La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

“Las mujeres que esperaron a sus maridos emigrantes tenían vida de viudas”

0

Las mujeres de los canarios que emigraron en busca de fortuna “se quedaron en un limbo legal porque estaban casadas, aunque sus maridos habían desaparecido, pero realmente tenían una vida de viudas”, ha asegurado en una entrevista con La Palma Ahora la historiadora María Eugenia Monzón, que el pasado viernes participó en las jornadas La voz de la mujer, que organiza la asociación intercultural Karmala Cultura, en El Castillete de Santa Cruz de La Palma. Esta profesora de la Universidad de La Laguna que tiene entre sus líneas de investigación la historia del feminismo canario, recuerda que las esposas de los emigrantes “seguían vinculadas a un hombre que estaba ausente y dependían de un hombre que estaba ausente para tomar todas las decisiones en sus vidas”.

 

Las mujeres canarias fueron víctimas de la emigración. Se dice que no eran casadas, solteras ni viudas. ¿Cómo fue esa ‘espera’?

-Ni solteras, ni casadas, ni viudas porque legalmente el estatus de las mujeres venía marcado por su estado civil. En el caso, mal llamadas mujeres solas porque el concepto de solas es que no tenían a ningún varón en casa. Estas mujeres quedaron en un limbo legal porque estaban casadas, aunque sus maridos habían desaparecido, pero realmente tenían una vida de viudas, de mujeres que no tenían a sus maridos, pero sin los derechos de una viuda, es decir, seguían vinculadas a un hombre que estaba ausente y dependían de un hombre que estaba ausente para tomar todas las decisiones en sus vidas. 

¿Las féminas palmeras tuvieron una relevancia especial en este proceso migratorio?

Pues probablemente sí, porque La Palma fue uno de los lugares que vivió la emigración prácticamente desde el inicio de la emigración histórica en Canarias desde el siglo XVII, pero, sobre todo, en el siglo XX. La Palma fue un lugar de emigración desde la posguerra y esa emigración masculina, característica de los hombres solos, que van en busca de mejorar la vida, se mantuvo prácticamente hasta finales de los años 60, es decir, todavía en La Palma hay testimonios de mujeres que pasaron su vida sola. Así que sí, hay una característica especial de las mujeres palmeras.

¿Han tenido el reconocimiento social que merecen?

Creo que no. Cuando hablamos de la historia de Canarias, la emigración es una tema clave, pero siempre la emigración de los hombres, son ellos los protagonistas, los que salieron, los que fueron a buscar El Dorado, y después la trayectoria de cada uno fue como fue; unos triunfaron y vinieron con dinero, los famosos indianos que vienen y hacen la casa, pero otros no triunfaron y quedaron en el lugar al que emigraron con tanta pobreza como la que tenían aquí, pero, realmente, esa otra cara de la emigración, que son las mujeres que quedaron aquí, las familias y sobre todo ellas, se está empezando a rescatar en los últimos tiempos, se está empezando a dar valor a esas mujeres. Hay siempre una intuición de esas mujeres luchadoras que se quedaron, pero no había registro histórico de qué ocurrió realmente con ellas, creo que se está comenzando a realizar ese rescate.

Etiquetas
Publicado el
19 de octubre de 2020 - 20:27 h

Descubre nuestras apps

stats