El porcentaje de 'ninis' subió más de medio punto en Cantabria el pasado año

Imagen de tres jóvenes caminando por un paseo.

El porcentaje de jóvenes de 15 a 29 años que ni estudia ni trabaja ha aumentado en seis décimas en Cantabria, situándose en 2020 en un 13,7% frente al 13,1% de 2019. Aún así, este incremento está por debajo del repunte medio del 17,3%, 2,4 puntos más que el año anterior, el primero en el país desde 2013; y es el sexto más bajo de todas las comunidades.

Así lo pone de manifiesto la ampliación de datos educativos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este martes por el Ministerio de Educación y de Formación Profesional, con información del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, se rompe la tendencia decreciente desde 2013, cuando se alcanzó el valor máximo de la serie (22,5%). Desde aquel año, el porcentaje de 'ninis' ha ido bajando al 20,7% en 2014, al 19,4% en 2015, al 18,1% de 2016, al 16,4% en 2017, al 15,3% en 2018 y al 14,9% en 2019. Es decir, es el porcentaje más alto desde 2017.

El porcentaje de 'ninis' es el mismo para hombres y mujeres, un 17,3%, aunque el descenso de este indicador desde 2013 ha sido algo mayor para los hombres (5,2 puntos menos) que para las mujeres (4,8 puntos).

Según el Ministerio, este incremento de jóvenes que ni estudian ni trabajan está relacionado con la menor tasa de empleo en este tramo de edad, puesto que el porcentaje de la población que estudia o se forma sigue subiendo hasta llegar en 2020 al 57,3%, 0,7 puntos más que en 2019.

Sin embargo, el porcentaje de jóvenes ocupados que no están formándose baja más de tres puntos, del 28,5% en 2019 al 25,4% en 2020, en un contexto de caída generalizada del empleo como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Atendiendo al nivel de formación alcanzado, el impacto de la evolución del mercado laboral ha sido mayor en el caso del colectivo de los jóvenes que poseen el nivel de Educación Secundaria de segunda etapa o Educación Superior, donde el porcentaje de los que no estudian ni trabajan se ha incrementado en 2,7 puntos con respecto a 2019, hasta el 14,5%.

Asimismo, se mantiene estable el porcentaje de aquellos que participan en educación-formación, que en los últimos años se sitúa en torno al 55% (54,4% en 2020), en contraposición a los jóvenes con nivel educativo inferior, donde el aumento del porcentaje de aquellos que no estudian ni trabajan ha aumentado en menor medida (2,2 puntos), hasta el 21,1%, y el porcentaje de aquellos que participan en educación-formación continúa con una clara tendencia ascendente, aumentando 1,8 puntos en 2020 hasta alcanzar el 61,4%.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 14:02 h

Descubre nuestras apps

stats