La portada de mañana
Acceder
La erupción que destruyó el trabajo de toda una vida en la cumbre de La Palma
Podcast - Estreno de 'Un tema Al día': Ha nacido un volcán
Opinión - Cuando la lava deje de fluir, por Esther Palomera

Detenido en Tenerife por la compraventa ilegal de armas

Armas de fuego intervenidas - GUARDIA CIVIL

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Información, en el marco de la operación Ferro, han detenido en Tenerife a una persona por importación ilegal de armas de fuego y sus piezas fundamentales desde un país europeo con el fin de rehabilitarlas y ponerlas en funcionamiento para su venta y uso ilícitos.

El detenido contaba con antecedentes policiales previos por tenencia ilícita de armas y tráfico de armas de fuego. Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 4 de Arona, el cual dirigió la operación.

La investigación se inició el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil detectó el envío de un paquete postal desde un país europeo, con destino al detenido, que contenía cartuchería metálica de origen serbio utilizada habitualmente en fusiles de francotirador y ametralladoras ligeras, vulnerando los procedimientos legales y de controles para este tipo de envíos.

Se pudo comprobar que el detenido, a través de portales de venta online, importaba ilegalmente armas de fuego incompletas o por partes, así como cañones y otras piezas fundamentales, que posteriormente ensamblaba, consiguiendo con ello tener a su disposición armas de fuego sin registrar en España, alguna de las cuales incluso carecía de numeración.

En el registro practicado en su domicilio se descubrió un taller clandestino donde realizaba la manipulación y ensamblaje de las armas que adquiría por piezas, así como la recarga de cartuchería. Se han intervenido diversas armas de fuego, completas o en proceso de fabricación, piezas fundamentales de armas de fuego, numerosa cartuchería metálica de diferentes calibres (incluidas municiones de guerra), así como piezas y mecanismos utilizados para la recarga casera de munición. Entre los efectos intervenidos también se encontraron cerillas eléctricas, sustancias precursores de explosivos, una mina anticarro y detonadores caseros, éstos últimos usados para explosionar cargas explosivas y dispositivos de explosión.

Amplios conocimientos sobre armamento

El detenido, catalogado por los investigadores de la Guardia Civil como un "experto armero", a pesar de que carecía de la preceptiva autorización para ello, contaba con un excelente conocimiento técnico de las armas de fuego, sus características, piezas y funcionamiento, que le cualificaba hasta tal punto de llegar a reconstruir las mismas a partir de sus piezas y a modificar las medidas de inutilización que presentaban para convertirlas en armas dispuestas para hacer fuego real.

Entre los efectos incautados se han encontrado rifles, revolver, pistola lanza bengala, cañones de revolver y arma larga, detonadores caseros, una mina anticarro, y diversa cartuchería.

Esta operación es fruto del control exhaustivo sobre las armas enmarcado dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) que lleva a cabo la Guardia Civil, al tener en exclusiva la competencia sobre el control de las armas y explosivos, siguiendo muy de cerca y analizando las diferentes conductas ilegales que se cometen en este ámbito, donde en algunas ocasiones, como en ésta, acaban derivando en ilícitos penales que dan lugar a investigaciones judiciales de este tipo.

Esta lucha contra el tráfico de armas y explosivos y sus posibles vinculaciones con las organizaciones terroristas y grupos criminales, hacen que la lucha contra esta amenaza sea una de las prioridades tanto del Actual Ciclo Político de la Unión Europea, en la cual precisamente la lucha contra esta amenaza es liderada a nivel Europeo por la Guardia Civil en calidad de DRIVER del EMPACT de Armas de Fuego, así como de la estrategia de seguridad nacional.

Por estos motivos, desde el Servicio de Información de la Guardia Civil se viene realizando un constante esfuerzo para detectar y neutralizar los canales de suministro ilegal de las mismas, tal y como evidencia que en los últimos cinco años el Servicio de Información haya desarrollado más de 92 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 435 personas detenidas, más de 4.845 armas de fuego incautadas (muchas de ellas de guerra) y 609.625 cartuchos metálicos intervenidos, 188 kilos de sustancias explosivas, más de 700.000€ en metálico y 20 talleres clandestinos desmantelados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps