La portada de mañana
Acceder
Las universidades que incumplan unos mínimos perderán su categoría
Así beneficia a los más ricos la política fiscal de Ayuso
Opinión - La ropa tendida de Rufián, por Neus Tomàs

Ana Oramas vota 'no' a Sánchez a pesar del riesgo de expulsión de Coalición Canaria

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, conversa con el candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha votado no a la investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, a pesar de que esta decisión puede suponer la expulsión de su formación, al desobedecer la abstención acordada por mayoría en el consejo político de su partido.

Oramas se arriesga a la expulsión de Coalición Canaria si no se abstiene hoy en la investidura de Pedro Sánchez

Oramas se arriesga a la expulsión de Coalición Canaria si no se abstiene hoy en la investidura de Pedro Sánchez

Ante la indisciplina de su diputada, el secretario general del partido, José Miguel Barragán, ha convocado al Comité Permanente Nacional a las 12:00 horas por videoconferencia este Día de Reyes. Este órgano de dirección del partido se encarga de gestionar "el presente inmediato" -según indica CC en su web- así como la coordinación entre la estructura de dirección elegida en el Congreso Nacional y las organizaciones insulares. Y está integrado, entre otros, por la propia Oramas, el secretario general, los vicesecretarios de la formación y los secretarios insulares.

Coalición Canaria, en sus estatutos, considera “infracción grave” "el incumplimiento y alejamiento desobediente de las decisiones de sus órganos", lo que supone una causa de baja del partido "tras resolución de procedimiento disciplinario”; si bien, esta no resultará definitiva hasta la segunda vuelta, prevista para el próximo martes.

Después de varias semanas sin adoptar ninguna decisión, el pasado viernes, el partido acordó que el voto de la diputada fuese la abstención por considerar que la oferta del PSOE era “claramente insuficiente”, tras exigir medidas prácticamente imposibles de atender, como una bonificación del 60% del IRPF para todas las rentas y el impuesto de sociedades.

Pero Oramas, quien ni siquiera acudió a la reunión del Consejo Político Nacional -el máximo órgano entre congresos de Coalición Canaria- anunció en la primera sesión de la investidura que no apoyaría a Sánchez. Por pactar con quienes "no quieren ser españoles" y pretenden destruir la nación, esgrimió desde la tribuna.

Tras su primera intervención, Coalición Canaria anunció, en Twitter, que actuaría con sus estatutos en contra de las "indisciplinas que se produzca por cualquier militante del partido”, “máxime” cuando la decisión ha sido adoptada “por unanimidad”.

A pesar de ser conocedora de que su desobediencia podría conllevar su expulsión, en su segunda intervención, Oramas afirmó que, estuviese o no en la formación, seguiría defendiendo iniciativas legislativas que, a su juicio, fuesen beneficiosas para la ciudadanía, algo que han interpretado en CC como una muestra de que no entregará su acta de diputada, "lo que la convertiría en una tránsfuga", según fuentes internas.

Además, con esta desobediencia, Oramas rompe en dos a su partido y también pone en peligro la reunificación del nacionalismo canario, es decir, el acuerdo alcanzado para concurrir a las elecciones el pasado mes de noviembre entre CC y Nueva Canarias, que sí votó favorablemente a la investidura. Desde el principio de las negociaciones, Oramas se opuso al pacto entre ambas formaciones, motivo por el que fue desautorizada por el secretario general de su partido, José Miguel Barragán.

La diputada volvió a contradecir a su formación al mantener las líneas rojas con Podemos que ha trazado tradicionalmente, después de que en la formalización del acuerdo entre NC-CC se anunciara que se levantaba ese veto.

Etiquetas
Publicado el
5 de enero de 2020 - 12:28 h

Descubre nuestras apps

stats