Cabrera niega que exista contaminación en el agua del Túnel de Trasvase

Túnel de Trasvase.

El consejero de Aguas del Cabildo, Carlos Cabrera, ha comparecido este lunes para desmentir a la Asociación Agua para La Palma, que remitió un comunicado a los medios de comunicación en el que asegura que "con los análisis oficiales del agua procedente del Túnel de Trasvase del año 2016 que tenemos en nuestro poder, concretamente de la boca oeste, y habiéndose tomado un tiempo prudencial para realizar las consultas oportunas, nos vemos en la obligación de comunicar a la población en general y a la de la zona del Valle de Aridane, Tazacorte y El Paso en particular, que de estos análisis se deduce su nula calidad para consumo humano pues el agua analizada se encuentra afectada por residuos fecales, concretamente por bacterias E. coli, provenientes, presuntamente, del barrio de La Rosa, en El Paso Alto”.

Cabrera ha lamentado "profundamente que se esté jugando con la salud pública, con un recurso que está muy, muy controlado, simplemente con la intención de enfrentarse una vez más con el Consejo Insular de Aguas, pero, esta vez, equivocándose, desde nuestro punto de vista, gravemente", subrayó. "No se puede decir lo que se está diciendo a la opinión pública, no se puede decir que el agua de La Palma está contaminada, no se puede decir que contiene aguas fecales", añadió.

La Asociación Agua para La Palma, según Cabrera, "se refiere a unos informes que se elaboraron en su momento, análisis que se realizan en pozos, en galerías, y también en el Túnel de Trasvase, en este caso por la parte oeste, por el Valle de Aridane, documentos que fueron entregados por el propio Consejo Insular de Aguas a los interesados, a esta plataforma; se le entregaron los informes correspondientes del año 2016 y 2019, y estos informes y estos análisis se hacen cada tres años, por tanto, el último es de 2019".

"Es cierto que en 2016 había algunos parámetros que luego fueron corregidos como siempre, como no puede ser de otra manera, en los depósitos municipales porque las aguas, antes de llegar a nuestras casas, son tratadas por los ayuntamientos que son competentes para ello", explicó. "Por tanto, en 2016 tampoco las aguas estaban contaminadas, y ese año, quien les habla, a quien se acusa, no era ni siquiera consejero del Consejo Insular de Aguas, no tenía responsabilidades en ese órgano, pero, reitero, aún así, en ese año, las aguas que bebíamos y que bebemos en La Palma, en cualquier municipio, no son aguas que están contaminadas, son aguas potables, que no tienen ningún tipo de problema, con una calidad exquisita", afirmó.

"Pero lo más grave de todo esto es que ellos tienen el informe de 2019, el análisis de 2019, y una vez más se demuestra que en el análisis, todos los parámetros, y son cientos de parámetros lo que se analizan por parte de una empresa especializada de la Península, no tienen absolutamente ningún rastro de aguas fecales en el acuífero del Túnel de Trasvase en su boca oeste, como tampoco la tiene en la boca este en Aduares", sostiene. "Es decir, ocultan el informe de 2019, que dice que las aguas son estupendas, de una calidad exquisita, y que, por tanto, no tienen ningún tipo de contaminación", agrega.

El consejero de Aguas considera que el comunicado de la referida asociación "es inadmisible, tiene que haber un rechazo social, veremos si tiene también un rechazo judicial, porque estamos estudiando si efectivamente tenemos que acudir a la vía judicial porque no todo vale, vale que pueda haber discrepancias en determinados asuntos a la hora de gestionar un área en el Cabildo, pero lo que no se puede permitir, bajo ningún concepto, es que se juegue con el agua, máxime en estas circunstancias, con los problemas que tenemos en La Palma (una situación económica difícil, una situación sanitaria compleja); la gente está muy preocupada por el futuro y no se puede lanzar a la opinión pública falsedades de este tipo a conciencia y tergiversando descaradamente la realidad".

"Por tanto, lo que le quiero decir a esta comunidad es que afinen más las cosas, que no jueguen con estos asuntos, que si tienen algo que alegar, que lo aleguen, que muestren sus discrepancias y no pasa absolutamente nada, pero no se puede mentir sobre un tema tan importante como es el recurso hidráulico en La Palma, no se puede mentir con el agua que llega a los domicilios de la gente, no se puede decir que ese agua está contaminada porque si se quiere comprobar si hay contaminación no tienen que irse al Túnel de Trasvase, que ya en origen no está contaminada, se tienen que ir a las redes de abastecimiento, a los depósitos municipales que son los competentes", apunta Cabrera, quien considera que "se está faltando al respeto a los técnicos del Consejo Insular de Aguas, se está faltando el respeto a los técnicos municipales, que hacen su trabajo y lo hacen bien, se está faltando el respeto a todas las instituciones municipales, que son las que tienen que velar de que el agua de abasto llegue a los domicilios en perfectas condiciones, y ese trabajo se viene realizando estupendamente desde hace muchos años; que no estropeen el trabajo bien hecho, que están prácticamente insultando a aquellos que llevan trabajando y controlando este bien escaso e importante como es el agua", remarca.

En el comunicado remitido a los medios, la Asociación Agua para La Palma indica que las aguas fecales provienen "presuntamente" del barrio de La Rosa, en El Paso Alto”. “Esta zona, con una población potencial de 3.000 personas, no cuenta con red de alcantarillado por lo que todas sus agua negras se vierten directamente sobre el dique del acuífero de Cumbre Vieja que da abasto público a los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte”, dice.

“Exigimos saber por qué, siendo el Consejo Insular de Aguas del Cabildo de La Palma y su máximo responsable, el señor Carlos Cabrera, el encargado de dar explicaciones y poner solución después de detectar esta contaminación del agua en el año 2016 y teniendo por ley un plazo de 30 días para corregirla no lo hizo y por qué decidió seguir dando esta agua contaminada a la población sin que nos conste ningún aviso para lo contrario, situación que se ha estado produciendo hasta el día de hoy”, asegura. 

“Dada la importancia de este tema, pues afecta a la salud pública, exigimos explicaciones a los responsables presentes y, dado que cuando se realizó dicha infraestructura ya existía este núcleo urbano sin red de alcantarillado, también exigimos a todos los responsables políticos pasados que estaban en el ejercicio de sus funciones en aquel momento, pruebas de que dicha contaminación no existiera desde el inicio de la utilización para consumo humano del agua procedente del Túnel de Trasvase que, dicho sea de paso, se perforó para uso agrícola”, apunta. “A su vez y por la importancia de esta situación, exigimos también que se tomen medidas con carácter urgente para ser corregida”, concluye.

Carlos Cabrera ha concluido su comparecencia con el siguiente mensaje: "A la sociedad palmera le transmito la tranquilidad de que están bebiendo agua que está en óptimas condiciones a día de hoy, que es un agua magnífica y que, por supuesto, les invito a rechazar este tipo de manifestaciones, de desinformaciones, manipuladas, tergiversadas, que vierten mentiras única y exclusivamente, y que lo que quieren es confundir a la opinión pública sobre la gestión del agua en La Palma".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats