Se cumple una semana de la desaparición de las niñas Anna y Olivia junto a su padre

Carteles de búsqueda de Tomás Gimeno y de las niñas Anna y Olivia

En la noche de este martes se cumplirán siete días de la desaparición de Anna y Oliva, de uno y seis años, junto a su padre, Tomás Gimeno, en Tenerife después de que el mismo debía haber entregado a las menores a su madre, de la que está separado, el pasado martes, 27 de abril, si bien nunca llegó a hacerlo.

La Guardia Civil investiga si el GPS de la embarcación del padre de las niñas fue desactivado para encubrir el itinerario seguido

La Guardia Civil investiga si el GPS de la embarcación del padre de las niñas fue desactivado para encubrir el itinerario seguido

Fue entonces cuando una llamada de Gimeno a la madre de las pequeñas la alertó, ya que le avisó de que no volvería a ver a sus hijas ni a él, lo que la llevó a denunciar el caso ante la Guardia Civil, que desde ese momento trabaja por encontrar pistas que le lleven al paradero de las menores, así como del padre, teniendo abiertas varias hipótesis en una investigación declarada secreta.

Así, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Güímar (Tenerife) ha incoado diligencias previas sobre el padre de las menores por la presunta comisión de un delito de secuestro, así como durante el pasado fin de semana dictó una orden internacional de búsqueda.

Desde que la madre denunciara los hechos, la Guardia Civil ha liderado un dispositivo que rastrea por tierra, mar y aire no sólo la zona que abarca desde la Punta de Anaga hasta el Puertito de Güimar, sino también la zona sureste y oeste de la isla después de encontrar en las primeras horas de la desaparición el barco de Tomás, a la deriva y vació, frente a la costa de Güimar.

El dispositivo está formado por el servicio aéreo y marítimo de la Guardia Civil, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y la Unidad Orgánica de Policía Judicial, que está al frente de la investigación, además de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de Madrid. Asimismo tienen el apoyo de Salvamento Marítimo y del helicóptero del 1-1-2 de Canarias.

La investigación, que se mantiene secreta, tiene varias líneas abiertas y no se descarta ninguna hipótesis por el momento. Estas son las claves de este caso, con la información disponible hasta el momento:

Una llamada

La madre de las niñas dio la voz de alarma tras recibir la llamada de su expareja avisándola de que no volvería a verlas a ellas ni a él, después de que no las devolviera a la hora acordada, a las 21.00 horas del martes, dia 27 de abril.

Cámaras de seguridad y un barco a la deriva

En la medianoche del martes, 27, al miércoles, 28, el hombre, según registraron las cámaras se seguridad de la Marina de Santa Cruz, zarpó solo en su barco, que fue hallado horas más tarde sin ocupantes y a la deriva frente a la costa este de la isla, a varios kilómetros al sur del puerto desde el que zarpó.

Bolsas y maletas

Un vigilante del puerto vio cómo sacó de su vehículo y cargó en la embarcación, que tiene un pequeño camarote, bolsos, maletas y bolsas de ropa. Tuvo que realizar tres viajes.

El cargador del móvil

Antes de que se le perdiera el rastro definitivamente, el padre de las niñas regresó a tierra después de una incursión en el mar de una hora y media aproximadamente, y fue con su vehículo a una gasolinera cercana al puerto a comprar un cargador de móvil.

De vuelta al puerto, lo cargó en la garita del vigilante de la Marina y zarpó de nuevo, esta vez la definitiva.

Una amenaza previa

La madre de las niñas ya se había quejado en diciembre ante la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente. Sin embargo, no quiso presentar denuncia. No obstante, los agentes realizaron un seguimiento de oficio y, en marzo, volvieron a preguntarle. La mujer dijo entonces que el episodio de las amenazas de diciembre no se había repetido.

Sangre en el barco

El viernes, 30 de abril, se supo que se ha encontrado sangre en el interior de la embarcación, que ha sido inspeccionada por efectivos de la Guardia Civil.

Finalmente, la investigación demostró el lunes, 3 de mayo, que la sangre no pertenecía a las niñas.

Registros en una casa y una finca

También este viernes, día 30, se ha confirmado que se ha efectuado un registro en la vivienda del hombre desaparecido, así como en una finca suya en el municipio de Candelaria, cuyo litoral es limítrofe con el del municipio en el que se encontró la embarcación a la deriva, Güímar. Este lunes se está realizando un nuevo registro en esa misma propiedad, de la que la semana pasada las autoridades se llevaron al menos una bolsa con pertenencias.

UCO

El vienes se desplazó a Tenerife un equipo de la Unidad Central Operativa (UCO), especializada en los casos más complicados, que se sumaron a las labores de búsqueda este sábado, 1 de myo. Este equipo ha participado en casos tan mediáticos como el de Diana Querr, Asunta Basterra y Gabriel Cruz.

Apoyo a la madre

El jueves, día 29 de abril, la ministra de Igualdad, Irene Montero, lanzó un mensaje de preocupación y cariño hacia la madre de las niñas en estos duros momento. El viernes, 30, ha hecho lo propio la consejera del área en el Gobierno de Canarias, Noemí Santana, quien a través de las redes sociales transmite en nombre del Ejecutivo "todo el apoyo" a la madre y a la familia. "Estamos en vilo siguiendo cualquier novedad al respecto", indica Santana en Twitter, un resumen del sentimiento de la sociedad tinerfeña y canaria.

También el lunes, día 4 de mayo, Ithaisa Suárez, madre de Yeremí Vargas mostró su apoyo a la madre de Anna y Olivia. "Que no pierda la esperanza" es lo que le recomienda en estos momentos de incertidumbre, "lo peor que te puede pasar", asegura la madre del niño cuyo rastro se esfumó hace 14 años en Gran Canaria.

La madre pide a la población "mucha luz" para sus hijas

Beatriz, madre de las dos niñas de uno y seis años desaparecidas desde el martes, 27 de abril, junto a su padre en Tenerife, ha querido lanzar un mensaje de esperanza en el que se muestra convencida de que sus hijas, Anna y Olivia, se encuentran bien. "Mi mensaje es que manden mucha luz y amor a las niñas, que estoy segura que están bien. Que todo el mundo piense que las niñas son una bonita luz que están protegidas y que en cuanto menos lo esperemos estarán jugando y corriendo felices", recoge el mensaje publicado por COPE Canarias.

La búsqueda se extiende hacia el oeste

Las labores de búsqueda se han desplazado este domingo hacia el oeste de la isla y también a zonas más alejadas de la costa.

Orden de búsqueda internacional

El juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Güímar dictó este sábado, 1 de mayo, una orden de búsqueda internacional para el padre, Tomás Gimeno. Este juzgado, cuando incoó las primeras diligencias, declaradas secretas, lo hizo por la presunta comisión de un delito de secuestro.

Movimiento bancario de 55.000 euros

El lunes, 4 de mayo, la Guardia Civil ha podido certificar que el padre llevó a cabo una transferencia de unos 55.000, aproximadamente, desde una de sus cuentas corrientes bancarias a otra justo el día antes de llevarse a sus dos hijas consigo, como adelantó Diario de Avisos.

Se investiga si el GPS de la embarcación se desactivó

El padre de las niñas desaparecidas pudo haber desactivado el GPS de su embarcación con el objetivo de no dejar pistas sobre el itinerario que realizó desde que salió por última vez del puerto deportivo en la medianoche del martes al miércoles, según apuntan fuentes cercanas al caso.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2021 - 09:44 h

Descubre nuestras apps

stats