eldiario.es

9

La exconcejala de Fiestas afirma que el concierto de Juan Luis Guerra se ajustó a la legalidad pero reconoce que hubo un "error humano"

La actual concejala de CC en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife asegura que la actuación no supuso sobrecoste alguno al presupuesto y contó con el visto bueno de la Intervención 

Glladis de León, José Manuel Bermúdez y Carlos Sáenz presentaron el escenario principal del Carnaval

Gladis de León, junto al exalcalde de Santa Cruz de Tenerife José Manuel Bermúdez

La concejal de CC-PNC y exconcejal de Fiestas en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Gladis de León ha defendido este martes que la contratación de Juan Luis Guerra para el Carnaval de la capital tinerfeña se ajustó a la legalidad, no supuso sobrecoste alguno al presupuesto y contó con el visto bueno de la Intervención. De León realiza estas afirmaciones en un comunicado en relación a las información publicada en Canarias Ahora acerca de las presuntas irregularidades en la contratación del cantante dominicano Juan Luis Guerra en la última edición del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife.

El Ayuntamiento, cuando el área de Fiestas estaba en manos de Coalición Canaria y faltaban tan solo 76 días para las elecciones locales del pasado mes de mayo, pagó 427.837 euros por la actuación, una cuantía que no coincide con el coste establecido en el pliego de prescripciones técnicas que obra en el expediente: 339.021 euros. Según ha informado Canarias Ahora, la cifra finalmente pagada aparece en un pliego que no figura en la Concejalía de Fiestas, algo que, según ha declarado hoy la alcaldesa de la ciudad Patricia Hernández (PSOE) va a ser investigado.

Gladis de León, sin embargo, señala que la contratación se ajustó a la legalidad y que cumplió con todos los requisitos exigibles, "como no podía ser de otra manera". Dicha contratación, junto a la del grupo Orishas, se realizó, según el comunicado de De León, conforme a la ley de Contratos del Sector Público y a la vista del objeto y prestaciones para la realización de un evento musical y su calificación corresponde a la de un contrato de servicios.

Explica que en este caso su razón es de carácter privado y el procedimiento de adjudicación se efectuó a través de un negociado sin publicidad, como representación artística única para los que la carta de exclusividad correspondía a Alfredo Moré.

Dicho expediente pasó la fiscalización previa de Intervención, igual que los dos pagos posteriores, según la versión de Gladis de León, quien indica que dentro de las condiciones pactadas con el representante para España de los artistas figuraba la realización de dos pagos. El primero era un adelanto del 50 por ciento del importe (250.597,16 euros) para la gestión de pasajes, visados, habitaciones de hotel y otros, lo que fue "correctamente fiscalizado" por Intervención, y un segundo pago con el 50 por ciento restante, una vez celebrado el concierto, en el plan de pagos del Organismo de Fiestas, fiscalizado igualmente por Intervención.

La ex concejal de Fiestas asegura que el importe barajado fue siempre de 501.000 euros.

Un "error"

Sin embargo, De León admite que hubo un "error humano" por el que se envió a través del portafirmas un archivo erróneo a la Gerencia por parte de asesores jurídicos del Organismo de Fiestas. En concreto, un pliego de cláusulas técnicas que se pasó a la firma sin concluir las negociaciones "obrando las cantidades auténticas en el pliego de cláusulas administrativas debidamente fiscalizado". Es decir, se envió para su aprobación y firma un documento con unas cifras más bajas que las que finalmente se pagó, y ese envío, según De León, fue por "error".

La exconcejala afirma también que el Organismo de Fiestas no determina en estos casos el importe de la contratación de los artistas, sino que "son sus representantes los que ponen precio para sus actuaciones" y que "consultados presupuestos anteriores y ofertas de artistas similares" pudo constatarse que "se movían en las cifras indicadas", ha defendido.

Una vez comprobado que era Alfredo Moré quien disponía de la exclusividad para la contratación de estos artistas, el Organismo de Fiestas, siempre según la versión de Gladis de León, procedió a los pagos como establece la ley y Radio Club Tenerife se dedicó a las labores de difusión y promoción del evento con acuerdos comerciales con el área de Fiestas.

Añade que la afirmación del actual concejal de Fiestas, Andrés Martín, respecto a que el presupuesto del área se ha visto comprometido para llegar a fin de año "no se ajusta a la realidad", puesto que el anterior equipo gestor "dejó comprometidos, con la financiación correspondiente, actos como el concierto de Los 40 Principales, la Fiesta de la Cerveza, el primer pago a los grupos del Carnaval, el gasto de Navidad y Fin de Año y las fiestas patronales, además de gastos generales y unos 120.000 euros más para imprevistos".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha