El alcalde de Valle Gran Rey pide que se inadmita la moción de censura en su contra por vulneración de derechos fundamentales

Cristopher Marrero, alcalde de Valle Gran Rey.

Alba Morales Ramírez

0

El alcalde de Valle Gran Rey (La Gomera), Cristopher Marrero, del PSOE, se ha acogido al tenor literal de la Ley General Electoral española para reclamar formalmente al secretario municipal que inadmita la moción de censura que este mismo jueves formalizaron contra él los concejales de Nueva Canarias y de la Agrupación Socialista Gomera.

La Ley Electoral no permite la moción de censura de Valle Gran Rey

La Ley Electoral no permite la moción de censura de Valle Gran Rey

Junto a Marrero, firman el escrito dirigido al secretario del Ayuntamiento su compañera de partido, Sabina Rodríguez, y los dos concejales de Sí Se Puede, Guzmán Correa y Carlos Hernández.

El documento alude al artículo 23 de la Constitución y que hace referencia tanto al acceso como al cese de los representantes a funciones y cargos públicos “con los requisitos que señalen las leyes”. Leyes entre las que se encuentra la norma que regula el Régimen Electoral y que, en su artículo 197, recoge la moción de censura del alcalde con peculiaridades como el aumento de la mayoría absoluta en el caso “de que alguno de los proponentes (...) formara o haya formado parte del grupo político municipal al que pertenece el alcalde cuya censura se propone”. 

Esta circunstancia afecta a los dos concejales de Nueva Canarias en la Corporación, que hasta esta misma semana formaban parte del gobierno municipal y, junto a los concejales del PSOE y de Sí Se Puede, del grupo mixto desde el pasado 15 de junio de 2019. Esto provoca que la mayoría absoluta exigible para aprobar la moción de censura se incremente de seis a ocho votos.

La suma de Nueva Canarias con los cinco ediles de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) daría como resultado siete miembros, uno menos de lo exigido. Así, al no disponer de la mayoría necesaria, según la Ley Electoral, la moción de censura contra Marrero no cumpliría los requisitos legales que establece el artículo 23 de la Constitución y que se engloba en la sección de los derechos fundamentales y libertades públicas. Es decir, el cese atentaría contra estos derechos.

El dilema que plantea el secretario municipal estriba en la consideración de “grupo político” en el texto de la Ley General Electoral. Según algunas opiniones, grupo político es aquel al que se adscriben los concejales, y partido político, aquel por el que concurren a las elecciones. La ley emplea los dos términos en sus diferentes pasajes, lo que a juicio de los representantes legales del alcalde, evidencia que al referirse a “grupo político” en el referido artículo 197, la ley hace referencia expresa a aquel al que se adscribieron los concejales al formarse la Corporación, en este caso, el mixto.

A este punto han llegado las desavenencias en el municipio gomero tras un camino recientemente marcado el miércoles por el relevo de competencias a los dos ediles de Nueva Canarias que fueron redistribuidas entre Sabina Rodríguez y los dos ediles de Sí Se Puede. El propio alcalde emitió un comunicado a lo largo del día resaltando que “desde el equipo siempre se intentó colaborar” con los destituidos, “no sólo con propuestas sino incluso elaborando sus proyectos, documentación o apoyándose en la tramitación de parte de sus expedientes o gestiones propias del desarrollo de sus áreas dada la parálisis de las mismas”. 

Marrero responde de esta manera a la nota de prensa difundida el lunes por los ediles de NC, Ángel Piñero y Pedro Dorta, en la que justificaban su iniciativa de censura en lo que llamaron empeoramiento de las condiciones en Valle Gran Rey a raíz de “una ausencia de decisiones políticas claras y un agravamiento de la inestabilidad del municipio”. Esa misma jornada firmaron la moción de censura ante notario y junto a la ASG y este jueves la interpusieron.

De prosperar esta solicitud de inadmisión, Christopher Marrero conservaría su sillón en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey aunque apoyado en minoría por los dos concejales de Sí Se Puede frente a los siete de ASG y Nueva Canarias. El capítulo que comenzó el 15 de junio del pasado año con el apoyo de Nueva Canarias y Sí Se Puede al candidato socialista y que se rompió este lunes para iniciar una moción contra el alcalde para poner al frente a Ángel Piñero sigue su curso.

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 20:59 h

Descubre nuestras apps

stats