El vicepresidente del Gobierno canario reitera que el puerto de Fonsalía es "inviable" y apuesta por mejoras en Los Cristianos

El vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, y el alcalde de Arona, José Julián Mena.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, ha reiterado que la construcción del puerto de Fonsalía "es inviable" y apela a la cooperación de todas las administraciones para trabajar en una respuesta “financiable, sostenible y rápida”. El también líder de Nueva Canarias ya mostró su oposición a la obra el pasado sábado, tras la reunión de la Ejecutiva nacional de la formación, que votó en contra por unanimidad.

Este lunes, Rodríguez mantuvo un encuentro con el alcalde de Arona, José Julián Mena, con quien coincide en el rechazo frontal a la construcción de un nuevo puerto en Fonsalía (Guía de Isora) y abogan en la necesidad de mejorar las dotaciones e infraestructuras de Arona, para adaptarlas a su actual realidad demográfica, con criterios de sostenibilidad ambiental, racionalidad económica y potenciación de los servicios públicos.

“Tenemos un problema de congestión, que no es nuevo, y se precisa actuar ya para dar respuesta a los dos millones de personas que pasan por estas instalaciones a lo largo del año, sobre todo ahora que la propuesta de construcción de un nuevo puerto en Fonsalía está muy cuestionada”, señaló el vicepresidente, quien hizo hincapié en que “la apuesta tiene que ser otra y la solución pasa por la mejora de las instalaciones de Los Cristianos, por un lado, y de la conectividad terrestre, por otro”.

Rodríguez apeló a la cooperación entre la Autoridad Portuaria, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Arona para dar una pronta solución a los problemas planteados en Los Cristianos, cada uno de ellos en sus respectivos ámbitos de competencia.

El vicepresidente abogó por buscar consensos políticos, sociales y ciudadanos en torno a esta propuesta de mejora de Los Cristianos para que la respuesta sea lo más rápida y eficaz posible, de manera que se contribuya también al apuntalamiento del municipio de Arona como cabeza comarcal y quinta ciudad del Archipiélago en términos poblacionales.

En este sentido, indicó que el soterramiento del acceso al puerto hasta la zona de El Mojón permitirá dar una solución viaria al problema actual y también de cara al crecimiento futuro de la ciudad.

Mena agradeció la sensibilidad del vicepresidente del Gobierno con las necesidades de Arona e insistió en la mejora de la movilidad terrestre del núcleo de Los Cristianos como factor decisivo para la mayor eficiencia del puerto y el desarrollo, no solo de su municipio, sino también de las islas con las que está conectado.

El alcalde subrayó que lo importante es modernizar la trama puerto-ciudad y la operativa de la instalación para satisfacer las necesidades de la población residente y la usuaria de la infraestructura. También insistió en la conveniencia del soterramiento de la avenida Chayofita desde su comienzo en el entorno portuario hasta la zona del plan parcial El Mojón, prácticamente a la salida de la autopista TF-1, salvando, además, la rotonda que da inicio a la avenida Juan Carlos I. 

Mena aseguró que esta solución tendría un coste aproximado de en torno a los 40 millones de euros, una cantidad muy inferior a la que supondría la construcción de un puerto en Fonsalía. Además, el soterramiento permitiría aliviar el tráfico de entrada y salida a Los Cristianos y que el que no quiera transitar por la ciudad sino dirigirse al puerto, pueda hacerlo casi directamente, sin afectar a la movilidad del conjunto de la localidad. El alcalde recordó que, además, esta situación se verá afectada cuando comience la actividad que generará el plan parcial de El Mojón.

Mejoras sanitarias

Durante la visita a Arona, el vicepresidente también se comprometió a la sustitución del consultorio de salud en Las Galletas, que tiene unas “obsoletas” instalaciones insuficientes para atender a una población de casi 10.000 personas.

“Agradezco el trabajo que desarrollan los profesionales sanitarios en este centro en pésimas condiciones, que me recuerda a los consultorios que teníamos en Canarias hace 30 años”, dijo el vicepresidente, quien añadió que “es inaceptable que los ciudadanos de Las Galletas tengan que usar estas instalaciones”. 

En este sentido, la Dirección General de Patrimonio y Contratación -órgano adscrito a la Consejería de Hacienda- ya ha iniciado el estudio para determinar la viabilidad del antiguo edificio del BBVA en Las Galletas como nuevo centro de salud, bien a través de la rehabilitación del inmueble o de la sustitución de otro en la actual estructura.

Del mismo modo, Rodríguez se comprometió a acelerar el proceso para la construcción del centro de salud de Los Cristianos en unos terrenos que el Ayuntamiento cedió hace trece años, al objeto de que el SCS licite el nuevo proyecto antes de fin de año.

Por su parte, Mena recordó que “la sanidad pública de calidad, digna, es un asunto estratégico que los vecinos de Las Galletas y de Los Cristianos llevan muchos años demandando, sin que sus peticiones se hayan atendido. Es una petición que no he dejado de pedir, junto al Hospital del Sur. El consultorio de Las Galletas se mantiene abierto gracias a que el Ayuntamiento asume esta competencia impropia y no se corresponde con el importante aumento del número de vecinos de la población”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps