Desconvocada la huelga de los médicos residentes de Canarias

Foto de archivo de una manifestación del colectivo MIR.

El colectivo de médicos internos residentes (MIR) de Canarias ha desconvocado la huelga que tenía previsto comenzar el próximo 15 de septiembre después de arrancar una serie de compromisos de la Consejería de Sanidad en una reunión mantenida este jueves por la tarde. Las partes se han dado de plazo hasta octubre para que la administración autonómica pueda estudiar la viabilidad de algunas reivindicaciones de estos profesionales, en especial las vinculadas con las mejoras salariales que reclaman, su encaje en el presupuesto y en la legalidad vigente, puesto que algunas de ellas, según se puso de manifiesto en el encuentro, pueden colisionar con las competencias estatales en la materia.

El sueldo base de un médico en Canarias se sitúa en torno a los 1.100 euros en su primer año de residencia, el más alto de España según un estudio del Sindicato Médico de Granada. El Archipiélago es, sin embargo, la comunidad que menos paga por hora de guardia, según defiende la Convergencia Estatal de Sindicatos Médicos. En el conjunto del territorio nacional se ha planteado una equiparación retributiva en todas las comunidades autónomas para estos trabajadores en periodo de aprendizaje, dadas las diferencias existentes entre las regiones por el dispar desarrollo en cada una de ellas del marco común fijado por la administración central.

A la reunión de este jueves acudieron, además de varios miembros del comité de huelga (una en Gran Canaria y cuatro, por videoconferencia, en Tenerife), una representante del Sindicato Médico, Carmen Nuez. Por parte de la administración, estuvieron presentes el consejero de Sanidad, el socialista Blas Trujillo, y los recientemente incorporados Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de Salud, y Abraham Luis Cárdenes, secretario del organismo autónomo.

Al margen del estudio de las reivindicaciones económicas de los residentes, la Consejería de Sanidad se ha comprometido a duplicar en las cuentas del próximo año la partida prevista para fondos de formación en los acuerdos sindicales de 2001 y revisar su destino, de manera que puedan ser utilizados fuera del ámbito de la comunidad autónoma. También a regularizar la impartición de formación no asistencial dentro de la jornada de trabajo, en función de las características del servicio o de la especialidad.

En el preaviso de huelga del pasado 4 de septiembre, los médicos residentes canarios también exigían que se cumpliese la normativa en cuanto a jornadas laborales, que se respetasen los descansos de 24 horas después de las guardias y que la retribución de esas jornadas durante los días festivos fuera superior a la de los días laborales. El director del SCS, Conrado Domínguez, ha asegurado al comité de huelga que instará a los responsables de las instituciones sanitarias a garantizar esas condiciones y que vigilará su cumplimiento, además de revisar “la viabilidad de lugares de descanso adecuados”. 

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2020 - 19:36 h

Descubre nuestras apps

stats