La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El 60% de los españoles no confía en los jueces
Así funciona el plan de Israel para anexionarse la Cisjordania ocupada
OPINIÓN | 'Carajal', por Antón Losada

El correcto vestir de la ‘faja’

0

La pieza conocida por “faja” de la indumentaria del varón actualmente se viste incorrectamente. Parece apropiado que un 30 de mayo, Día de Canarias, reflexionemos sobre el legado patrimonial de las islas.

Antes del conocido “cinto”, y desde hacía siglos, el hombre de distintos lugares y culturas vestía una prenda conocida por “faja” o “banda” con el fin de que no se produjera una temida y dolorosa hernia.

En las redes encontramos la siguiente descripción: “Una hernia inguinal ocurre cuando una porción de tejido, como una parte del intestino, empuja hacia afuera a través de un lugar debilitado en los músculos abdominales. El bulto que se produce puede ser doloroso, especialmente al toser, inclinarse o levantar un objeto pesado”.

En España el amplísimo y rico repertorio de la indumentaria tradicional el varón la usa y recoge. Se trata de una reminiscencia del uso cotidiano del hombre del campo y otros oficios que necesitaban esfuerzo físico.

Cuando el tratamiento de las antiguas indumentarias pasa a ser reproducciones del pasado, lamentablemente y sin que nadie se lo propusiera, las puntas de la faja pasaron al costado, hoy la mayoría de grupos folclóricos luces un perifollo de lazo en un lateral o costado.

Con un poco de imaginación nos podemos imaginar a un labrador en las labores de siembra y siega de cereal, de antiguo “sementera”, y trilla del grano en la era, con el perifollo lateral de la faja o banda enredado entre espigas y zarzas. De igual manera pasaría en otros oficios, pastores, pedreros, leñadores, vinicultores y bodegueros, toneleros, canaleros y aguadores, etc.

La correcta manera de vestir la faja de la indumentaria tradicional del varón en La Palma la encontramos en magnífico ejemplo del nacimiento costumbrista de San Andrés, San Andrés y Sauces, siglo XIX. El conjunto de este nacimiento costumbrista se atribuye al polifacético palmero, imaginero, pintor y fotógrafo, Aurelio Carmona López (1826-1901).

Las pequeñas figuritas detallan la parte delantera y trasera del figurante en miniatura. La parte trasera de las figuras del varón del nacimiento, al contrario que una fotografía que difícilmente retrata la espalda, es la que aporta testimonio exacto del vestir de nuestras gentes.

En las fotografías, de principios del siglo XX, que recogen el vivir cotidiano en exteriores, y fuera del estudio del fotógrafo, se observa el uso de la faja sin que cuelgue en el costado las puntas.

Para el estudio de la indumentaria es preciso precisar detalles y complementos del vestir. Nada era “un adorno” cada elemento respondía a una razón y en este caso la aparición en el mercado del cinto o cinturón de piel y hebilla propició el relegar la antigua faja. Los primeros cintos llegaron a La Palma desde Cuba. 

Rectificar es bueno y aconsejable con el único fin de ser más precisos en la identidad y corrección de vestir la indumentaria tradicional.

María Victoria Hernández, cronista Oficial de la ciudad de Los Llanos de Aridane (2002), miembro de la Academia Canaria de la Lengua (2009) y de la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel (2009)

Etiquetas
stats