El Parlamento retoma la elección de la Junta de Control de RTVC con el foco puesto en la imputación de un candidato de Coalición Canaria

Fernando Clavijo y Francisco Pomares, en 2015

El Parlamento de Canarias retomará esta semana los trámites para volver a intentar constituir la Junta de Control de Radio Televisión Canaria (RTVC), uno de los órganos del ente público pendiente desde que se aprobó en 2020 la modificación de la actual ley reguladora de los dos medios de comunicación de titularidad autonómica. Este segundo intento -el primero se frustró in extremis el pasado mes de mayo- tiene como principal novedad el mantenimiento en la lista de candidatos del periodista Francisco Pomares, analista de Prensa Ibérica y de la Cadena Ser, que vuelve a ser propuesto por Coalición Canaria a pesar del rechazo que ya concitó en la primera ronda y a pesar de que en esta ocasión se presentará ante la Cámara autonómica con una imputación penal por la presunta falsificación de unos certificados utilizados para engordar su currículo para acceder a una plaza de profesor de Periodismo en la Universidad de La Laguna.

El periodista Francisco Pomares alega prescripción para evitar ser investigado por falsificar su currículo

El periodista Francisco Pomares alega prescripción para evitar ser investigado por falsificar su currículo

La relación de candidatos y candidatas a la Junta de Control de RTVC no es oficial aún, pero en el Parlamento se da por descontado que Coalición Canaria mantendrá el nombre de Francisco Pomares al tener el compromiso del PSOE de que lo votará a cambio de que los nacionalistas hagan lo propio con el nombramiento de Francisco Moreno como director general del ente. Fue precisamente la negativa de CC a prestar su apoyo a Moreno lo que provocó que se frustrara la constitución de la Junta de Control el pasado mes de mayo. Al descubrir el PSOE que los nacionalistas no iban a dar su respaldo a ese nombramiento, sus diputados y diputadas votaron en contra de la lista de candidatos a la junta de control, lo que hizo abortar la operación al completo.

José Miguel Barragán, portavoz de CC, no da nada por hecho aún: “Estamos explorando posibilidades de acuerdo, pero todavía nada cerrado; hay tiempo hasta la comisión de control”, dijo este lunes a Canarias Ahora. En el PSOE se guarda mutismo absoluto. Sus portavoces (los que han hablado) también niegan que se haya alcanzado acuerdo alguno, pero no rechazan que pueda llegar a producirse. Algunas de esas fuentes remiten al periodista a Presidencia del Gobierno, donde se diseñan y se ejecutan las políticas de Comunicación y más concretamente la gestión de la radio y la televisión públicas.

Los grupos parlamentarios con derecho a plaza en esa Junta de Control (PSOE, 3; Coalición Canaria, 2; Partido Popular, 1, y Nueva Canarias, 1) podrán volver a presentar a los mismos candidatos y candidatas que ya concurrieron a aquel intento. Pero tendrán que someterse nuevamente al examen de idoneidad en la Comisión de Control de RTVC, donde precisamente Pomares obtuvo el único veto en aquella ocasión, el de Unidas Podemos. Pero entonces el articulista no estaba aún imputado por un juzgado de instrucción de La Laguna, aunque ya se conocía que sobre él pesaba una denuncia por esa presunta falsificación. En esta ocasión ya se da por descontado que al voto contrario de Unidas Podemos se sumará el de Nueva Canarias. 

La Junta de Control de RTVC es el órgano “de administración y representación de la institución”, según la ley. Aunque aún no está regulado, se contempla que sus miembros reciban una retribución económica, lo que los incompatibilizaría para otras ocupaciones remuneradas. Además de este órgano, falta por constituir el Consejo Asesor y designar director general porque hasta el momento la RTVC está dirigida por la figura provisional del administrador único, instituida ante el caos generado al término de la pasada legislatura bajo la presidencia de Coalición Canaria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats