eldiario.es

9
Menú

Fallece a los 92 años Diego González sin poder cumplir el sueño de encontrar a su padre, uno de los fusilados de San Lorenzo

Su deseo era dar sepultura a su padre Francisco, sindicalista que fue torturado y enterrado en la fosa común de Vegueta junto al alcalde del que entonces era municipio de Gran Canaria, San Lorenzo

Sus familiares y amigos recuerdan a Diego como un hombre bueno y que a pesar de las penurias que pasó en su vida había sabido perdonar

- PUBLICIDAD -
Homenaje a los 63 republicanos fusilados en la isla durante la Guerra Civil y enterrados en Vegueta. (ALEJANDRO RAMOS)

Diego González junto a su esposa Lola Tejera y su nieta en un homenaje a las víctimas del franquismo en 2016.

Diego González ha fallecido este miércoles a los 92 años. Fue víctima del franquismo y durante toda su vida no perdió la esperanza de poder localizar los restos mortales de su padre para poder darle una sepultura digna. Era hijo de Francisco González, sindicalista que en marzo de 1937 fue fusilado junto a otros cuatro hombres en San Lorenzo, entonces municipio de Gran Canaria. Entre ellos se encontraba su alcalde, Juan Santana Vega, junto a quien fue enterrado en la fosa común del cementerio de Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria.

Sus familiares y amigos recuerdan a Diego como un hombre bueno y que a pesar de las penurias que pasó había sabido perdonar. No tuvo una vida fácil. Vio como las Brigadas del Amanecer al registrar su humilde vivienda asesinaban a su hermano Braulio, un bebé de apenas cuatro meses. Este terrible suceso marcó para siempre a su familia y fue lo que motivó a su padre Francisco a entregarse a los falangistas por miedo a más represalias contra su familia.

Cuando asesinaron a su padre, Diego pasó algún tiempo separado de su madre, Dolores, que además de perder a su marido sufrió el hecho de que le quitaran a sus hijos durante un tiempo. Diego vivió en la Casa del Niño hasta que, más tarde, la familia volvió a estar unida y, a pesar de las penurias económicas, logró superar los distintos obstáculos de la vida.

Pese a toda esta dura experiencia, Diego supo llevar con entereza todas estas vivencias. “Supo perdonar y vivir sin rencor”, señala ahora su hijo, Francisco González, uno de los portavoces del Foro Canario de Víctimas del Franquismo y la Plataforma de Fusilados de San Lorenzo, que ha abanderado la lucha para localizar los restos mortales de su abuelo y el de otras víctimas de la represión franquista.

Diego ha fallecido justo en el momento en el que s e había reactivado el proyecto de exhumación de la fosa común de Vegueta, gracias al impulso del Cabildo de Gran Canaria. Los investigadores llevan meses estudiando las posibilidades y recopilando datos y documentos y habían dado esperanzas a esta familia.

En los últimos actos y reuniones, Diego no ha podido estar presente debido a su enfermedad, pero sí que ha estado su mujer Lola Tejera, que recordaba con nostalgia en uno de los últimos encuentros de la comisión investigadora para la exhumación de la fosa común cómo su marido ha vivido todos estos años con la esperanza de recuperar los restos mortales de Francisco González.

Hace dos años, Diego afirmaba en una carta difundida Foro Canario de Víctimas del Franquismo y la Plataforma de Fusilados de San Lorenzo que solo quería dar una sepultura digna a su padre, para que se hiciera así "justicia con un hombre bueno que defendía la democracia, la libertad y los derechos de la clase trabajadora canaria".

El féretro se encuentra en el Tanatorio de San Miguel, donde se están acercando sus seres queridos a dar el pésame a la familia. Será enterrado este jueves a las 15.00 horas en el Cementerio de San Lorenzo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha