Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Juzgan este miércoles a un acusado de contactar con adolescentes en Instagram y proponerles sexo a cambio de dinero

Tribunal Superior de Justicia de Cantabria

elDiario.es Cantabria

0

La Audiencia de Cantabria juzgará este miércoles a un hombre acusado de un delito de explotación sexual y corrupción de menores por contactar con cuatro adolescentes a través de Instagram y proponerles sexo a cambio de dinero, hechos por los que la Fiscalía le pide 20 años de prisión.

El juicio se celebrará a partir de las 10.00 horas en la Sección Tercera de la Audiencia.

El ministerio público señala en su escrito de conclusiones provisionales que el procesado, que padece una discapacidad intelectual que le afecta levemente, contactó a través de una cuenta de Instagram con cuatro chicos, de entre trece y quince años de edad, a los que les propuso “en numerosísimas ocasiones” encontrarse para mantener relaciones sexuales.

“Con el fin de convencerles de que accediesen a sus reiteradas peticiones, les ofreció diversas cantidades de dinero, que sin embargo los menores no aceptaron”, añade el fiscal en su informe inicial.

Para esta parte, los hechos constituyen cuatro delitos continuados de explotación sexual y corrupción de menores, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de la responsabilidad penal de alteración mental.

Así, la pena solicitada para cada delito es de cinco años de prisión, así como siete de alejamiento y prohibición de comunicar con los adolescentes, diez de libertad vigilada y veinte de inhabilitación para desempeño con menores.

Y como indemnización, la Fiscalía pide mil euros a cada perjudicado por el daño moral.

TRÁFICO COCAÍNA EN CARTES

Por otro lado, la Audiencia Provincial también acogerá este miércoles, en la Sección Primera y a partir de las 12.00 horas, un juicio por un delito contra la salud pública a un hombre acusado de traficar con cocaína en Cartes.

Según el fiscal, el implicado fue sorprendido en la vía pública tras entregar a otra persona un pequeño envoltorio que contenía dicha sustancia.

Considera que los hechos constituyen un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño, merecedor de tres años de cárcel y 70 euros de multa.

Etiquetas
stats