eldiario.es

9

Presupuestos 2019

El PSOE presenta una enmienda para que el servicio de Medicina Nuclear del Doctor Negrín pase a manos públicas

Los socialistas justifican su propuesta en el informe de 2016 de la gerencia del hospital que cifraba en 800.000 euros el ahorro al acabar con el modelo privatizado

El PSOE vuelve a plantear la adquisición del PET-TAC para el Hospital Insular de Gran Canaria

- PUBLICIDAD -
Ambulancia de transporte sanitario no urgente en las proximidades del Hospital Doctor Negrín

Ambulancia de transporte sanitario no urgente en las proximidades del Hospital Doctor Negrín Alejandro Ramos

El PSOE ha presentado una enmienda al proyecto de presupuestos regionales de 2019 para que el Servicio Canario de Salud (SCS) asuma con medios propios la gestión del servicio de Medicina Nuclear del Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, que en la actualidad explota una empresa privada, Diagnósticos Médicos Especiales (Dimec), filial tecnológica del grupo hospitalario San Roque, del que procede el actual consejero de Sanidad, José Manuel Baltar. 

Los grupos parlamentarios deberán votar durante la tramitación de las cuentas para el próximo ejercicio una propuesta con la que el PSOE pretende que el SCS dicte en 2019 "las resoluciones y actos administrativos que resulten necesarios para que la prestación del servicio de Medicina Nuclear en el Hospital Universitario Doctor Negrín sea prestado íntegramente con medios propios de la dirección gerencia de este centro hospitalario". La enmienda, planteada como una disposición adicional, recoge además una autorización al Gobierno para realizar las modificaciones presupuestarias oportunas a tal efecto.

Los socialistas justifican esta propuesta en el informe elaborado en 2016 por el entonces gerente del Hospital Doctor Negrín, José María Sánchez, que llega a la conclusión de que la prestación del servicio con medios propios sería más eficiente, al ser su coste inferior, en concreto 800.000 euros menos al año. La enmienda recuerda además que la actual externalización carece de cobertura jurídica, ya que el contrato adjudicado a Dimec en 2005 está vencido desde 2015, y que las facturas se están pagando desde hace tres años a través del procedimiento excepcional de los expedientes de nulidad.

El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, dijo el pasado miércoles en el Parlamento de Canarias que la decisión definitiva sobre el servicio de Medicina Nuclear del Negrín será adoptada por los técnicos y por la dirección del SCS y que él se abstendrá, debido a su procedencia del sector privado, en este proceso al igual que en todos aquellos que han estado vinculados a las concertaciones sanitarios, salvo en la orden de homologación que firmó el pasado mes de marzo para dar un año más de plazo a las clínicas privadas para acreditar requisitos que debían cumplir desde 2006.

El equipo de Baltar ha enfrentado al informe realizado durante la época del socialista Jesús Morera en la consejería, que ha desacreditado al catalogarlo como "una hoja de Excel sin firma", otro estudio elaborado por diferentes servicios de la administración autonómica que compara el modelo concertado del Negrín con la gestión pública de La Candelaria para concluir que el primero es más eficiente, aunque introduce para ellos diversos elementos que distorsionan los resultados, como incluir en el coste global del hospital tinerfeño un tipo de pruebas que en el grancanario se realizan en el área de Reumatología.

La pugna por el modelo de gestión del servicio de Medicina Nuclear del Negrín, el único asistencial privatizado dentro de un hospital público en el ámbito estatal, vivirá, por tanto, un nuevo episodio durante la tramitación del proyecto de presupuestos. Además del PSOE, tanto Podemos como Nueva Canarias se han mostrado partidarios de recuperar el servicio. El PP, en cambio, ha solicitado otro estudio en profundidad que solvente los "fallos" detectados en el último presentado por el SCS, para "tomar la decisión adecuada".

Al igual que hiciera el año pasado, el PSOE ha incluido además enmienda para reclamar la compra de un PET-TAC (siglas en inglés de Tomografía por Emisión de Positrones y de Tomografía Axial Computarizada) para el Hospital Insular de Gran Canaria, un equipo para el diagnóstico y tratamiento de pacientes con cáncer. El Gobierno regional se comprometió a adquirir este equipamiento, incluido en el plan de renovación tecnológica proyectado en 2016 por el equipo de Morera, precisamente el aceptar una enmienda socialista en el marco de la aprobación del mayor crédito extraordinario de la historia de las Islas, una inyección financiera de 340 millones de euros para los servicios esenciales.

Sin embargo, Baltar reconoció recientemente en sesión parlamentaria que este equipo no estaría operativo durante esta legislatura y que habría que esperar, al menos, hasta 2020.

La recuperación del servicio de Medicina Nuclear del Negrín y la adquisición del PET-TAC para el Insular son dos de las más de 200 enmiendas que el PSOE ha presentado para mover más de 300 millones de los presupuestos proyectados por el Gobierno regional.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha