y para el Presidente de la Federación de Cofradías de Canarias, con su actitud de dividir a los pescadores, creyéndose en posesión de la verdad absoluta, el no al aumento de la cuota ha sido, a mi entender, una derrota prevista que nos ha costado a todos los canarios un chorro de euros, sin que hasta ahora nadie reconozca el error del planteamiento.

Pero no importa, y ya saben el estribillo: “ Ya vienen los carnavales por la punta de la Isleta, y el que no tenga pañuelos que se ponga una pañoleta". Y todos tan contentos o escondiendo la cabeza para no reconocer los errores del planteamiento, y aun peor, hacer posible el cisma en las cofradías de pescadores canarias.

Y por cierto, lo que dice el Gobierno de Canarias en sus declaraciones queda claro, que es insuficiente es de cajón, y lo del fondo de maniobras que debería ser para Canarias en su totalidad, también tiene razón y casi se tenía, pero ya lo decíamos más arriba, a alguien se le olvidó el refrán de los pescadores: “Por la boca mata y muere el pez”. Pero claro, eso sólo lo saben los pescadores que han dedicado toda su vida a pescar.

Sobre este blog

Opiniones del Sector Primario

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats