El reconocido botánico canario Wolfredo Wildpret ya tiene su calle en Tenerife

Wolfredo Wildpret, catedrático emérito de Biología

La vía Catedrático Wolfredo Wildpret forma parte ya del callejero del municipio de El Rosario. Enclavada en La Esperanza, entre las calles El Roquillo y Madroño Goteras, esta calle, recientemente urbanizada, hace de frontera entre la Villa y la zona de monte por lo que no es algo trivial que fuera designada para rendir homenaje al catedrático emérito de Botánica de la Universidad de La Laguna (ULL), Wolfredo Wildpret. En la jornada en que se conmemora el Día Mundial de la Naturaleza se desarrolló el acto protocolario que materializaba el acuerdo unánime del Pleno del Ayuntamiento de El Rosario de febrero de 2021.

En la ceremonia estuvieron presentes el alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, el segundo teniente de alcalde e instructor del expediente de honores, Fidel Vázquez, el resto del Gobierno local, la Vicerrectora de Proyección, Internacionalización y Cooperación de la ULL, Lidia Cabrera, el juez de paz, familiares, colegas de profesión y vecinos y vecinas que no quisieron perderse el homenaje.

Tras la lectura del acuerdo plenario y el descubrimiento de la placa, el profesor Wildpret fue obsequiado con una metopa y una manta esperancera, como símbolo vernáculo del Municipio. El primer edil Escolástico Gil destacó la figura de Wolfredo Wildpret y detalló que “no es casualidad que designemos a esta calle con el nombre de una persona que tanto ha trabajado por la conservación del medioambiente y por la divulgación del bosque del Adelantado, pues aquí nace el barranco de La Fuente que atraviesa nuestro querido bosque, ese que Wolfredo, con sus conocimientos, me ha hecho admirar, si cabe, aún más.”

Por su parte, el catedrático Wolfredo Wildpret, vecino de Radazul desde hace casi 30 años, reconoció sentirse “muy agradecido” por el reconocimiento del Ayuntamiento y, tras cubrirse con la manta esperancera, recordó la estampa de su padre con esta misma prenda tan significativa cuando él solo era un niño. Además, tuvo especiales palabras de cariño para su esposa, la profesora titular de Botánica de la ULL, Victoria Eugenia Martín, con la que precisamente contrajo matrimonio en El Rosario, tal y como recordó, y a su hijo “que es un rosariero de pro”.

 También el segundo teniente de alcalde, Fidel Vázquez, como instructor del expediente de honores y distinciones, tomó la palabra para glosar la figura del homenajeado, quien, entre otras distinciones, es Premio Canarias de Investigación, doctorado Honoris Causa por la Universidad Leibniz de Hannover (Alemania) y Premio César Manrique de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats