ANPE propone una nueva normativa de escuelas rurales e incentivos a docentes para luchar contra la despoblación en La Palma

Reunión de las responsables de ANPE Canarias con los afiliados de La Palma para conocer de primera mano las necesidades y problemas del profesorado durante el primer mes de curso.

La Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE Canarias)-Sindicato Independiente propone “una nueva normativa de escuelas rurales e incentivos a docentes para luchar contra la despoblación en islas como La Palma”, destaca en una nota de prensa.

Considera que es necesario abrir el debate sobre cómo influyen las políticas educativas en los fenómenos demográficos y propone, “como medida para luchar contra la despoblación en territorios como La Palma, actualizar la normativa de escuelas rurales que contribuya mas a fijar la población al territorio”. Además, sugiere “el establecimiento de incentivos a docentes nombrados en centros de la Isla”. El sindicato “con más representación en la enseñanza pública del Archipiélago”, se añade en la nota, “considera que el debate sobre la España vacía hay que trasladarlo a la Comunidad Autónoma y abordar mecanismos para luchar contra este fenómeno desde los servicios públicos”.

ANPE Canarias se reunió este miércoles “con decenas de afiliados en la Isla para conocer de primera mano las necesidades y problemas que han detectado durante el primer mes del curso escolar. Al encuentro, que se celebró en CEP (Centro del Profesorado) de La Palma, asistieron el presidente autonómico del sindicato, Pedro Crespo, el presidente provincial, Víctor González, y el liberado en la Isla, Noé Expósito Pérez.

Los profesionales que acudieron a esta cita, se apunta en la nota, detallaron los continuos problemas que se producen con los nombramientos de docentes en la Isla, “que un mes después del inicio de curso siguen provocando trastornos en muchos centros, garantizar en los centros educativos los programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento y del rendimiento (PMAR) independientemente del número de alumnos/as y la relevancia de las escuelas rurales en el mapa educativo” de La Palma. En este sentido, el responsable autonómico del sindicato, Pedro Crespo, planteó la conveniencia de actualizar la normativa de las escuelas rurales para flexibilizar las exigencias establecidas en la actualidad para su cierre, “algo que ya ha demandado el sindicato en ocasiones anteriores”. “Es necesario que reflexionemos sobre la función que cumplen estas escuelas, que va más allá del aspecto meramente educativo, pero también del derecho de los padres a elegir el modelo de enseñanza de sus hijos”, precisó el portavoz sindical.

Asimismo, Crespo valoró la posibilidad de plantear a la Consejería que estudie mecanismos para incentivar la permanencia de docentes en esta Isla. “No se trata solo de que cueste más que los docentes quieran irse a las islas con menos población, sino que también necesitamos que se queden más tiempo en ellas. La inestabilidad de los claustros es una realidad que no podemos obviar y que va en detrimento de la continuidad de proyectos educativos a medio plazo”, señaló. “Por tanto, hay que estudiar vías de estabilización de los claustros para facilitar la permanencia en la Isla al profesorado que quiere mantener su destino”, subrayó.

La reunión con los afiliados de La Palma, concluye la nota, forma parte de los encuentros que mantiene la organización con sus afiliados por todo el Archipiélago con la intención de recoger las reivindicaciones locales y plantear demandas insularizadas.

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2019 - 13:39 h

Descubre nuestras apps

stats