Iberdrola busca la reconciliación con el ITER, responsable de la falta de mantenimiento que paralizó dos parques eólicos en Tenerife

Turbinas de Iberdrola Renovables en un parque eólico

Canarias Ahora


0

La compañía eléctrica Iberdrola ha manifestado “su compromiso de colaboración con el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER)” de Tenerife y ha asegurado que ya está trabajando para que los parques Areté (18,4 MW) y La Roca (16,8 MW), propiedad del ITER (empresa del Cabildo insular), puedan volver a producir energía en los próximos días. Dichos parques eólicos se encuentran sin actividad desde que el pasado 8 de agosto se produjese una avería.

Iberdrola ha explicado a este periódico que espera resolver esta semana el fallo ocurrido dentro la subestación de Energías Ecológicas de Tenerife (EET), donde la eléctrica participa con decenas de pequeños empresarios canarios, asociados en IFIT.

Sin embargo, señala que dicha avería se ha derivado de “problemas de mantenimiento en la instalación de conexión gestionada por el ITER”. De hecho, la subestación de Granadilla da servicio también al parque eólico de Chimiche II, propiedad de EET, que “en todo momento ha funcionado con plena normalidad”, apuntan fuentes de la compañía.

Dentro de dicha subestación existen infraestructuras comunes e infraestructuras individuales de cada promotor. Mediante un acuerdo de mantenimiento de infraestructuras firmado entre el ITER y EET, Iberdrola se encarga de mantener la zona común, subraya, pero añade que “es obligación de cada promotor realizar el mantenimiento de sus infraestructuras propias”. 

Iberdrola asegura que “es la falta de mantenimiento de las infraestructuras propias del ITER lo que ha provocado desde 2019 hasta 11 disparos, acabando por afectar a la propia subestación”. Además, señala que sobre esta cuestión ha advertido en reiteradas ocasiones en los últimos tres años.

La eléctrica añade que EET en todo momento desde la construcción y puesta en marcha de los parques “ha prestado toda la colaboración posible a la entidad pública ITER, colaboración que ya en su día permitió al ITER energizar el parque en el plazo establecido para poder optar a las ayudas FEDER de la que disponen estas instalaciones”. 

El Cabildo de Tenerife, sin embargo, ha reclamado a Iberdorla que repare “de forma inmediata” la subestación de Granadilla de Abona, donde se produjo la avería el 8 de agosto. La institución insular aseguró la pasada semana que el ITER comprobó que “el problema no estaba relacionado con el funcionamiento de los aerogeneradores” y que un peritaje en la subestación eléctrica determinó que “los problemas técnicos deben ser resueltos por Iberdrola”. Esta ya ha comunicado que está intentado resolver el fallo, pero incide en que se ha debido a la “falta de mantenimiento en la instalación de conexión gestionada por el ITER”.

Etiquetas
stats