Las residencias cántabras registran más de 700 positivos con COVID

Internos en una residencia de personas mayores. EFE/Pablo Martin

Las residencias cántabras suman en estos momentos más de 700 contagios, de los que más de 500 son de usuarios y el resto de profesionales, con lo que la tendencia se mantiene al alza.

Así, en los últimos tres días, la cifra de casos ha crecido en 132, situándose en un total de 703, de los que 511 corresponden a residentes -32 de ellos hospitalizados- y 192 a trabajadores, según datos facilitados por el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), actualizados hasta la tarde del sábado.

Varios centros superan el medio centenar de casos, como son el CAD de San Miguel, en Meruelo, con 53 usuarios afectados, tres de ellos hospitalizados, y 6 profesionales; la residencia Orpea Santander de Camargo, también con 53 (44 usuarios -2 de ellos ingresados- y 9 trabajadores).

Un total de 52 hay en la residencia Padre Menni de Cueto, en Santander, donde están contagiados 40 usuarios y 12 integrantes de la plantilla, los mismos que en San Francisco II de Reinosa (47 residentes y 5 profesionales).

También cerca de medio centenar hay en la residencia Virgen de la Barquera, en San Vicente de la Barquera, donde hay 43 usuarios afectados, uno de ellos ingresados, y 4 trabajadores, o en Virgen del Faro de Santander, con 34 contagiados entre los residentes (2 en el hospital) y 12 profesionales.

Otros centros con un elevado número de casos son la residencia Santa Ana de Santoña, con 27 residentes contagiados y 6 trabajadores, o Santa Lucía, con 19 casos entre usuarios y 9 entre el personal. Un total de 24 positivos hay en la residencia de La Loma de Castro Urdiales y 37 en Las Anjanas de Los Corrales de Buelna.

La nota positiva es que el brote que se ha registrado en los últimos días en la residencia San Cipriano de Santa Cruz de Bezana, donde hubo en torno a un centenar de personas entre usuarios y trabajadores afectados, ha remitido, y ya hay solo infectados 6 residentes y 10 trabajadores.

Hace unos días, el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, explicó que la mayoría de los usuarios positivos en las residencias son asintomáticos, por lo que, según dijo, la “mayor preocupación” de las consejerías de Sanidad y Empleo y Políticas Sociales está en las bajas del personal y en las “dificultades” para reemplazarlos. Las residencias cántabras suman en lo que va de pandemia 2.864 positivos de residentes y 296 fallecidos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats