El Hospital de La Candelaria, epicentro de la detección de las variantes de COVID-19 en Canarias

Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, en Tenerife

El Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, en Tenerife, será epicentro de la detección y secuenciación de las distintas cepas de COVID en Canarias, desde que la Red de Vigilancia Genómica, del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, dicte los parámetros para medir la incidencia de las distintas variantes: la británica, la sudafricana o la brasileña.

El último estudio, realizado por el servicio de Microbiología del hospital y el ITER, y para el que se tomaron más de 300 muestras sospechosas de portar alguna de estas variantes, demostró que el 12% de los casos eran de B.1.1.7 -la variante británica- y se continúa sin detectar casos de la cepa sudafricana o brasileña en las islas. Sin embargo, este dato solo demuestra el correcto funcionamiento de las técnicas para secuenciar la enfermedad, "no es significativo o representativo de lo que ocurre en Canarias", aclaran fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional a este medio. Esto se debe a la falta de un método concreto para todas las comunidades, que deberá establecer el Ministerio de Sanidad y que aún se encuentra en fase de debate.

El principal objetivo, en estos momentos, es poner a prueba las técnicas para secuenciar las variantes, agregan desde Sanidad y aseguran que, "desde que la Comisión Técnica defina los parámetros, se notificará de forma correcta la presencia de las variantes de la COVID en Canarias". Entre esos parámetros, será fundamental la manera de recoger las muestras, "por ahora se han elegido casos que resultan sospechosos, pero sin un criterio claro".

Primeros casos detectados a finales de enero

El servicio de Microbiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y el ITER, del Cabildo de Tenerife, secuenciaron la variante británica del virus entre diciembre y enero y concluyeron que, en ese momento, de las 100 muestras elegidas, 49 eran de cepa británica, mientras que no se detectaron ninguna de la brasileña ni la sudafricana.

De estas 49 muestras, cuatro procedían de la isla de Lanzarote y 34 de Tenerife, donde se incluyen los casos vinculados al brote detectado en La Palma a finales de diciembre.

La Consejería precisa que las medidas de contención de esta variante del coronavirus son las mismas que para el resto de variantes: mascarilla, higiene de manos, distancia interpersonal, limitar el número de personas con quienes se relaciona, elegir siempre que se pueda aire libre o espacios bien ventilados y quedarse en casa si se tienen síntomas, se está esperando el resultado de una prueba diagnóstica o se ha tenido contacto con alguna persona con COVID-19.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats