La portada de mañana
Acceder
El estigma por la viruela del mono: ni es ETS ni se transmite solo entre hombres
Opinión - 'El circo de los borbones', por Esther Palomera
Feijóo acelera su aterrizaje en Madrid

El juez investigó a un guardia civil por un soplo

El Juzgado número 5 de Arrecife investigó por un posible delito de revelación de secretos al entonces coronel de la Guardia Civil, en el año 2010, y mando de la Comandancia de Las Palmas, Francisco Espinosa Navas. La Fiscalía pidió el inicio de una pieza separada del caso Unión, de donde surgió la investigación, que se acabó archivando.

El caso se inicia tras la detención del gerente de Urbaser, Jacinto Álvarez, y su declaración, en la que dijo que la ex alcaldesa de Arrecife, Isabel Déniz, que es su vecina en la localidad de Playa Honda, le había advertido la noche anterior a su detención, en abril de 2010, que la Guardia Civil le iba a llamar a declarar y que a ella y a otras personas las iban a detener y a registrar sus domicilios.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, encargada de la investigación del caso Unión, tenía constancia del encuentro entre ambos esa noche, porque ya se estaba haciendo un seguimiento a la ex alcaldesa. El chivatazo pudo frustrar parte de la investigación, según la propia Fiscalía, “al alertar con tiempo suficiente para hacer desaparecer algunos efectos que se estaban investigando”. Por ejemplo, en el domicilio de Déniz no se encontraron ni el Rolex ni los bolsos de Loewe que supuestamente recibió (en algunas fotos aparece con el reloj), y de los que se tienen las facturas y el testimonio de Álvarez de que se los entregó.

Fue el coronel Espinosa Navas quien en julio de 2011 dirigió un escrito al Juzgado que instruye Unión en el que decía que a través de la Dirección General de la Guardia Civil había tenido conocimiento de que se le estaba investigando pero que no se le había llamado a declarar y que esa investigación le había causado un perjuicio “grande e irreparable”, profesionalmente y “en su honor” ya que dos coroneles, que debían haber sido ascendidos con posterioridad a él, ya habían sido nombrados generales. El motivo es que en la Benemérita no pueden ascender los mandos encartados. Espinosa hacía responsable de su situación personal y profesional a la Administración de Justicia y aseguraba que no tenía “implicación en delito alguno”.

En julio del año pasado, el coronel fue nombrado Jefe de la misión de la Unión Europea en el Sahel, llamada Eucap Níger, dirigida a luchar contra el crimen y el terrorismo en esa región africana. Hace dos meses, el 14 de diciembre, el Consejo de Ministros lo ascendió al rango de general.

Por su parte, Isabel Déniz, en su declaración ante la Guardia Civil cuando fue detenida en el caso Unión, dijo que “no quería contestar” cuando se le preguntó por qué salió de su casa a las nueve de la noche el día anterior a su detención. En el sumario de Unión también se refleja la estrecha relación de Déniz con un primo suyo, conocido por Mon, que facturaba al Ayuntamiento de Arrecife con sus empresas trabajos que se presume que no se llevaban a cabo y que incluso llegó a pagar parte del coste de un Mercedes que usaba Déniz. En la Isla eran conocidas las relaciones de amistad de este familiar con agentes del cuartel de la Guardia Civil de Costa Teguise.

El ex gerente de Urbaser, Jacinto Álvarez, en relación con esta pieza separada, declaró que no sabía que iba a ser detenido pero sí que iba a ser llamado a declarar y que se lo había dicho Déniz que acudió su casa el domingo (fue detenido un lunes). Según Álvarez, la ex alcaldesa le dijo que sabía que a ella la iban a detener con varios días de antelación y que creía recordar que le dijo que quien la avisó era el coronel de la Guardia Civil “que manda aquí en Canarias y que es de Sevilla”.

Además aseguró que Déniz, que según Álvarez, le pedía regalos a menudo, le había solicitado en varias ocasiones “entradas de partidos de fútbol cuando jugaba el Sevilla”. En una entrevista publicada por el diario La Provincia el 5 de julio de 2009, se califica a Espinosa Navas, natural de la localidad sevillana de Guillena, como “devoto” del Sevilla Fútbol Club.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats