Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El coste laboral por trabajador en Cantabria fue de 29.754 euros en 2020

Archivo - Trabajadora del sector servicios.

EP

PALMA —

0

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

El coste laboral por trabajador en términos netos fue en Cantabria de 29.753,9 euros en 2020, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), que completan los obtenidos trimestralmente a partir de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL).

Se trata del sexto coste más elevado por comunidades, que encabeza la de Madrid con 37.124,53 euros, y se sitúa justo por debajo del medio nacional, que asciende a 30.965,76 euros.

El coste en Cantabria representa una disminución del 2,1% respecto del año anterior, en línea con la del conjunto del país, según ha publicado este miércoles el Instituto nacional de Estadística (INE).

En términos generales, el coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 31.150,20 euros, lo que supone una disminución del 2,1 por ciento respecto del año anterior.

Si se restan las subvenciones y deducciones que se recibieron de las Administraciones Públicas, se obtiene un coste neto de 30.965,76 euros, con un descenso anual del 2,1 por ciento.

Según los mismos datos, las actividades económicas con mayor coste laboral anual fueron Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (79.544,22 euros), Actividades financieras yde seguros (66.843,52) e Información y comunicaciones (54.195,06).

Por el contrario, Hostelería (13.323,24 euros), Otros servicios (20.807,73) y Actividades administrativas y servicios auxiliares (21.192,04) y tuvieron los costes más bajos.

Durante 2020 y debido a las medidas de apoyo a los trabajadores como consecuencia de la pandemia COVID-19, se vivió una dualidad en el empleo de las empresas.

Convivieron trabajadores remunerados con salarios que continuaron trabajando, bien presencialmente o a distancia, y trabajadores acogidos a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo(ERTE), que siguieron perteneciendo a la plantilla de sus empresas, pero no fueron remunerados con salarios sino con prestaciones aportadas directamente por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y, en algunos casos, complementadas por las propiasempresas.

Como consecuencia de ello, la masa salarial total percibida por los empleados no guardó relación con el número total de efectivos de las empresas, pues aunque solo una parte de ellos recibieron rentas salariales, todos estuvieron dados de alta en las plantillas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps