Las Palmas de Gran Canaria pone en marcha los nuevos sensores inteligentes de los aparcamientos regulados en Guanarteme y Puerto

Aparcamientos regulados en Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de Sagulpa y el área de Innovación Tecnológica, ha procedido a la activación de 831 nuevos sensores inteligentes en las zonas de Guanarteme -con 341 dispositivos instalados-, y Puerto -490-, elevando así a 1.897 el número de plazas que ya cuentan con este sistema del servicio de estacionamiento regulado de la capital.

La iniciativa, implementada por la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Sagulpa), forma parte del proyecto LPA Inteligencia Azul, estrategia de transformación de la ciudad en smart city (ciudad inteligente) desarrollada de forma conjunta por las concejalías de Movilidad e Innovación Tecnológica del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, entre otras áreas del consistorio capitalino.

La incorporación de nuevas plazas sensorizadas de aparcamiento regulado en la denominada zona azul facilita al conductor conocer en tiempo real el nivel de plazas disponibles en las áreas de su interés, lo que produce una reducción de la congestión del tráfico en la ciudad. Por medio de este sistema, los ciudadanos y visitantes disponen de una guía que les conduce hasta la zona más adecuada para encontrar aparcamiento de manera fiable.

Para ello cuentan con señalización específica en la vía a través de paneles informativos, así como con información permanentemente actualizada en sus dispositivos móviles desde la aplicación de movilidad LPA Park y en la propia web de Sagulpa.

El Ayuntamiento explica que las nuevas tecnologías aplicadas a la gestión de los aparcamientos han demostrado su efectividad a la hora de minimizar los riesgos de accidente al reducirse el tráfico de agitación. Además, la implantación de este sistema de sensorización inteligente genera un conjunto de datos de relevancia que permiten a Sagulpa continuar desarrollando su labor de análisis del uso de las plazas de aparcamiento para mejorar la planificación y la movilidad en Las Palmas de Gran Canaria.

Menos emisiones de CO2

En esta línea, el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, ha puesto de relieve que “con la sensorización de las plazas de zona azul y el fácil acceso a esta información a través de la aplicación LPA Park se puede saber en todo momento dónde hay plazas libres, con lo que se evita el tráfico que genera la búsqueda de aparcamiento, hecho que contribuye a una menor emisión de CO2”.

“Es un paso más en la búsqueda de la eficiencia de un servicio tan fundamental como el de la movilidad que, gracias a la digitalización y a otros avances que estamos instaurando en la ciudad, está cada vez más cerca de ser más sostenible y efectivo para la ciudadanía”, aseguró el edil.

Por su parte, el concejal de Innovación Tecnológica, Mario Regidor, señaló a nivel técnico que “el sistema destina a cada plaza un sensor inalámbrico que mide con una frecuencia de 3 a 30 segundos las variaciones del campo magnético terrestre y los cambios de temperatura. Es un sistema ‘escalable’, ya que permite incrementar su presencia a medida que sea necesario, además de ser sólido para aguantar condiciones extremas en exterior y fiable”.

“El programa LPA Inteligencia Azul permitirá poner a Las Palmas de Gran Canaria a la vanguardia de las Smart Cities nacionales, mejorando de manera exponencial el funcionamiento de los servicios públicos, favoreciendo el inventario digital y la gestión cada vez más eficiente y eficaz de los recursos municipales, consolidando su labor diaria en parámetros cada vez más sostenibles”, recalcó el edil.

Dicha estrategia fue una de las 14 elegidas de los 108 proyectos presentados en la segunda convocatoria de Ciudades Inteligentes de Red.es, que potencia el uso de tecnologías innovadoras, integradas y eficientes en los ámbitos de la energía, el transporte, el turismo y el medio ambiente.

LPA Inteligencia Azul pone el foco en impulsar a la capital grancanaria como una ciudad inteligente y sostenible, destacando como primer proyecto la sensorización que prevé la instalación de 3.500 plazas en los once sectores de estacionamiento regulado de la ciudad. Hasta el momento, ya se ha activado la sensorización en los sectores de Arenales, Canalejas, Altavista, Schamann, Triana, Vegueta, 7 Palmas, a los que hay que añadir ahora las zonas de Guanarteme y Puerto, entre los que se alcanza el mencionado de total de 1897 plazas equipadas con sensores inteligentes. 

Además, la Concejalía de Movilidad contempla la colocación de otros 3.000 sensores de la zona verde, con cargo a los Fondos Next Generation, que comenzarán a instalarse en los próximos meses.

Etiquetas
stats