El acceso al barranco de Masca seguirá cerrado al menos hasta marzo próximo

Vista del caserío de Masca, en Buenavista del Norte (Tenerife)

El Cabildo de Tenerife prevé que el barranco de Masca aún siga cerrado hasta el mes de marzo, aproximadamente, tiempo previsto para que culminen las obras de acondicionamiento y entre en vigor el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa el presidente de la corporación, Carlos Alonso, quien ha dado cuenta del gasto de 859.000 euros en las obras de acondicionamiento y seguridad del paraje adjudicadas a Tragsa, que tienen un plazo de ejecución de seis meses.

Las obras comprenden actuar en el sendero y recuperar algunos caminos tradicionales, crear tres puntos de control de visita y la redefinición del centro de visitantes en el caserío y la mejora de su accesibilidad.

En paralelo a las obras, ha dicho que se va a definir el modelo de uso, siguiendo un esquema similar al del barranco del Infierno, en Adeje, con visitas reguladas y limitadas, una vez se defina la capacidad de carga.

Asimismo, ha dicho que se harán nuevas obras en el embarcadero para que se pueda utilizar de forma ordinaria -las actuales han sido de emergencias-, se ejecutará un peatonal en la zona de llegada al caserío, se construirán aparcamientos y se limitará el acceso a las guaguas de gran tonelaje, potenciado vehículos más pequeños.

En su opinión, el nuevo modelo de gestión de Masca "va a ser un antes y un después", tal y como ha ocurrido con la regulación de las visitas a Punta de Teno.

Alonso sí ha dejado la puerta abierta a que se pueda abrir el tramo inferior del barranco si las obras llevan un buen ritmo de ejecución, con el fin de satisfacer la demanda de las empresas de ocio náutico de la zona.

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2018 - 19:55 h

Descubre nuestras apps

stats