El muelle de Arguineguín, al sur de Gran Canaria, se ha convertido ya en un símbolo de la crisis migratoria que atraviesa Canarias. Este miércoles, el campamento de emergencia ha alcanzado su máximo de personas albergadas desde que se levantó. 1.352 inmigrantes permanecen hasta el momento hacinadas en el suelo de doce carpas de la Cruz Roja, según datos facilitados por la ONG. Fuentes especializadas en migraciones aseguran que las personas que pernoctaron esta noche en el muelle suponen el 10% del total de las recibidas en lo que va de año y que no hay carpas suficientes para todos. El Ministerio del Interior ya anunció este martes que está buscando un espacio en la isla en el que ubicar a migrantes durante las primeras 72 horas tras su llegada, con el fin de evitar que sigan en el muelle.

En la actualidad, un almacén del Puerto de Las Palmas, bautizado por colectivos especializados en migraciones como "la nave de la vergüenza", está habilitado para la filiación de las personas llegadas en patera a la isla por la Policía Nacional. Se trata de un establecimiento previsto para que los ocupantes pasen un máximo de tres días. En la actualidad hay 79 personas en la nave, sin acceso a duchas, con cuatro baños químicos y sin ventilación.

Según datos facilitados por la Delegación del Gobierno a esta redacción, en las últimas 24 horas han llegado a las islas al menos 25 embarcaciones. Solo en la jornada de este miércoles, las Islas superan el dato de 500 personas rescatadas de la ruta migratoria canaria. De acuerdo con los datos recopilados por Efe a partir de cifras ofrecidas por Salvamento Marítimo, Cruz Roja o el 1-1-2, de los últimos siete días, seis se han saldado con más de 300 personas rescatadas en las costas de la comunidad autónoma.

En una semana, al menos 2.498 inmigrantes han sido rescatados en 94 pateras, cayucos o lanchas neumáticas. Solo 200 personas menos de las que llegaron en todo 2019 (2.698).

Etiquetas
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats