eldiario.es

9

El Carnaval de Tenerife desembolsó por Orishas un 55% más de lo que costó en La Palma una semana antes

El Ayuntamiento de Santa Cruz, en manos de Coalición Canaria, destinó a la actuación del grupo cubano 73.357 euros, pese a que siete días antes la formación nacionalista trajo a los mismos artistas a la capital palmera por 47.123 euros

En el contrato del Organismo Autónomo de Fiestas se incluyen gastos de 6.390 euros en vuelos y 3.386 euros en hoteles a pesar de que el trío cubano se encontraba de gira

Juan Luis Guerra también cantó en la Isla Bonita en 2015 por 170.000 euros, muy por debajo de los 427.800 euros que costó el pasado mes de febrero

El grupo cubano Orishas durante el concierto que ofrece hoy en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife

El grupo cubano Orishas, durante el concierto en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife EFE/Ramón de la Rocha

El concierto que Orishas ofreció en el Carnaval chicharrero el 9 de marzo de 2019 costó un 55% más que la actuación que el mismo grupo realizó una semana antes en la capital de La Palma. Si se comparan ambos expedientes administrativos se pone de manifiesto que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife pagó un sobreprecio de 26.234 euros en la contratación del trío de origen cubano, que se tramitó junto a la del cantante dominicano Juan Luis Guerra a través de un procedimiento plagado de irregularidades que ha desencadenado una denuncia de Podemos-IU en la Fiscalía Anticorrupción.

Según consta en los documentos incorporados en ambos expedientes, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife desembolsó por la actuación de Orishas un total de 73.357 euros, a pesar de que el Consistorio de la capital palmera pagó por la misma actuación, que tuvo lugar siete días antes, 47.123 euros. Las cuantías incluyen el coste del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). Las concejalías de Fiestas en ambas administraciones estaban gestionadas en el momento de la contratación por la misma formación política, Coalición Canaria, aunque para el Carnaval chicharrero se acudió a un particular como intermediario, Alfredo Moré, mientras que en la Isla Bonita la adjudicación recayó en la empresa Amy Producciones SL.

Aunque el trío cubano había actuado el 2 de febrero de 2019 en el Carnaval de Santa Cruz de La Palma, tan solo siete días antes del concierto que ofreció el grupo en la capital tinerfeña, y se encontraba de gira, en el pliego de contratación tramitado por el Organismo Autónomo de Fiestas figuran pagos de 6.390 euros en gastos de vuelos, 3.386 euros en alojamientos o 3.088 euros en seguros de viaje y visados.

Solo el caché que se pagó en Tenerife por Orishas, un total de 45.000 euros, es mayor que todo el contrato de La Palma sin IGIC, 44.247 euros, a pesar de que en el expediente del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma también se incluyen gastos de “vuelos, estancias, transportes internos, dietas y catering”. Fuera quedaron los costes de campaña, que en el Carnaval chicharrero se cifraron en 6.070 euros. El contrato que se firmó en la capital de la Isla Bonita tiene fecha de 27 de febrero de 2019, es decir, 13 días después de que se rubricara el acuerdo para el Carnaval chicharrero.

El grupo cubano Orishas durante el concierto que ofrece hoy en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife

El grupo cubano Orishas durante el concierto que ofrece hoy en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife EFE/Ramón de la Rocha

La cuantía que desembolsó el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma es similar a la que pagó, cuatro meses antes, el Consistorio majorero de Tuineje por la actuación del grupo cubano y que ascendió a 42.800 euros. Unos precios que las fuentes consultadas consideran que están dentro del valor de mercado de Orishas, donde no encajan sin embargo los más de 73.000 euros que abonó el Organismo Autónomo de Fiestas en el Carnaval chicharrero.

En el caso de Fuerteventura, el Ayuntamiento de Tuineje se dirigió directamente al manager de los cantantes, que delegó la contratación en la empresa Oye SL. En La Palma, la intermediación se realizó a través de Amy Producciones SLU, que tuvo que presentar en el expediente un documento firmado por la oficina del grupo cubano para demostrar su condición de representante. El procedimiento que se tramitó en Tenerife se hizo a través de un particular con escaso recorrido en el ámbito musical, Alfredo Moré Silva, que nunca llegó a aportar escrito alguno avalado por los artistas para justificar la exclusividad que decía ostentar y en base a la que se justificó que la adjudicación se tramitara mediante un negociado sin publicidad por la vía de urgencia.

El contrato de Santa Cruz de La Palma está firmado por el anterior alcalde, Sergio Matos (PSOE), pero las negociaciones y la tramitación se llevaron a cabo desde la Concejalía de Fiestas, en manos de CC. En la hemeroteca se encuentran declaraciones de la entonces edil del área, Virginia Espinosa, en las que promocionaba la actuación de Orishas. En una de las fotos se puede ver a la política nacionalista con un cartel del evento en el que se puede leer que el concierto se celebró dentro del “Tour 2019” del grupo.

Virginia Espinosa, concejala de Cultura de Santa Cruz de La Palma, con el cartel anunciador del concierto de Orishas

Virginia Espinosa, concejala de Cultura de Santa Cruz de La Palma, con el cartel anunciador del concierto de Orishas

Juan Luis Guerra, entre 125.000 y 427.000 euros

El presunto sobrecoste que pagó el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por las actuaciones de Juan Luis Guerra y Orishas es uno de los ejes que mueve la denuncia presentada por Podemos-IU en la Fiscalía Anticorrupción. Si entre los conciertos del grupo cubano en Fuerteventura y La Palma y el caso de Tenerife hay unos 30.000 euros de diferencia, el precio abonado para traer al cantante dominicano también contrasta con otras actuaciones del pasado.

Según se publicó con motivo de su visita a La Palma en 2015, para actuar en el marco de las fiestas de la Bajada de la Virgen, el concierto de Juan Luis Guerra tuvo un coste aproximado de 170.000 euros, de los que 125.000 euros se correspondían al precio del caché del artista. Una cuantía mucho más económica que los 427.837 euros que pagó el Organismo Autónomo de Fiestas de Santa Cruz de Tenerife en 2019.

En la contratación de Juan Luis Guerra para el Carnaval chicharrero se desembolsaron 233.235 euros en concepto de caché, casi el doble del coste fijado en 2015; más 17.047 euros por hoteles; 66.794 euros en vuelos; 39.405 euros en seguros de viaje, visados y dietas; 7.455 euros por la campaña y 63.900 euros por la coordinación y gestión artística.

Los 427.837 euros que pagó el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por el concierto de Juan Luis Guerra no están justificados en el pliego técnico, donde se establece un coste total de 339.021 euros. Coalición Canaria ha achacado la diferencia de precios a un “error humano” y el exgerente de Fiestas José Ángel Alonso ha aportado un nuevo pliego, que no está en el expediente administrativo, en el que supuestamente se corrige la discrepancia. Entre ambos documentos existe otra disparidad, además de las cuantías, ya que en el oficial el adjudicatario iba a ser la empresa Radio Club Canarias SA, propiedad del grupo Prisa, y en el segundo se sustituye por Alfredo Moré Silva, que a la postre se convirtió en el beneficiario del contrato.

Entre las irregularidades administrativas detectadas en el expediente de Santa Cruz de Tenerife destaca que se adelantara la mitad del dinero del contrato sin que el adjudicatario presentara las facturas a las que obligaba el pliego de cláusulas administrativas, que no se justificara la solvencia económica ni técnica del intermediario o que no se aportara el seguro de indemnización por daños que exige la normativa.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife adelantó la mitad del precio de las actuaciones de Juan Luis Guerra y Orishas, unos 250.000 euros, mediante transferencia bancaria el mismo día que se firmó el contrato. Un pago que se llevó a cabo sin las garantías exigidas en el pliego de cláusulas administrativas, que establecía la obligación de presentar las facturas por los gastos en vuelos, alojamientos y dietas para que se pudiera autorizar el traspaso del dinero.

En la contratación de Orishas en La Palma, el Consistorio también adelantó la mitad del precio del contrato, pero obligó a la empresa adjudicataria, Amy Producciones SL, a justificar la representación que ostentaba sobre los artistas y a responsabilizarse de posibles contratiempos.

En el decreto de la Alcaldía se estableció que “deberá garantizarse por Amy Producciones SLU que el grupo Orishas cumplirá debidamente el contrato y, por tanto, Amy Producciones SLU responderá frente al Ayuntamiento de la suma del precio cobrada por adelantado. A tal fin, la referida empresa deberá formalizar el citado compromiso con anterioridad a la realización de ese primer pago”. Una cláusula que obligó a la productora a presentar un escrito de la oficina de los artistas para avalar los requisitos exigidos.

La denuncia de Podemos-IU solicita a la Fiscalía Anticorrupción que investigue los movimientos del dinero desde la cuenta a la que fueron ingresados los más de 500.000 euros del contrato de Santa Cruz de Tenerife, cuyo titular es el propio Alfredo Moré Silva, “con el objetivo de conocer cuál fue el destino final del dinero y cómo fue repartido y si, realmente, fue invertido en su totalidad en la celebración del concierto y sus gastos o si, por el contrario, se utilizó para pagar otros compromisos económicos con Radio Club Canarias SA en período electoral”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha