Los migrantes denunciados por usar la piscina de un hotel son menores, convivientes y tenían permiso

Imagen de archivo de un grupo de jóvenes en Las Palmas de Gran Canaria después de haber sido desalojados del muelle de Arguineguín

Los migrantes denunciados por bañarse en la piscina de un hotel en Gran Canaria son menores, convivientes y tenían permiso para utilizar las zonas comunes del establecimiento. Fuentes de la Consejería de Derechos Sociales, que tiene la competencia sobre los menores extranjeros no acompañados que llegan a las Islas, han aclarado que los jóvenes no tienen por qué usar la mascarilla porque conviven juntos y, como al resto de personas que llegan por vía marítima al Archipiélago, se les practica una PCR. "Son como una familia. Da igual que sean diez o cien. Viven juntos", señalan desde el área de Noemí Santana.

La Guardia Civil de Puerto Rico, en el municipio de Mogán, lanzó un comunicado este sábado explicando que había intervenido en un complejo hotelero después de que un vídeo que mostraba a varios jóvenes en una piscina se hiciera viral en las redes sociales.

La Benemérita aseguró que había levantado cuatro actas de denuncia. Tres por desobediencia a los agentes y una por permitir que tuvieran lugar estos hechos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats